Revista Economía

Aprende a computar los plazos, ¡no te la juegues!

Publicado el 29 agosto 2017 por Eautonomos @eautonomos

Aprende a computar los plazos, ¡no te la juegues!

¿Hasta qué día tengo para responder este requerimiento?, ¿desde cuándo empiezo a contar?, ¿son días hábiles o naturales?, estas son preguntas que todo contribuyente se hace cuando recibe alguna reclamación de información por parte de la Agencia Tributaria. En este post te las vamos a aclarar.

Normas generales

Las normas generales de cómputo de plazos aparecen relacionadas en el art.30 de la Ley de Procedimiento Administrativo Común (LPAC):

1. Plazos fijados por horas. Cuando los plazos se señalan por horas, se entiende que estas son hábiles. Y ¿qué son horas hábiles? Las horas del día que forman parte de un día hábil. Por ejemplo, si tenemos un plazo de 18 horas para presentar documentación a un concurso, y el requerimiento se realiza a las 18:24 h. del viernes, tendremos de plazo hasta las 12:24 h. del lunes siguiente (siempre que este lunes no sea festivo).

Los plazos expresados por horas se cuentan de hora en hora y de minuto en minuto desde la hora y minuto en que tenga lugar la notificación y no pueden tener una duración superior a veinticuatro horas, en cuyo caso se expresarán en días.

2. Plazos fijados por días. Cuando los plazos están señalados por días, se entiende que estos son días hábiles (se excluyen del cómputo los sábados, domingos y los festivos). Para que se consideren días naturales (en este caso se computarían todos los días incluyendo sábados, domingos y festivos) es necesario que la notificación así lo especifique. El cómputo se inicia a partir del día siguiente a aquel en el que tenga lugar la notificación.

3. Plazos fijados por meses o años. En este caso los plazos se han de computar de fecha a fecha, y aunque igual que en el caso anterior el plazo se inicia a partir del día siguiente a aquel en el que tenga lugar la notificación, el día final del plazo en el mes o año de vencimiento es el equivalente al día de la notificación. Pongamos un ejemplo, fecha de notificación: 23 de enero, plazo: 3 meses, día final del plazo: 23 de abril.

Otras reglas a tener en cuenta...

Sábados inhábiles

Desde el 02/10/2016, al entrar en vigor la nueva Ley de Procedimiento Administrativo, los sábados deben excluirse al computar los plazos de los procedimientos tributarios. Pero ¿qué ocurre con los procedimientos iniciados con anterioridad a esa fecha? Que los sábados siguen siendo hábiles. Esta nueva regla solo se aplica a los procedimientos iniciados con posterioridad al 02/10/2016.

Último día inhábil

Cuando el último día del plazo es inhábil, se entiende prorrogado al primer día hábil siguiente; en los plazos señalados por meses o años, si en el mes de vencimiento no hubiera día equivalente al inicial del cómputo, se entiende que el plazo expira el último día del mes.

El último día del plazo debe contarse entero, siendo irrelevante el dato de la hora; de modo que la presentación de escritos fuera de las horas de registro puede hacerse en la oficina de Correos.

Si un día resulta hábil en el municipio o Comunidad Autónoma en que reside el interesado, e inhábil en la sede del órgano administrativo, o a la inversa, se considera inhábil en todo caso.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas