Revista Cultura y Ocio

Carta a un buen amigo

Publicado el 06 junio 2015 por Argos
Querido compañero de vida:
Llevamos muchos años compartiendo aventuras, alegrías y sinsabores. Hemos llegado a permanecer largas temporadas sin vernos siendo presas, ambos, creo yo, de una terrible aversión y no te culpo, pues hemos compartido momentos juntos muy duros, de esos que solamente se entienden si estás dentro.Personalmente te confieso que te sigo guardando rencor, un rencor injustificado, pero rencor, al fin y al cabo.Llevamos más de veinte años inmersos en esta relación tóxica, en la que han intervenido otras personas que han hecho de ella un infierno aún más terrible. Creo que ha llegado el momento de hacer las paces y olvidar el pasado. He intentado superar mil veces esta relación de amor-odio que tenemos, el "ni contigo ni sin ti". Eres difícil. Soy difícil, aceptémonos de una vez y llevémonos bien.Vistos desde fuera parece que formamos un buen equipo, sin embargo, me es muy difícil olvidar, y sigo culpándote de todo.Necesito que consigamos disfrutar el uno del otro, como alguna vez hemos conseguido hacer, y no sólo en la intimidad de la alcoba, sino que fuera también, sobretodo ahí; ahí es donde nos fallamos todo el rato.Siento envidia de otras parejas que disfrutan abiertamente de sus relaciones, mostrado una compenetración estupenda sin embargo, tú y yo parece que no somos capaces de entendernos y a veces, nuestras muestras de afecto brillan por su ausencia. Podemos hacerlo mejor.Estoy decidida a llegar a un acuerdo. Estoy decidida a olvidar, pues una vida entera lo vale. Necesitamos llegar a conseguir esa simbiosis para enseñar, disfrutar, hacer disfrutar y demostrar, no solo a los demás, sino también a nosotros mismos que esta relación tan longeva nos ha conducido a algo bonito y más duradero.Hemos soportado bastantes insultos y menosprecios de los que nos hemos culpabilizado mutuamente, o más bien, me he culpabilizado a mi y te he estigmatizado a ti. El problema ha sido el haber aprendido a convivir contigo de una manera competitiva y castigadora, sin aprender en ningún momento a disfrutar de nuestra relalción.Ahora, pasado lo pasado, estoy intentado la simbiosis pero las emociones pasadas siguen pesando muy hondo.Necesito que me ayudes a confiar en ti. Según parece formamos un buen equipo; debemos confiar que nuestras andanzas nos han servido o para algo más que para sufrir. Ahora ya no hay nadie dispuesto a juzgar ni a criticar infundadamente con la intención de destacar por encima de nosotros, sino que hay gente dispuesta a escuchar y a disfrutar; es ahora el momento de aparecer públicamente, de presentarnos en sociedad y de demostrar de lo que somos capaces de hacer juntos. No seremos una pareja de Hollywood, pero somos nosotros en nuestra autenticidad.Confianza y "valor, Prímula".Para ti, mi compañero de vida. Mi instrumento para siempre, mi violín.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog