Revista Cine

[Cine]-Men in Black 3: Notas de producción-Acerca del Film

Publicado el 13 mayo 2012 por Juancarbar

En Men in Black 3, los agentes J (Will Smith) y K (Tommy Lee Jones) han regresado… en el tiempo. En sus 15 años con los Hombres de Negro J ha presenciado cosas inexplicables pero nada, ni siquiera los propios alienígenas, lo han desconcertado tanto como su irónico y reservado compañero. Pero cuando la vida de K y el destino del planeta peligran, el agente J deberá viajar en el tiempo para arreglar las cosas. J descubre que hay secretos del universo que K nunca le mencionó –secretos que se irán desvelando al formar equipo con un joven agente K (Josh Brolin) para rescatar a su compañero, la agencia y el futuro de la humanidad.

[Cine]-Men in Black 3: Notas de producción-Acerca del Film

Columbia Pictures presenta, en asociación con Hemisphere Media Capital, una producción de Amblin Entertainment en asociación con Parkes MacDonald Image Nation, un filme de Barry Sonnenfeld, Men in Black 3. La película está protagonizada por Will Smith, Tommy Lee Jones, Josh Brolin, Jermaine Clement, Michael Stuhlbarg y Emma Thompson. Dirigida por Barry Sonnenfeld. Producida por Walter F. Parkes y Laurie MacDonald. Escrita por Ethan Cohen. Basada en el Malibu Comic de Lowell Cunningham. Los productores ejecutivos son Steven Spielberg y G. Mac Brown. El director de fotografía es Bill Pope, ASC. El director de producción es Bo Welch. El editor es Bob Zimmerman, A. C. E. La música es de Danny Elfman. El diseño de vestuario es de Mary Vogt. Los efectos de maquillaje alienígena son de Rick Baker. Los supervisores de efectos visuales son Ken Ralston y Jay Redd. Los efectos visuales especiales son de Sony Pictures Imageworks Inc. Incluye el nuevo sencillo “Back in Time,” interpretado por Pitbull.

ACERCA DEL FILME

“Las películas de Men in Black tratan sobre la relación entre J y K,” dice Will Smith, quien vuelve a uno de sus papeles favoritos y más emblemáticos, el Agente J en Men in Black 3, de Columbia Pictures. “Esta película lo subraya –trata sobre el origen y el poder de la relación entre J y K. De hecho es una idea que hemos tenido desde hace años – se nos ocurrió antes de la segunda película – pero que ha tenido que madurar con el tiempo. Teníamos que elevar la historia y la única manera de lograrlo era profundizando más y más en los personajes y en las revelaciones que la película desvelaría.”

“La relación entre J y K ha sido a la vez polémica y afectuosa a lo largo de las películas,” dice Tommy Lee Jones, quien nuevamente viste el traje y luce las gafas oscuras características del agente K.

Diez años han transcurrido desde que los Hombres de Negro fueron vistos por última vez protegiendo a la Tierra de la escoria del universo y, desde entonces, se ha producido una especulación continua sobre la existencia de una tercera entrega. “Llegamos a un punto en el que todos sentimos que teníamos una historia nueva y convincente que llevaría a la gente a un lugar desconocido en esta franquicia,” asegura Smith.

Por su parte, Will Smith se sintió emocionado por enfundarse nuevamente el traje negro y llevar gafas oscuras. El agente J es uno de sus personajes preferidos y, tras su tan esperado regreso, no hubo nada mejor que ponerse el traje. “No se puede superar el traje negro,” dice el actor. “Es un icono poderoso. Te pones el traje y las gafas y te lanzan al espacio mental de Los hombres de negro. Es como una fantasía de la infancia –sabes cosas que los demás no saben y tienes el trabajo más importante del mundo. El niño de siete años que llevo dentro se desata cuando me pongo el traje negro.”

Tommy Lee Jones también se sintió entusiasmado al interpretar nuevamente al

gruñón Agente K. Asegura que: “siempre que trabajas con Will Smith sabes que será un día feliz y Will y Barry juntos hacen que sea aún más feliz. Son personas maravillosas y es estupendo trabajar con ellos.“

La historia de Men in Black 3 lleva a los realizadores a los orígenes de los personajes, regresando a aquellos momentos claves de su relación, para centrarse en los elementos esenciales que les han mantenido un tanto distanciados estos últimos 15 años – y buscan la forma de resolver el conflicto. La respuesta era que el Agente J regresara en el tiempo.

Quisimos que la película fuera tanto familiar como diferente,” dice Barry Sonnenfeld, director de los tres filmes de Men in black. “Lo familiar son los personajes, la premisa de los Hombres de negro y quiénes son ellos. Quisimos reunir nuevamente a Will Smith y a Tommy Lee Jones. Pero también queríamos algo nuevo e imaginativo, y eso lo aportó el elemento del viaje en el tiempo.”

“Al principio de la película, J y K siguen siendo compañeros –pero no han conocido mucho el uno acerca del otro en todo el tiempo que llevan juntos,” dice el productor Walter F. Parkes. “De hecho, al principio de la historia, el personaje de Zed acaba de morir y K dirige un discurso en su funeral sin ofrecer información alguna sobre él a pesar que Zed fue supuestamente su mejor amigo por 45 años. Esto hace reflexionar a K, quien después de tantos años se pregunta ¿qué tanto conozco sobre el tío sentado junto mí? Ese es el fundamento de nuestra historia, el cual coincide con la huida de un alienígena, Boris el Animal, a quién K había encerrado 40 años antes, en 1969 – y que ha vuelto para saldar cuentas con K.”

Menuda forma de saldar cuentas: Boris regresa en el tiempo a 1969 y asesina a K. Nadie en 2012 tiene recuerdos de que K no fuera asesinado hace 40 años – nadie excepto J, quién se pregunta qué le ocurrió a su compañero. Para salvar a K, J sigue a Boris de vuelta al pasado- y mientras tanto, ve la oportunidad de aprender más acerca de su compañero. “J ve el rescate de K como una gran oportunidad para conocer secretos sobre él –cree que descubrirá por qué K es tan gruñón y reservado,” dice Sonnenfeld. “Pero resulta que el joven agente K es abierto, amistoso y curioso.”

En 1969 el agente K es interpretado por Josh Brolin, quien hace una astuta e inteligente interpretación como el joven K, canalizando las peculiaridades y caracterizaciones de Jones a la vez que se apropia del personaje.

“Rodamos las escenas de manera secuencial –tuvimos a Tommy interpretando a K en el primer acto, luego vino Josh a interpretar a K para el segundo acto y después, en la última semana de rodaje, trajimos de vuelta a Tommy,” dice Sonnenfeld. “Lo impresionante fue que pensé que dirigía a un solo actor; las actuaciones fueron tan coherentes que me resultó difícil distinguir hasta dónde llegaba Tommy Lee y dónde comenzaba Josh Brolin. Para mí no fue Tommy interpretando a K o Josh interpretando a K. Era simplemente K.”

“He visto el primer filme 45 o 50 veces –no exagero,” dice Brolin. “Soy un gran admirador de la química entre Tommy y Will. La voz de Tommy tiene una cadencia que es muy propia de Hombres de negro -es muy distinta a su voz en la vida real. Sencillamente la escuché y la escuché y la escuché hasta que empecé a soñar con ella. No sé si acerté, pero mis amigos me dicen que sonaba como él. Cuando salía a cenar me decían, ‘Estás ordenando como Tommy.’

Por supuesto, aún cuando la película explora las relaciones entre los personajes, no es un drama intenso. Es Hombres de negro, y eso significó mostrar alienígenas psicodélicos al estilo Rick Baker, aparatos chulos y grandes risas. A todo eso se suma un tono irresistible que no es como el de cualquier otro filme. Sonnenfeld dice que la clave para el tono –la única manera de hacer que la película sea realmente divertida- es que todos interpreten con seriedad, como si fuera real. “Quiero que las situaciones sean graciosas, pero que las actuaciones sean reales, así que no quiero que los actores intenten ser graciosos,” explica. “No quiero que el compositor piense en ‘comedia’ porque entonces la música será de comedia. Ni siquiera que el director de fotografía o el laboratorio que revele la película piensen que es una comedia porque cuando quieras darte cuenta tendrá demasiada luz. Si puedo rodear lo absurdo de la situación con algo real, será una gran comedia.”

El equipo tras las cámaras incluye al siete veces ganador del Oscar® (uno de los cuales lo recibió por su trabajo en Men in Black) Rick Baker en el diseño de los alienígenas; el cinco veces ganador del Oscar® Ken Ralston, y Jay Redd supervisando los efectos visuales; el director de fotografía Bill Pope, quien fotografió las películas Matrix y Spider-Man™ 2 y 3, el director de producción Bo Welch, quien no sólo crea el futurístico mundo de los Hombres de negro en 2012, sino también el mundo futurístico de 1969; el editor Don Zimmerman; la música es de Danny Elfman, compositor de la película, y la diseñadora de vestuario es Mary Vogt, quién también vistió a Smith y Jones en sus icónicos trajes negros en la primera y la segunda entrega.

Según Parkes, fue idea de Baker añadir un poco de diversión a sus diseños alienígenas. “Llegó un día diciendo, ‘Qué tal si los alienígenas de 1969 fueran alienígenas retro-futuristas de los años 1960 que reflejen nuestra memoria colectiva sobre esos años y una aproximación más inocente a la ciencia-ficción?’ Fue sencillamente una idea encantadora, y todos apostamos por ella.”

“Los alienígenas captan una textura, un maravilloso sentido del humor y una inteligente imaginación que se presta a este mundo,” dice Smith.

Las exigencias del filme requirieron una estrecha coordinación entre Baker y Ralston –cada uno es una leyenda en sus respectivos campos de maquillaje y efectos visuales y se conocen desde su adolescencia. “Me emocionó trabajar con Ken,” dice Baker. “Pensé ‘Ahora podemos hacer un bello matrimonio de nuestras técnicas.’” Al conocerse el uno al otro tan bien, Baker y Ralston pudieron decidir si el maquillaje, los animatronics o la generación por ordenador brindaban la mejor solución para cada reto en cada caso particular.

Y el que lo coloca todo en elconjunto es el director Barry Sonnenfeld. Asegura Josh Brolin que: “No existiría Men in Black sin Barry. Él aporta un estilo y una energía que hacen de esta franquicia lo que es. No se puede pedir una apuesta más perfecta para dirigir estas películas. Lo ves dirigiendo una escena y está realmente inmerso en ella, visceralmente inmerso.”

“Barry tiene un muy, muy buen sentido visual –creo que porque solía ser Director de Producción,” dice Rick Baker. “Pero tal vez su mayor habilidad como director es estar abierto a las ideas de aquellos que lo rodean. Contrata a gente en quien cree y sabe que son buenos y talentosos- y genuinamente quiere saber sus opiniones sobre el trabajo que están realizando.”


Volver a la Portada de Logo Paperblog