Revista Música

Ciudades a oscuras, amor y sexo…en elegante negro

Por L

Interpol – Turn on the bright lights
Hay experiencias de especial oscuridad que rebosan corrientes negras. Es como si el mismísimo sufrimiento se tradujera a canciones, densidad que adormece los sentidos para hacerlos mas agudos, eso mientras el album siga en play. Parodiando la atmósfera de tensión hipnótica, decanta con naturalidad pasmosa sobre lechos de congoja.
Ciudades a oscuras, amor y sexo…en elegante negro
El debut de Interpol yace en un nicho bastante inconfundible, tomando como referencia inmediata a Ian Curtis y sus sonidos sin color alguno. Esta primera placa, ha de escucharse como un todo, es ahí donde radican sus principales falencias y virtudes. La similitud entre canción y canción puede ocasionar cierta sensación de repetitividad, mas al ser tan símil cada track conforma un universo inseparable que se beneficia rotundamente de esas lluvias urbanas. Tampoco es para elevar a una categoría apabullante el buen hacer de Turn on the…ya que siendo ligeramente honestos, esto no es nada nuevo, son una reformulación descarada, de características ya vistas, lo que no impide el disfrutar de principio a fin esta obra de buena manufactura.
Vestimenta negra y formal, y unas presentaciones flemáticas, resumen a cabalidad y sin prejuicios, el hacer dogmático y maquinal de los Neoyorkinos, que si bien ofrecen un paradigma de no-luz limpio. Se hace mejor su quehacer con destellos bajos o simplemente en la sombra de la ciudad que prefieran, un complejo estado de adormecimiento.
“sorpresa, alguna vez estaremos cerca”

Untitled, rememorando lluvia lánguida, inicia este temporal pálido. Un temporal a media maquina que aplaca y aplaca la conciencia, atisbos ortodoxos de gélida honestidad. Símil al tintineo de campanas diminutas, que golpetean y pinchan ciegas. Obstacle 1, acapara mas velocidad, y ritmo, coordinando las guitarras en un circular mutuo que se va complementando, dejando sabores mas dulces en el oído (eso sonó surreal). Los sonidos llegan a ser tan hipnóticos, que relevan los ganchos en péndulos brunos. Las letras tienen una composición bastante armada y que recrea fielmente el espíritu de los tracks…a muestra…
“Quisiera comer la sal de tus marchitos y perdidos labios. Podemos encontrar nuevas formas de vida. Ocasionaron solo el daño lógico. Podemos concluir lo viejos tiempos, sin hacer que nada cambie”

NYC, sigue con la tendencia aletargada inicial, esta vez rindiendo honores a una ciudad atestada de sombras, pero que quita colores por doquier con sus armonías, casi de ultratumba, muy en ese flujo de ciudad decadentemente rutinaria.
“yo tenia siete caras, pensando en cual usar de nuevo/ El metro es un porno. Las calles son un lío”

PDA, dulcifica ligeramente las cosas, pero muy ligeramente, de todos modos conserva ese estilo atmosférico, de la que la banda hace gala, pareciendo digna de suburbios anodinos. Say hello to the angels, es el indicio de un quiebre, una aparente discordancia con la frecuencia del resto, ese asocial tema que siempre va contra la corriente, algo asi como Electionering en el OK. Computer va a otra velocidad, pero en este caso se beneficia del apenado aire, para surgir como una espiral sónica muy potente, que va en una marcha exponencial hasta vislumbrar fuerte con una rítmica bastante densa, pero efectiva y enérgica. Hands away y Obstacle 2, se instalan en la mecánica más profunda de este debut, siendo absorbidas por el concepto más amplio, no obstante la primera, persiste por el entumecimiento onírico.
Stella was a diver and she always down, se siente mas como si un orador estuviese al micrófono, una absoluta misa negra, donde la actriz principal, seduce con su mirada tránsfuga…cómplices líricas de un amor / sexo conveniente… “ella era mi juguete sexual catatónico, buzo de amor y gozo”. Roland, es acelerada, iónica y extraviada, al mismo que refleja un frenesí rotundo, su temática, simplemente intranquiliza, no se bien de que va…mas parece de una doble personalidad que da algo de escalofríos.
The new, alguna vez oí por ahí, que esto es similar transpirar muy frío.
Comienza sutil y transparente, y en una escala sin fin de emociones bien sinceras, se vuelca en un trote de alteraciones distorsionadas, una pieza esplendida que yace en la sequedad de su condición. Leif Erikson, comparte nombre con un ancestro nórdico (vikingo) que fue de los primeros en llegar a Norte America, el tema en si es de cavidades profundas, genera un vacío abismal dignísimo…irradia de esas ironías abrazadas de melodías.. “su rabia resplandeciente es como braile en la noche”. Calmado y medido por la batería, regatea antes del final proclamando… “mi amor es subliminal”.
• Tracklist

• Untitled
• Obstacle 1
• NYC
• PDA
• Say hello to the angels
• Hands away
• Obstacle 2
• Stella was a diver and she was always down
• Roland
• The new
• Leif Erikson
Hay algo que es invisible,
Hay algunas cosas que no puedes ocultar,
Intento percibirte cuando estoy durmiendo,
En una ola dices Adiós...

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revistas