Revista Deportes

Cañas anunció su retiró: se va un sinónimo de lucha del tenis argentino y mundial

Publicado el 27 marzo 2010 por Cuarentacero

Se retiró Gullermo Cañas (235º), uno de los jugadores con mayor sacrificio a la hora de jugar en una cancha de tenis. Odiado por los rivales de fuste, quienes terminaban sucumbiendo ante el estilo incanzable del hombre de Tapiales. Ayer, el argentino de 32 años decidió ponerle fin a una carrera de película, con muchas golpes y regresos.
Nunca se olvidarán los amantes de este deporte, a ese muchacho de garra y sacrificio, el mismo que era el gran candidato a ganar Roland Garros 2002, cuando fue eliminado en cuartos de final por el campeón de aquella edición, el español Albert Costa, a quien vencía por 4-2 en el cuarto set, hasta que el cuerpo le dijo basta y lo hizo ceder diez games de manera consecutiva, siendo derrotado en el quinto por 6-0. Previamente a ese encuentro, Willy se había cargado a Lleyton Hewitt (número 1 en ese momento) y al español Carlos Moyá.
El Masters Series de Toronto, en 2002, es el único título en esta especialdad, pero de gran valor por los rivales superados (Federer, Srichaphan, Kafelnikov, Safin, Haas y Roddick). A esto hay que sumarle 6 torneos ATP.
Una lesión en su muñeca en 2003 lo alejó de las canchas por 16 meses, llevándolo del puesto 7 al 275. En el 2004 volvió y llegó al puesto 11, siendo uno de los suplentes en el Masters de Shanghai, que reunía a los mejores del año, en lo que fue un regreso increíble.
Pero lo destacado de la carrera de este tenista, es que se sobrepuso a una acusacion por doping injusta y muy poco esclarecida, en donde el argentino siempre demostró seguridad en sus palabras y en su inocencia. Aunque a la ITF y a la ATP poco le importó y lo suspendió por dos años en el 2005, cuando era el número 8 del mundo, puesto que logro en gran parte gracias a los cuartos de final en Roland Garros de ese año.
A pesar de este traspié, Cañas volvió a finales de 2006 tras una reducción de la pena, pero sin devolución de dinero ni de ranking( o sea, reconocemos nuestro error pero lo que te quitamos no vuelve), y comenzó a jugar torneos Challengers por todo el mundo, cuando más bien estaba para pelear entre los diez candidatos a un Grand Slam. Así, inició su nuevo retorno en noviembre de 2006, y en el 2007 llegó al puesto 15º, obteniendo las dos más grandes victorias de su carrera, cuando superó de manera consecutiva al suizo Roger Federer, en los torneos de Indian Wells y Miami.
Pero nuevamente las lesiones volvieron a aparecer, y a eso se le sumaban el trajín de partidos que había disputado para volver a la elite del tenis. Todo esto, influyó para que poco a poco el tenista de Tapiales decidiera dejar el tenis.
Carlos Moyá en una entrevista, recordaba un anécdota que lo describía de cuerpo entero al argentino. Al español le consultaron cual fue el mejor partido que había jugado en su vida, y Moyá respondió: El mejor partido que jugué en mi vida lo perdí, y fue ante Cañas en Roland Garros 2002. Yo recuerdo que me salían todas, pero enfrente tenía una pared y todo lo que yo tiraba volvía. Bueno, ese frontón era Cañas.
Dos de las mejores victorias en la carrera de Cañas




Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas