Revista Salud y Bienestar

Asociaciones de padres reclaman los derechos de los bebés prematuros en la celebración del Día Europeo del Niño Prematuro

Por Fat
En la actualidad, más de 34.000 niños nacen prematuros cada año en España, una cifra que va en aumento en los últimos años. Por ello, desde hace dos años se celebra en toda Europa el mes de la prematuridad. EFCNI, la fundación europea para el cuidado de los niños prematuros, que agrupa a las Asociaciones de Padres de Europa, junto con la OMS promulgaron la celebración de este mes dedicado a difundir y concienciar a la sociedad sobre las necesidades de los bebés prematuros y sus familias.
Dentro de las diversas actividades que se han llevado a cabo, se encuentra la celebración del Día Europeo del Niño Prematuro. Este acto, que se celebra en nuestro país por segundo año consecutivo tras la buena acogida que tuvo entre los padres y profesionales el pasado año, se ha desarrollado en el marco de las II Jornadas Internacionales de Cuidados Centrados en el Desarrollo y la familia para profesionales de la especialidad que se han celebrado estos días en el Hospital 12 de Octubre de Madrid.
De manera pionera en España, todos los agentes implicados en el cuidado de los bebés prematuros, profesionales, médicos, enfermeras, psicólogos y padres han podido compartir unas jornadas en las que las Asociaciones nacionales de padres de hijos prematuros, Aprem y Prematura, han reivindicado las necesidades de estos pequeños bebés y de sus familias. La Celebración del Día Europeo del Niño Prematuro ha contado con la organización de una mesa redonda donde estas asociaciones han puesto de manifiesto sus demandas. Entre ellas han presentado los resultados del estudio "Demasiado pequeño, ¿demasiado tarde?" que presentaron ante el Parlamento Europeo el pasado mes de mayo y en que exponen la situación del cuidado y la asistencia neonatal en 13 países europeos así como los retos y necesidades asistenciales que estos pacientes y sus familias tienen según el país de nacimiento. El objetivo con el que se plantea la investigación poner de relevancia ante la política europea las necesidades de mejora en los cuidados de los prematuros, uno de los grupos de pacientes más vulnerables.
En el marco de esta ponencia, Carmen Fernández Etreros, madre de un niño prematuro y presidenta de APREM ha explicado "el nacimiento de un hijo prematuro hace que los padres sientan desconcierto, desinformación y miedo. Por ello vimos necesario reivindicar los derechos de estos bebés, formar a los padres y brindarles todo el apoyo para afrontar una situación cada día más común en nuestra sociedad"
Sobre el estudio europeo, Fernández comentó una de las principales conclusiones relativas a la situación en nuestro país "la situación en España presenta graves carencias en la atención a los nacidos prematuros derivadas de la falta de una política nacional. Por ello se solicita que se mejore la prevención de los partos prematuros, que se aumente y se forme el personal médico especializado, en particular al personal de enfermería y que se mejore la atención centrada en la familia.
Además se debería potenciar el seguimiento de los prematuros mediante apoyo económico y educativo adicional a las unidades de neonatología".
Para terminar el acto se contó con la participación de Patricia Gutierrez, una niña de 13 años que nació con 770 gramos de peso. Patricia, relató ante un auditorio repleto de asistentes, cómo es su experiencia como niña prematura. Sus dificultades, sus miedos y los retos a los que ha tenido que hacer frente desde su nacimiento. Muchos recuerdos procedían de las historias de sus padres, pero muchas otras de la propia experiencia y el espíritu de superación de una niña que nació más pequeña.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :