Revista Cine

[Animaníacos] Cuando el viento sopla: conciencia bajo la forma de un dibujo

Publicado el 21 noviembre 2013 por Despiram @FrikArteWeb

FrikArte

[Animaníacos] Cuando el viento sopla: conciencia bajo la forma de un dibujo


Almudena J.Virosta 21 noviembre, 2013 0 [Animaníacos] Cuando el viento sopla: conciencia bajo la forma de un dibujo

Raymond Briggs es mundialmente conocido por ser uno de los ilustradores infantiles de más prestigio. Su técnica dulce y naif hacen que quien conoce su obra pueda reconocer el resto , como ocurre con The Snowman o Father Christmas. Pero sin duda, la obra más fascinante de Briggs puede ser el tebeo When the wind blows (Cuando el viento sopla). Fue llevada al cine de animación, como muchas otras de sus obras, en 1986 por J. Murakami (The Snowman; Las crónicas de Narnia).

Me atrevería a decir que estamos hablando de una de esas películas, que por mucha objetividad con la que se trate, marcan una época en cualquier época. Cuando el viento sopla es capaz de transportarnos en cualquier momento al sentimiento que el mundo vivió en los 80, no solo por los hechos que abarca la cinta, sino porque es magistralmente extrapolable a los sentimientos de hoy respecto a las relaciones diplomáticas.

Pero el comienzo de la película nos hace entender donde realmente nos ubicamos, y es precisamente el contraste entre las imágenes reales del principio seguidas de tan agradables dibujos los que nos descolocan. Ésta es la primera pista de lo que pretende hacernos entender la película. La historia se centra en una pareja de ancianos retirados en la campiña inglesa, Jim y Hilda Bloggs (inspirados en los propios padres de Briggs). Afables, simpáticos e ingenuos, el matrimonio nos muestra según progresa la película su condición personal y política: fiel, prudente y confiada. Para el matrimonio Bloggs la vida ha sido lo que ha tenido que ser, ni más ni menos. Su hijo es un buen hombre, que según dejan entrever en los diálogos es alguien correcto. Quizá sea “correcta” la palabra que defina su modus vivendi

Nos ubicamos en los 80, momento de desesperanza y desesperación por la Guerra Fría. Soviéticos y capitalistas estaban en los titulares y cabeceras de cada medio de comunicación. La amenaza de una guerra nuclear se convirtió en la gran pesadilla. Jim y Hilda, no serían menos que todos aquellos que no durmieron ante esto. Las noticias que llegan a casa de los Bloggs no son más que pura propaganda y palabrería política, y desafortunadamente, los Bloggs son el reflejo del rebaño de ovejas que no pregunta por un enemigo, no pregunta un porqué, no conoce la historia, solo acata las “instrucciones” de los panfletos, pues su gobierno “solo” tiene la intención de protegerles y seguro que acatar esos “consejos” son lo mejor. En la película se nos muestra como algo tan horrible como la manipulación del medio de comunicación era algo normal en la vida de aquellos años (y va a seguir siendo recurrente mientras los medios existan).

He escuchado en numerosas ocasiones que son graciosos los personajes, que la cinta resulta un tanto cómica en ocasiones e incluso que la gente ignorante es lo que tiene. Si bien la entienden, descubrirán que la película pretende justamente lo contrario. Estamos hablando de la historia del día a día de aquel periodo, en el que el enemigo “era muy malo” y el gobierno “no tiene ningún tipo de interés por encima de nuestra protección”. La película pretende mostrar la oscuridad y perversión de ese gobierno, no se me ocurren dos mejores palabras para definirlo, ante un conflicto de intereses tan grande como el que existió con la Guerra Fría, aunque realmente en cualquier conflicto gubernamental, como se dijo antes. El gobierno de los Bloggs mantiene unos intereses que evidentemente no va a demostrar, o al menos, si es un poco inteligente, tratará de ocultar lo mejor posible.  No se trata de maniqueísmo como se ve en otras películas, Cuando el viento sopla va más allá que esto, deja ver mucho más de esa dualidad bien y mal, porque nos deja ver claramente que aunque sea lo que se muestre hay una escala de grises bien marcada, que a día de hoy es más probable ver en nuestra sociedad y situación política que en otras épocas.

Quizá el detalle más visible de todo esto es en el momento en el que el matrimonio comienza a sufrir los daños de la radiación mientras siguen intentando protegerse de situaciones como, el propio Jim cuenta, la de JapónPero en Japón después de la bomba la gente seguía muriéndose durante muchos años”, a lo que Hilda contesta que no habrían tomado precauciones. Segundos antes de éste diálogo en concreto comenzaba a llover,  ante la pregunta de su esposa sobre si podrían beber agua de lluvia, Jim contestaba que sí porque el agua de lluvia es lo más puro que existe. Más tarde, Jim explica como el gobierno les pondrá medicamentos y tratamientos una vez pase todo esto y estarán como nuevos. De hecho, la película animada comienza con unos colores cálidos, muy agradables y vivos que se tornan azules y grises conforme la película avanza, además de los movimientos de los personajes, ralentizados hacia el final como anticipe de lo que viene.

El final es completamente devastador y su carga antibelicista completamente insuperable. Desde Animaníacos os invitamos a no dejarla pasar.

Además de su maravillosa banda sonora compuesta por Roger Waters (Pink Floyd) y David Bowie, su técnica combinada en stop-motion y animación 2D es completamente espectacular. Como curiosidad, la película se abordó mediante maquetas que fueron usadas para que los movimientos de cámara fueran reales, como giros de 360 grados. Los dibujos se proyectaron en ésta y se rodó. Se combinaron otras técnicas además, como la fotografía pintada.

Cuando el viento sopla es una película para los adultos, para todos aquellos con inquietudes político-sociales o meramente humanas, para los estudiosos y para los que no lo son. Pero me parece especialmente recomendable para aquellos padres que pretendan inculcar una educación emocional y social a sus hijos, para que estos aprendan a elegir y a cuestionar (para que el padre la comprenda y se conciencie, no es una película para un niño, son cosas diferentes).

[Animaníacos] Cuando el viento sopla: conciencia bajo la forma de un dibujo

[pinit]
votar
Share on Tumblr
Email Share
ETIQUETAS » Animaníacos, David Bowie, Murakami, Opinión, Pink Floyd, PortadaOK, Raymond Briggs, Roger Waters, When the wind blows Escrito en » Animación, CINE, Opinión

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas