Revista Baloncesto

Anna Palma: "La confianza me juega malas pasadas. Si dudo un poco, no la meto"

Publicado el 05 diciembre 2018 por Toni_delgado @ToniDelgadoG
Cronómetro de Récords entrevista a la alero del Cadí La Seu 

Anna Palma: confianza juega malas pasadas. dudo poco, meto

Anna Palma, tras el partido. Foto: Toni Delgado / Cronómetro de Récords. 


Toni Delgado / Sant Adrià de Besòs

Aunque esté hablando muy en serio, durante la entrevista parece que, en cualquier momento, Anna Palma (la Seu d'Urgell, Lleida, 2000) se pondrá a reír. Lo hace con frecuencia. Se nota que la nueva alero del Cadí La Seu es feliz, a pesar, como todo el mundo, de sus inseguridades. "Ni cuando teníamos una buena ventaja [16-42 a los 23m 5s] nos olvidamos de que el Bàsquet Femení Sant Adrià [que llega a ponerse 50-55 liderado por Aina Ayuso y pierde por 50-59] nunca se rinde", asegura una Anna Palma que tampoco se rinde en su primera temporada en Liga Día. Ha jugado 7m 35s, repartidos en tres partidos.
—Cuando anunció su marcha del Segle XXI, Iván Torinos escribió esto de ti en Twitter: "Gracias, Anna Palma. Una gran satisfacción personal entrenar a gente tan trabajadora y buena persona como tú. Te deseo el mejor futuro posible". ¿Te ves reflejada en ese retrato?¡Sí! Me considero una currante. Iván ha sido una persona muy importante para mí y para mi crecimiento como persona y jugadora. Se lo tengo que agradecer todo. Le deseo que le vaya muy bien en Japón como entrenador de las Toyota Antelopes. —"Pretende hacer entender que es tímida y vergonzosa", comentaba sobre ti Toni Solanelles en una entrevista para [email protected] x el baloncesto femenino. [Risas]. Me da vergüenza todo. ¡Soy muy tímida! Poco a poco me voy soltando más... —¿Eres una tímida camuflada?Bueno... A primera vista puede parecer que no, pero hasta que no cojo confianza...  —Pues a mí no me estás pareciendo tímida.  Has tenido suerte. [Risas]. Normalmente sí lo soy. —A Toni Solanelles también le confesaste que eres "bastante cerrada". Tengo las ideas bastante claras, aunque a veces las puedo cambiar un poco. Sé cuál es mi camino: la constancia.  —Tienes los pies en el suelo y no haces castillos en el aire.  Prefiero no hacerme falsas ilusiones. —Tus expectativas son casi del día a día. Intento que sea así, pero a veces me imagino demasiadas cosas... Claro, quieres que todo te vaya bien, aunque no te puedes olvidar del trabajo duro ni tampoco de dónde vienes. —¿De dónde viene Anna Palma?De un pueblecito de la Seu d'Urgell. Allí le cogí el gustillo al  baloncesto. Me quiero dedicar a esto y compaginarlo con mi formación académica.  —¿Por qué educación infantil?Siempre me han gustado mucho los niños y niñas y quiero contribuir a su educación en una fase tan importante en sus vidas.  

—¿Qué cosas te han sorprendido más y cuáles te esperabas de la Liga Día? Vengo de Liga Femenina 2, que no tiene nada que ver con una Liga Día muy dura y repleta de jugadoras con mucha experiencia. 

—¿Qué estás aprendiendo de Bernat Canut y de las compañeras?Me cuesta mucho tener confianza en mí misma y tanto el entrenador como el equipo confían mucho en mí. Me arropan. Siempre que meto una canasta en los entrenamientos, chocan las manos conmigo. Bernat [Canut] no nos prohíbe tirar. Al contrario, nos insiste en que lo hagamos.  —Has jugado desde el banquillo. Te has dejado el alma animando. En el banquillo es lo que me toca. Me pongo muy nerviosa y tengo que sacar la energía de donde sea. [Risas]. —¿Cómo ha cambiado el Cadí La Seu desde que te fuiste al Segle XXI en 2013 hasta ahora? Me fui pequeña y no era consciente de todo lo que rodeaba al club. Sí que te puedo asegurar que ahora hay una muy buena familia y que todo el mundo nos apoya. En los partidos de casa el Palau d'Esports está lleno. El GAS [el grupo de animación del club] nos anima en todo momento, independientemente de que vayamos ganando o perdiendo por 20.  —¿Ya has escuchado tu ritmo de GAS?¡Sí! ¡Me gusta!—¿Cómo es, más o menos?Ahora no me acuerdo, pero siempre que lo escucho, me río. Me transmite confianza. La verdad es que estoy muy contenta en el Cadí La Seu. Hemos ganado cinco partidos y las tres derrotas han sido ante los tres primeros. Nos llevamos muy bien y eso se refleja en la pista. —¿Tienes alguna madrina en el equipo?Bueno... Ya conocía a Andrea Vilaró. Siempre me apoya mucho.  —¿Por qué Marta Montoliu y tú sois tan fans de Sofía Galerón? [Se ríe]. Coincidí con Sofía en el Segle XXI y nos llevamos muy bien. A ella también le cuesta confiar en ella misma. ¡Marta y yo le hicimos un club de fans y todo...! Bueno, en plan broma. Le escribíamos en Twitter para darle ánimos en el Mundial sub 17 [Zaragoza 2016]. —De coña, pero en serio... Sí, sí... Porque a Sofi... Me la quiero mucho. —En el Segle XXI hiciste muy buenas migas también Paula Ginzo. Es mayor que yo, aunque coincidimos varios años. Paula tiene las ideas muy, muy claras. Sólo hay que verla jugar. Sabe muy bien lo que hace.  —También compartiste la experiencia de la Blume con Carolina Mateo.Carol... ¡Madre mía! La conozco desde que teníamos 12 años y somos Zipi y Zape. Cuando nos juntamos... ¡La liamos!  —¿Por qué crees que casi todas vuestras compañeras de generación en el Segle XXI se han ido a Estados Unidos?Es una experiencia interesante porque allí les dan muchas facilidades para compaginar el baloncesto con los estudios. Les está yendo bastante bien. —Tú tenías muy claro que querías continuar aquí. Sí, porque me gusta mucho leer el juego. La Liga Día era la opción adecuada para mí.  —¿Tuviste más ofertas de otros equipos de la competición? Sí. —¿Del Bàsquet Femení Sant Adrià?[Dice que no con la cabeza]. —¿Se puede decir algún equipo?Bueno... Paso palabra... [Risas]. —¿Cuántos?Dos o tres. —Clubes que apuestan por las jóvenes. Uno podría ser el Araski, por ejemplo. No te lo diré... [Risas].  —¿Ir al Segle XXI ha sido la mejor decisión de tu vida?Sin duda. Cuando Ramon Jordana me lo planteó, no lo dudé. En el Segle XXI crecí. Todo cuanto consigo es gracias a ese proyecto.  —¿Crees que en el Segle XXI os educan también emocionalmente? ¿Os ayudan a ser más fuertes mentalmente?Sí. La propia experiencia así te lo exige: con 12, 13 o 14 años te vas de casa. Necesitas madurar sí o sí.  —¿Cogiste más confianza en aquella época?Sí. Antes tenía mucha confianza, pero, poco a poco, no sé por qué, la fui perdiendo... Cuando era más pequeña... —No le dabas tantas vueltas a la cabeza. Tal cual... Desde que empecé a pensar un poco... La confianza me juega malas pasadas. Si dudo un poco, no la meto. Aunque creo que mi tiro es bueno.  —En las redes sociales sueles poner bastantes frases filosóficas. Me ha gustado mucho ésta... A ver cuál dirás... —"Parece mentira..." "¡Los sueños que inventé!". Es de una canción [Para quererte un poquito más, de Michel Gurfi]. Es muy chula la frase. Intento encontrar reflexiones así en cualquier sitio.  —Merritt Hempe, sustituta de Cassie Oursler, tardó medio segundo en adaptarse al Cadí La Seu.  ¡Sólo hay que verla en la pista! Hempe, además, es súper maja y  cercana.  Enlaces relacionados Galería de momentos del Bàsquet Femení Sant Adrià-Cadí La Seu

GAS, el ritmo y el aliento del Sedis Bàsquet en la grada                                                

Galería de capturas del Cadí La Seu-Ensino                                        

Ariadna Pujol: "Si eres optimista y realista, todo te va mejor"                             

Galería de momentos de la final de la Lliga Catalana de Liga Femenina

Shay Murphy: "Con 39 años, Laia Palau defiende a tope, como si tuviera 21"

Andrea Vilaró, un carácter a prueba de todo

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas