Revista Comunicación

Cada niño tiene la posibilidad de ser #Extraordinario

Publicado el 21 noviembre 2017 por Solano @Solano
Cada niño tiene la posibilidad de ser #Extraordinario

Con el dummie de la película en la sala jugué a pensar en lo extraordinario que es ser diferente. Foto: @ddbourne

¿Fueron ustedes matoneadores o fueron matoneados durante la etapa del colegio? Puedo decir que fui de los matoneados, no siempre, pero pasó. Cuando era niño y, aún entrada la adolescencia, sufría porque mis orejas eran desproporcionadas con respecto al resto de la cara. Sí, me veía mas orejón que ahora. Las burlas no se hacían esperar porque todos los niños tienen esa monstruosa capacidad de ser rudamente crueles, lo que pasa es que no todos la desarrollan ni a todos se les estimula, ni todos son malos disimulándola.

Ese sufrimiento lo llevé por años con estoica paciencia, más de la normal para una edad en la que las hormonas y factores externos como la presión de grupo podrían haber hecho que estallara. Con los años llegó la universidad y las burlas desaparecieron, tal vez porque no encontraron un ambiente que fuese caldo de cultivo o tal vez porque la cabeza creció a tono con mis orejas jejeje…

Hace unos días vi en una función en exclusiva, la película ‘Extraordinario’ (Se le tituló originalmente como Wonder, en inglés) del director Stephen Chbosky, y protagonizada por Julia Roberts, Owen Wilson y el talentoso niño Jacob Tremblay que relata la historia de August ‘Auggie’ Pullman, un niño que a pesar de sus deformaciones faciales (Síndrome de Treacher Collins), y luego de muchas cirugías, ingresa a la Escuela pública para escolarizarse y entrar en esa espiral de la educación formal. August sobresalía en el paisaje de rostros anodinos por esos rasgos que lo hacían ver diferente de todos y siempre buscaba ser invisible por lo que usaba un casco de astronauta. Las burlas de los demás niños le estimulaban esa idea de esconderse, de esconder las cicatrices que dejaba cada paso por el quirófano. Sin embargo, las cicatrices más profundas eran las que quedaban en la mente y en el alma con cada sesión de matoneo.

“terrible ser matoneado, si, pero y en el plano más autocrítico y quizá más incómodo ¿hemos imaginado que tal vez fuimos ese matoneador o que peor aún, nuestros hijos sean los malos de la película? ¿Qué estamos haciendo para asegurarnos de que no son ellos los que le hacen bullying a otros niños en los colegios o a través de redes sociales? Solo admitamos la probabilidad.

Sin hacer spoilers, puedo decir que la película tiene esa capacidad de conmover sin caer en la cuota fácil de la lástima. No fue difícil sentirme identificado con el sentimiento porque en diferentes medidas y escalas, muchos de nosotros hemos sido ese August, nos hemos sentido ese monstruo rechazado por otros y pocos (padres e hijos) tenemos la capacidad de hacer ver el valor de la diferencia, el profundo valor de aportarle al mundo desde la riqueza de lo diverso. Los colegios son una selva donde muchas veces prima el darwinismo social en sus más ásperas manifestaciones y allí gente buena, gente muy buena, puede ser maltratada y llevada a los extremos; la cosas no siempre salen bien. El reto de los sistemas educativos, en los que estamos también padres y maestros, es facilitar educar desde la diferencia, desde la diversidad.

Necesitamos cultivar más ambientes en los que ser diferente y hasta vulnerable sea un privilegio. Hasta lo dijo el Papa Francisco cuando vino a Colombia en septiembre de este año: “Somos vulnerables todos y necesitamos que esa vulnerabilidad sea respetada, acariciada, curada en la medida de lo posible y que dé frutos para los demás”. La vulnerabilidad es lo que nos hace más humanos.

Este 23 de noviembre se estrena en las salas de Cine Colombia, la película Extraordinario. Que sea un pretexto para que con un lindo y divertido guión basado en el libro ‘La lección de August’ que forma parte de la colección Wonder de R. J. Palacio (Raquel Jaramillo Palacio) una escritora estadounidense, hija de colombianos, reflexionemos sobre lo que hacemos y sobre lo que tal vez estamos dejando de hacer. 

Y si aún hoy te sientes ese monstruo piensa que sobresalir no deja de ser imposible cuando valoramos la diferencia.

Trailer oficial de la película


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :