Revista Ciclismo

Cómo preparar una prueba por etapas de ciclismo de montaña

Por Rafael @merkabici
Cómo preparar una prueba por etapas de ciclismo de montaña

Cada vez son más habituales las pruebas por etapas en el ciclismo de montaña. Este tipo de pruebas suelen tener entre dos y 8 ó 9 etapas como máximo.

Para afrontar una prueba de este tipo hay que prepararse muy bien, y no solamente en el aspecto físico.

Cómo preparar una prueba por etapas de ciclismo de montaña

Entrenamiento

Para tener éxito en este tipo de pruebas o en cualquier otra no queda más remedio que entrenar. Debemos apuntarnos a una prueba que esté al alcance de nuestras posibilidades físicas. Para ello tendremos que tener en cuenta la dificultad y el número de etapas y cuál va a ser nuestra preparación física.

Cómo preparar una prueba por etapas de ciclismo de montaña

En este tipo de pruebas tiene mucha importancia la recuperación física entre una etapa y otra, y esto también hay que entrenarlo. Podemos hacer alguna simulación de etapas para ver cómo va respondiendo nuestro organismo al entrenamiento.

Alimentación

Debemos ser muy cuidadosos con la alimentación, sobre todo durante los días de la prueba. En este sentido tenemos que tener mucho cuidado con lo que comemos, ya que algún alimento o bebida que nos siente mal puede dar al traste con toda la preparación previa.

Cómo preparar una prueba por etapas de ciclismo de montaña

Por ello nunca hay que comer nada nuevo y que no sepamos cómo nos sienta. También tenemos que tener mucho cuidado con el agua si viajamos a otro país. Aquí para no correr riesgos lo más recomendable es beber siempre agua embotellada.

Logística

Otro aspecto muy importante es la logística. Tenemos que tener preparado con bastante antelación todo lo que necesitamos para la prueba.

Por supuesto la bicicleta tiene que estar puesta a punto y también deberemos llevar los recambios imprescindibles (multiherramienta, bomba, cámara, parches, pastillas de freno, etc). Dependiendo del tipo de ruta y del número de etapas debemos llevar más o menos material.

Cómo preparar una prueba por etapas de ciclismo de montaña

También tenemos que tener en cuenta la climatología a la hora de elegir la ropa que nos llevamos. Aunque en estas situaciones lo más recomendable es llevar un poco de todo, tanto ropa de invierno como de verano. Al fin y al cabo la ocupa muy poco espacio, y es mejor prevenir.

Además tendremos que tener en cuenta si los descansos los vamos a hacer en un hotel o en tiendas de campaña. En el primer caso la comodidad es mucho mayor, pero en el segundo caso tendremos que asegurarnos de llevarnos un buen saco de dormir y un colchón inflable o esterilla en la que estemos cómodos.

Como hemos comentado al principio, la recuperación entre una etapa y otra es crucial para tener éxito, y el descanso va a contribuir enormemente a esa recuperación muscular.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista