Revista Ciclismo

Candados para bici: Todo lo que quieres saber

Por Rafael @merkabici

Sin embargo, es algo a lo que a veces debemos recurrir y para evitar problemas, lo mejor es dejarla asegurada de alguna forma como con candado de bicicletas que puedes encontrar fácilmente en cualquier tienda de bicicletas.

Conocer qué tipos de candados están disponibles en el mercado es una excelente forma de lograr dejar tu bici aparcada de forma segura y además, te permitirá escoger cual es el mejor para ti.

Escoger el mejor candado para tu bici es importante, especialmente si consideramos el hecho que los candados para bici son cortables.

Los candados pueden ser cortados con algunas herramientas diseñadas para ello, sin embargo no son herramientas muy económicas por lo que no están disponibles para todos.

Pero más allá de esto, una candado moderno y de calidad es tu aliado puesto que requerirá de una herramienta mucho más pesada, ruidosa o complicada de operar, lo que sin duda nos alertara de que algo está pasando. Después de todo, el candado tendrá dos maneras de protegernos.

A nivel de mercado, hay una gran cantidad de candados disponibles, que varían según las resistencias y precios, pero sobretodo según la seguridad que pueden ofrecerte. En este último aspecto, es necesario que te asegures de adquirir un candado con certificado Sold Secure.

Tipos de candados disponibles en el mercado

Candado tipo U

En algunos casos conocido como U-look, o de horquilla, es un candado de acero completando con una cerradura resistente.

Constituye uno de los sistemas de seguridad más comunes, cómodos y sencillos de llevar, con una garantía de protección para uso de taladros, cortes y cizallas.

Cadena de acero

El candado tipo U puede ser emulado por una cadena de acero, que ofrece a diferencia del candado U, la posibilidad de adaptarse mejor a diferentes lugares donde harás el amarre.

Además, la cadena se presenta en diversas medidas y con su respectiva funda, que evita que el roce del acero dañe la pintura. Aunando, la puedes trasporte contigo en los brazos, cintura u otra parte del cuerpo, aunque pueden resultar pesadas.

Candado plegable

Una opción que debes considerar son los candados plegables. Se tratan de piezas plegables, que vienen acompañados de un soporte para llevarlas contigo en la bicicleta, y además se presentan en diversos tamaños, pesos y nivel de protección.

Estas placas tiene una alta resistencia a los cortes y ocupan muy poco espacio gracias a su comodidad plegable.

Cables tipo espiral

No podemos dejar de hablar de los cables, cuya presentación en forma de espiral nos permiten asegurar la rueda delantera y el sillín al mismo tiempo.

En esta opción cuentas con dos variantes a considerar. La primera es fácil de romper y se considera básicamente un auxiliar de cualquier otro sistema de seguridad, para accesorios o la rueda y ya.

Es una buena alternativa si vas a estacionar la bici en un lugar que está fácilmente a tu acceso visual.

La otra variantes es un poco más difícil, aunque sigue siendo uno de los sistemas de seguridad más débiles existentes.

¿Cómo escoger el candado correcto?

La mejor forma de dar con el candado correcto para la bici, es considerar tres factores fundamentales:

Debes considerar qué tipo de zona será donde dejas la bici. Si se trata de una zona con cierto peligro, tu primera opción deben ser los de tipo horquilla, seguido por las cadenas y una última instancia los plegables, más como un auxiliar.

Tiempo fuera de tu vista

Debes considerar cuanto tiempo pasara la bici aparcada lejos de tu contacto o supervisión. Si es una cantidad de tiempo prolongado, debes evitar a toda costa los cables de espiral que protegen el cuadro o las ruedas.

Cómo de llamativa es la bicicleta

También hay que tomar en cuenta el tipo de bici, qué características cuenta y si es una bicicleta costosa en el mercado. En estos casos, lo mejor es un candado de maxima seguridad.

Sin embargo, además de los sistemas y candados, ¿algo más me permite evitar que me roben la bici?

Algunos tips para proteger tu bicicleta

  • No permitas que por pensar que dejaras la bici poco tiempo estacionada, dejes de asegurarla.
  • Evita aparcar en lugares poco transitados y oscuros.
  • Si tendrás la bici fuer de tu campo de visión, evita dejar los accesorios como cuanta kilometros.
  • No escatimes con el sistema de seguridad. Lo barato puede salirte caro al perder la bici.
  • Práctica formas de asegurar la bici a un objeto fijo a través del cuadro y las ruedas a la vez.
  • Ten a la mano siempre en el número de serie de la bici. Es uno de los elementos primordiales ante un robo.
  • También ten un par de fotos de tu bici, bastante nítidas y desde buen ángulo, para cuando pongas la denuncia.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas