Revista Cultura y Ocio

Carmina o revienta: la comercialización de películas del s. XXI

Publicado el 07 julio 2012 por Robertoc

Este fin de semana se estrena “Carmina o Revienta”, la primera película dirigida por Paco León. Y el estreno se hace prácticamente al margen de la industria cinematográfica (bueno, no de toda, solo de la que sigue anclada en el siglo XX). La peculiaridad  es que se estrena simultáneamente en salas de cine, DVD, internet y plataformas de televisión de pago. Y ya sabéis cuáles son las diferencias. De entrada, si vives en Vitoria tendrás que emigrar para ver la película en una sala de cine, porque aquí no la ponen en ninguna. Tampoco la tienen en Bilbao, ni en Donosti, ni en Santander, ni en Burgos, ni en Logroño… Habría que ir hasta los Yelmo de Doctor Cortezo, en Madrid. Opción descartada, entonces. Pero aunque la pusieran en los cines del barrio, los 8 euros de la entrada no te los quita nadie (bueno, si, la industria del s. XX de la que hablaba). Así que mucha gente opta por esperar a que aparezca en la “cartelera” de los torrent.

La segunda opción es comprar el DVD el mismo día del estreno: casi 6 euros, mucho más asequible que ir al cine. Y, por fin, la opción del s. XXI: comprarla en internet por menos de dos euros. Hay varias plataformas donde puedes comprar la película, algunas orientadas a sistemas concretos (itunes, google play), otras más genéricas.

Paco León ha sido valiente dando un paso que la industria cinematográfica (y también la editorial) se resiste a dar y que en cambio creo que buena parte de los que consumimos cine estamos esperando. Muchos hogares están preparados tecnológicamente para ver esta noche la película en su televisión: tienen un reproductor (ordenador portátil, tablet, smartphone) y una televisión a la que poder conectarlo. Y todos esos hogares tienen los 2 euros necesarios para ver la película en familia, con los amigos… Personalmente prefiero disfrutar de un estreno en mi casa, por un precio asequible, que de una película gratis, descargada del torrent, con mala calidad. A los productores también les beneficia este sistema de comercialización, ya que aprovechan la campaña de marketing que suelen hacer coincidiendo con el estreno en salas para promocionar la venta en todos los canales, no solo en uno de ellos. De hecho, no tiene sentido el que las películas estén dos o tres semanas en las salas cinematográficas y, tras su retirada, la película desaparezca hasta que tres meses después se publica el DVD.

Así que me voy a comprar la peli. No se cómo podré verla en la televisión, porque no tengo intención de llevar el pc de sobremesa a la sala y no se cómo conectar la tablet a la tele (es una tele de tubo, ¿os acordáis? y no tiene hdmi). Pero es importante que la semana que viene Paco León pueda salir diciendo que ha facturado no se cuantísima pasta a pesar de que la “industria” prácticamente le vetó el estreno en salas comerciales.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista