Revista Ciencia

Cómo los medios de comunicación pueden estar empeorando la epidemia de salud mental por COVID-19

Por Davidsaparicio @Psyciencia

Desde que comenzó la pandemia, las tasas de ansiedad en los Estados Unidos se han triplicado y la tasa de depresión se ha cuadruplicado. Ahora las investigaciones sugieren que los medios de comunicación son parte del problema. Ver y leer noticias constantemente sobre COVID-19 puede ser peligroso para su salud mental.

Presentado por PsicoflixCómo los medios de comunicación pueden estar empeorando la epidemia de salud mental por COVID-19

Somos profesores que estudiamos los efectos psicológicos en las personas atrapadas en crisis, violencia y desastres naturales. COVID-19 sin duda califica como una crisis, y nuestro estudio de más de 1.500 adultos estadounidenses mostró claramente que aquellos que experimentan más exposición mediática sobre la pandemia tenían más estrés y depresión.

Es comprensible. La información recurrente de muerte y sufrimiento, y las imágenes de hospitales abrumados y pacientes intubados pueden ser aterradoras. COVID-19 ha creado una epidemia de información; miembros del público están abrumados con más información de la que pueden manejar. Y gran parte de esa información, especialmente en línea, incluye rumores perturbadores, teorías conspirativas y declaraciones sin fundamento que confunden y asustan.

Estrés peor para algunos que otros

Un estudio de junio de 2020 de 5.412 adultos estadounidenses dice que el 40% de los encuestados reportaron problemas de salud mental o consumo de sustancias. Esta constatación no abordaba si los declarantes tenían COVID-19. Desde entonces, algunas personas que tenían COVID-19 ahora están reportando problemas de salud mental que aparecieron dentro de los 90 días después de que su enfermedad disminuyeron.

Cuidar de un familiar o amigo con el virus puede provocar problemas de salud mental, e incluso conocer a alguien con COVID-19 puede ser estresante. Y si un familiar o amigo muere por ello, la ansiedad y la depresión a menudo siguen al dolor. Esto es aún más probable si el individuo muere solo, o si su entierro no es posible debido a la pandemia.

Los trabajadores esenciales, desde hospitales hasta supermercados, tienen un mayor riesgo de problemas de salud mental relacionados con COVID. Esto es particularmente cierto para los trabajadores de la salud que cuidan a los pacientes que finalmente murieron a causa del virus.

Los adultos negros e hispanos también reportan más problemas de salud mental, incluyendo el abuso de sustancias y pensamientos de suicidio. Tener acceso a menos recursos y experimentar el racismo sistémico que atraviesa gran parte de la atención médica de los Estados Unidos puede ser dos de los factores. La pandemia COVID-19 también se entrecruzó con episodios de violencia policial hacia los negros americanos. Esto por sí solo puede haber exacerbado los problemas de salud mental.

Los niños, los adultos jóvenes y los estudiantes universitarios también muestran reacciones de salud mental comparativamente peores. Esto podría deberse a la desconexión que sienten, provocada por el aislamiento de sus compañeros, la pérdida de apoyo de los maestros y la desaparición de la estructura diaria.

Cómo los medios de comunicación pueden estar empeorando la epidemia de salud mental por COVID-19

Establece límites necesarios

Mantenerse informado es crítico, por supuesto. Pero supervise la cantidad de medios que está consumiendo y evalúe cómo le afecta. Si usted está constantemente preocupado, se siente abrumado, o tiene dificultad para dormir, es probable que estés consumiendo demasiadas noticias sobre el COVID. Si esto te está sucediendo, toma un descanso de las noticias y haz otras actividades que sean importantes para ti.

Los padres deben revisar con frecuencia con los niños para ver cómo se ven afectados. Escuchar y validar sus preocupaciones, y luego proporcionar respuestas honestas a sus preguntas, puede ser enormemente útil. Si un niño tiene dificultades para hablar de ello, el adulto puede comenzar con preguntas abiertas (“¿Cómo te sientes acerca de lo que está sucediendo?”). Asegura a los niños que se está haciendo todo lo posible para protegerlos y discutir maneras de mantenerse a salvo: Usa mascarillas, practica la distancia social y lávete las manos.

Por último, puede modelar y fomentar buenas habilidades de afrontamiento para sus hijos. Recuerde a los jóvenes que las cosas buenas siguen sucediendo en el mundo. Trabajen juntos para enumerar formas saludables de lidiar con el estrés COVID-19. Estas actividades ayudarán a sus hijos a sobrellevar las dificultades, y también será bueno para ti.

Por:

  • J. Brian Houston, profesor de comunicación y salud pública de la Universidad de Missouri-Columbia
  • Jennifer M. First profesora de trabajo social en la Universidad de Tennessee

Artículo publicado en The Conversation y cedido para su re-publicación en Psyciencia.

SUSCRÍBETE A WATSON – EL NUEVO BOLETÍN DE PSYCIENCIA 💌

Al suscribirte recibes directamente en tu correo electrónico:

  • 📖 Boletín semanal con un resumen de los artículos de psicología y neurociencias publicados en Psyciencia.
  • 📊 Guías y manuales en formato PDF con recursos clínicos, tratamientos y análisis de psicología y neurociencias.
  • 🔐 Acceso exclusivo a descuentos en cursos de especialización certificados por las más prestigiosas instituciones de formación.

👉🏼 Suscríbete aquí


Volver a la Portada de Logo Paperblog