Revista Cuba

Barack Obama responde una contundente carta a gobernador chavista (por Gustavo Coronel)

Publicado el 28 marzo 2015 por Yusnaby Pérez @yusnaby

El blog RUNRUNES, recibió una copia de lo que sería la carta que Barack Obama enviara a Henri Falcón, gobernador del Estado Lara quien le había escrito antes una controversial carta al presidente de los Estados Unidos. Primero vamos a ver lo que sería la respuesta de Barack Obama y luego la carta inicial que envió Flacón.

*

De Obama para Falcón (por Gustavo Coronel)

Sr. Henri Falcón
Gobernador del Estado Lara
Venezuela

Apreciado Señor Falcón:

Gracias por su amable carta. La aprovecho para enviar un mensaje a todos los venezolanos, a fin de explicarles con claridad el significado de la amenaza que el régimen que ostenta el poder en su país – no el pueblo venezolano – representa para los Estados Unidos.

Es una amenaza que se deriva de las relaciones del régimen político venezolano con el tráfico de drogas y el terrorismo, ambos nexos debidamente comprobados por los servicios de inteligencia de mi país. Venezuela no representa una amenaza militar para los Estados Unidos, eso es evidente, ni es nuestra intención invadir su territorio, una idea que solo existe en la afiebrada imaginación del régimen de su país. Sabemos que el pueblo venezolano es pacífico, ya que bien lo ha demostrado en los últimos 15 años.

Comprendemos perfectamente que serán ustedes quienes tendrán que resolver sus agudos problemas económicos, sociales y políticos. Al sancionar a funcionarios del régimen venezolano por acciones que violan los derechos humanos de sus compatriotas, no estamos interfiriendo en los asuntos internos de su país, ya que las sanciones a estos funcionarios aplican a nuestro territorio y a los bienes que ellos puedan tener en nuestro territorio y en el sistema bancario internacional, del cual somos parte importante. Ya en 2012 nuestro país emitió la llamada Acta Magnitsky, para sancionar a funcionarios del régimen político ruso por violaciones de similar naturaleza, de manera que nuestra decisión no está dirigida de manera particular a Venezuela.

Por ello, pedirme, como usted lo hace, que derogue el decreto que sanciona a funcionarios del régimen venezolano está fuera de toda consideración. Nosotros no tomamos decisiones improvisadas. Es como si yo le pidiera a usted que definiese su ambigua posición frente al régimen político de su país.

Los Estados Unidos mantiene una defensa internacional de la democracia y de los derechos humanos. Por ello las sanciones a las cuales se refiere usted deberían ser aplaudidas por los amantes de la democracia, en lugar de ser vistas como una injerencia en los asuntos internos de Venezuela. Le recuerdo que su país es signatario de tratados de derecho internacional que tienen vigencia constitucional en su país. Desconocerlos equivale a colocarse en una posición de régimen forajido. Los derechos humanos no tienen fronteras, Sr. Falcón.

Le agradezco sus palabras sobre nuestras conversaciones con Cuba, país que viene de regreso de la larga noche que su país insiste en transitar y cuyo gobierno ha pedido nuestra ayuda para mejorar la situación económica de la isla, en base al quid pro quo de una democratización pari passu de su sistema político.

Sr. Gobernador Falcón: Como Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica apelo a su sinceridad como demócrata para que coopere con los amantes de la democracia y de los derechos humanos del hemisferio en lo que debe ser el pronto retorno de Venezuela al grupo de países donde prevalece el estado de derecho.

Con mis mejores saludos,

Barack Obama

*

Días antes, Falcón le había enviado esta carta al presidente de los Estados Unidos, la cual fue bien polémica en las redes sociales.

De Falcón para Obama

Sr. Barack Obama

Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica

Lo saludo con respeto y consideración, en mi condición de Gobernador del Estado Lara, con el objeto de referirnos al decreto ejecutivo firmado por usted mediante el cual se califica a nuestro país, Venezuela, como una amenaza para la seguridad de los Estados Unidos de Norteamérica, cosa que rechazamos contundentemente.

En primer lugar quiero decirle que Venezuela es un país pacífico, de hombres y mujeres que no quieren confrontación con ninguna nación, que apostamos a la paz y la solución de los conflictos por la vía del diálogo constructivo, y los instrumentos y espacios que nos ofrece la diplomacia, que no nos anima otra cosa que la búsqueda de un destino mejor para nuestra patria, siempre en medio de las mejores relaciones con nuestros vecinos, y en lo particular con la nación que usted preside.

Por ello le manifiesto claramente que Venezuela no puede ser considerada una amenaza para ninguna otra nación del planeta. Tenemos serios problemas internos que vamos a solucionarlos entre los venezolanos, en el marco de nuestra constitución y del principio de autodeterminación de los pueblos.

En mi caso mantengo claras y profundas diferencias con el gobierno del Presidente Nicolás Maduro y su partido. De hecho la organización que presido forma parte de la Mesa de la Unidad Democrática, instancia que agrupa a la más variada gama de partidos, movimientos y sectores que adversamos al oficialismo. Pero por encima de esas diferencias, existe un interés nacional que es el que nos mueve a escribirle esta misiva con la intención de solicitarle la derogatoria de ese decreto que seguramente va a traer consecuencias negativas no sólo para el gobierno sino para todos los venezolanos.

Somos partidarios de que nuestro país mantenga excelentes y constructivas relaciones con los Estados Unidos de Norteamérica, sobre la base de la igualdad de condiciones, la reciprocidad, el respeto mutuo, la cooperación y la autodeterminación. Un paso en la dirección de rectificar esa medida ejecutiva contribuiría sensiblemente a allanar el camino para que, sobre la base del diálogo franco y un procesamiento adecuado de las diferencias con el actual gobierno de Venezuela, se pueda iniciar una nueva etapa en las relaciones tanto con nuestro país como con una América Latina que hoy en día vive un promisorio proceso de integración, inspirado en los ideales de nuestro Libertador Simón Bolívar.

La normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba es un paso que habla positivamente sobre la madurez política de sus gobiernos, y envía señales sumamente optimistas para el resto de la región y el mundo, y para lo cual fue clave el apoyo y el aliento de Su Santidad el Papa Francisco, con quien recientemente sostuve un encuentro en la Ciudad de El Vaticano, con la finalidad de buscar caminos de entendimiento para resolver los grandes problemas que tiene nuestro país. Por ello tanto usted como el presidente Nicolás Maduro darían un paso favorable a consolidar un clima de entendimiento y comprensión mutuos si, aprovechando la próxima cumbre de las Américas a realizarse en Panamá, abren una ventana al diálogo directo y franco para discutir sus diferencias y buscar soluciones prácticas que vayan en beneficio de los dos países.

Apelo a su buena voluntad, a su condición de demócrata convencido a que tome un momento de su tiempo para escuchar el clamor de los venezolanos y del resto de América Latina, que hoy se pronuncian en favor de que sea dejada sin efecto la orden ejecutiva firmada por usted.

Atentamente,

Henri Falcón

Gobernador del Estado Lara


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :