Revista Economía

Cómo hacer Marketing sin dinero. 3 tácticas

Publicado el 28 junio 2013 por Recursosparapymes

¿Cómo puedo hacer Marketing sin dinero? ¿Se puede de verdad? ¿Voy a obtener con eso algún resultado que no sean migajas?

En estos años, esas han sido algunas de las preguntas más frecuentes que me he encontrado.

Si te pones a investigar sobre el tema encuentras artículos y libros que prometen se puede hacer Marketing sin dinero y te salen con que pongas anuncios clasificados en sitios gratuitos o que hagas una buena tarjeta de visita.

Eso son trucos baratos que, en el mundo real de un emprendedor serio, no van a producir más resultado que perder el tiempo.

Por eso, estoy preparando un material completo sobre lo que me ha funcionado de verdad en Marketing sin necesidad de emplear dinero o bien muy poco, pero es importante poner las cosas claras de antemano.

Hay que entender que en esta vida, y más en el mundo de los negocios, no hay nada realmente gratis y que si quitas el dinero de la ecuación, tienes que sustituirlo por otras cosas, como el esfuerzo personal, para obtener resultados.

Una de las estrategias que funciona de verdad y que, en términos monetarios, apenas cuesta dinero, es esta:

Generar contactos y conocer gente.

Esta es LA estrategia principal en la que centrarse.

Si no tenemos dinero para promoción ni comerciales esta es la palanca principal que nos llevará hasta nuevos interesados.

En vez de estar buscando tácticas insignificantes de promoción barata, mejor dedicar nuestro tiempo a esto, va a ser lo único que dé rendimiento real.

Cuando no hay presupuesto nuestra arma principal es la libreta de contactos. Así que si hasta ahora no estamos llevando un control de quién es quién, cómo contactarles y qué actividades hemos hecho hasta ahora con ellos, ES EL MOMENTO DE EMPEZAR.

Cuando no tenemos mucho dinero, la estrategia principal de Marketing debe ser dedicarnos a generar más y más contactos.

Acumular nombres no sirve de nada, machacarlos pidiendo la venta sin demostrar valor previamente, tampoco. Sin embargo, nutrirlos ofreciéndoles algo interesante sí, pero para eso necesitamos primero hacer y tener contactos.

Nada es más frustrante que empezar una nueva actividad, crear un nuevo servicio o haber creado la oferta adecuada y no tener nadie a quien decírselo.

Estas tres tácticas le permitirán ponerse en marcha con esto.

Táctica 1. Aproveche hasta el último nombre de su agenda

Cuando yo comencé hice el tonto. Así de simple.

Quise empezar de cero a conseguir clientes y no aprovechar ninguna de las relaciones que había creado hasta entonces en mi carrera profesional.

Creo que lo justificaba diciendo que quería probar mi valía (o algo así) para construir algo sin la ayuda de nadie.

No sé muy bien qué clase de enajenación mental me poseyó, pero estaba claro que no entendía que cualquier negocio va sobre personas y relaciones con personas. Así que en mi primera actividad comencé desde la casilla uno y caminando lentamente.

Cuando creé Recursos Para Pymes me aseguré de no cometer el mismo error sin sentido.

Cogí mis listas previas de clientes, de usuarios y de contactos y me cuidé de avisarles bien de que empezaba una nueva actividad, de dónde podían localizarme y de que si conocían a alguien al que pudiera resultarle interesante lo que hacía, que por favor se lo dijeran.

No es difícil adivinar qué iniciativa comenzó el primer día con alrededor de 500 personas echando un vistazo en la primera hora de vida y cuál supuso un lento y costoso goteo de interesados.

Igualmente tengo ciertos contactos (amigos) que cuando realizan actividades o sacan algo nuevo lo referencio entre mis usuarios y clientes (a cambio de nada).

No suele pasar a menudo, porque me cuido de no “recomendar” a nadie que no sea 100% de confianza y haya probado yo mismo, pero cuando estoy seguro de que es algo valioso para mis contactos, se lo digo.

Hace poco ocurrió con el caso de un buen amigo que organizaba un evento importante, a mí me costó hacer un clic en enviar a mis contactos, a esta otra persona simplemente le costó comentarme lo que iba a hacer, sólo con eso obtuvo algunos clientes para lo suyo.

Obviamente, antes de conseguir eso, hubo una relación previa basada en el valor y la confianza.
La conclusión es: no hay nada mejor que tener amigos a los que poder recurrir, para aprovechar sus esfuerzos y contactos (igual que ellos aprovechar los nuestros).

De un tiempo a esta parte y especialmente en Marketing de servicios estoy viendo cómo algunos nombres importantes tienden a juntarse y aprovechar los contactos de cada uno para sus campañas y muchas veces esa es la única estrategia que usan, generando un buen dinero con ella.

Táctica 2.- Búsqueda compartida de interesados

La principal premisa de hacer contactos y establecer relaciones es generar alianzas.

Personalmente conozco a otros emprendedores que realizan servicios que yo no hago, pero que interesan a mi perfil de cliente. Como ejemplo concreto conozco gente seria en el campo de Marketing de buscadores de Internet (es decir, que optimizan sitios web para que aparezcan en un buen lugar en Google y otros motores de búsqueda). Cuando alguien pregunta o cuando veo que a un cliente (o interesado) puede venirle bien algo así lo comento, igual que la otra parte comenta o referencia los productos que yo tengo y pueden interesar.

La cuestión es que el esfuerzo personal en buscar interesados es compartido.

Aunque obviamente busco interesados para mí principalmente, si veo que pueden favorecer a mi aliado lo digo.

La principal premisa para que funcione es la confianza, tener una estrecha relación con el otro (u otros), o como mínimo dejar bien claros los términos del acuerdo, porque si no, esta clase de alianzas se pueden volver “asimétricas” muy fácilmente.

Variantes de esta clase de alianza es mantener materiales de Marketing nuestros en el local del aliado (como cuando por ejemplo vemos la tarjeta de un restaurante cercano en un local de copas y viceversa).

Táctica 3.- Lo anterior a cambio de una parte de lo conseguido

La táctica anterior se puede formalizar en un contrato por el cual, si consigo un cliente para alguien ese alguien me da una parte de lo ingresado.

Del mismo modo si alguien me consigue un cliente a mí, yo le doy una parte al aliado.

En Internet eso se suele llamar Marketing de Afiliación, hay gente que hace la tarea de buscar interesados a cambio de una parte de lo conseguido. Permite hacerlo con presupuesto cero porque si los esfuerzos por buscar interesados no dan fruto, no pagas al otro y cuando tienes que pagarle es porque ya tienes ingresos gracias a lo que te ha conseguido.

Actualmente he tenido bastantes ofertas por parte de otros emprendedores para buscar interesados en mis productos y a cambio quedarse ellos una parte de las ventas.

Personalmente no es mi principal fuente de interesados ahora mismo y, cumpliendo la regla del 80/20, la gran mayoría de los que quieren promocionar tus productos nunca traerán nada, mientras que es una pequeña minoría la que trae casi todo.

Aunque ya digo que no sea mi estrategia principal, sí conozco personalmente a bastantes emprendedores que obtienen unos buenos ingresos así, sin emplear dinero por adelantado en Marketing.

Y de momento, esto es todo por hoy, pero muy pronto, más…


Volver a la Portada de Logo Paperblog