Revista Ciclismo

Bell Super: tecnología punta aplicada a un casco perfecto para montaña

Por Rafael @merkabici

bell1

Definir al Bell Super como un mero casco para la práctica el ciclismo de montaña sería errar. ¿Por qué? Porque este elemento incorpora una serie de mejoras que le hacen erigirse como un producto realmente avanzado y situarse en primera línea en cuanto a los sistemas de protección que existen en la actualidad. Está claro que a nadie le ha pillado por sorpresa el buen trabajo realizado por una marca especializada en cascos, como es Bell, pero la conjunción de dureza, ligereza y ventilación que ha efectuado en este artículo es realmente digna de mención.

¿Por qué es tan destacado el Bell Super?

Uno de los sistemas que más ha llamado la atención de este casco es el Overbrow, de ventilación. En esencia, está configurado por nada más y nada menos que cuatro canales internos que, en todos los casos, tienen la entrada en la parte frontal. Esto de por sí garantiza un flujo de aire muy destacado pero, como es lógico, Bell lo ha complementado con un total de 25 orificios ubicados a lo largo de toda su estructura que permiten una “ventilación pasiva” a bajas velocidades, pero también una no excesiva cuando se rueda a varios kilómetros por hora. Es decir, en el casco confluyen hasta dos sistemas distintos que auspician una transpiración más que correcta y que ni mucho menos perjudican a la aerodinámica durante la práctica deportiva.

Easy AdSense by Unreal

bell3
Otro de los aspectos destacados, tanto para el ciclismo All-Mountain como -sobre todo- para algunas prácticas de esquí de montaña que requieren el uso de este tipo de elementos es su tecnología GoggleGuide, el cual permite un perfecto uso de las gafas, incluso de las de tipo máscara.

¿Por qué? Porque consta de un sistema de visera ajustable que permite su instalación y movimiento sin ningún tipo de problema. El ciclista se las podrá poner o quitar sin que encuentre como obstáculo la estructura del propio casco. Este producto incluye además un sistema de retención de las cintas o patillas de las gafas, de modo que no se produzcan movimientos inesperados.

Posibilidad de instalar una cámara de acción

bell1
Como prácticamente se exige en todos los cascos destinados a deportes en los que se produce cierta descarga de adrenalina, como ocurre frecuentemente en el ciclismo de montaña, el Bell Super incorpora un soporte especial para incorporar una cámara de acción. Es decir, ésa que capta de forma subjetiva lo que ocurre frente al usuario. En este caso, el fabricante ha optado por un sistema integrado que cuenta con una estructura bastante diferente a la de los clásicos soportes, que pueden llegar a romper la estética del artículo. Este sistema es compatible con las cámaras Go-Pro y Countour.

El casco pesa un total de 390 gramos, es decir, algo más que otros modelos precedentes. Sin embargo, Bell ha decidido sacrificar una parte de ligereza para conseguir una mejor ventilación. En el mercado ha sido lanzado en un total de tres tallas (S, M y L) de siete colores: negro y blanco; azul con inscripción verde; titanio (con un llamativo dibujo), blanco y plateado, verde brillante, blanco mate y, por último, rojo y negro. Los puedes ver en la web oficial. Su precio es aproximadamente de 95 euros, que parece bastante adecuado para un casco que se presume tan eficiente.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revistas