Revista Economía

Cómo Ser Más Productivo Y Eficiente En Lo Que Haces - 20 Claves

Publicado el 31 diciembre 2018 por Iplanet @xwin
Cómo Ser Más Productivo Y Eficiente En Lo Que Haces - 20 Claves


Conozco muchas personas que son muy activas, que atienden infinidad de tareas en el día a día y logran muchas cosas, sin embargo con el paso del tiempo arrastran la sensación de algo inconcluso, o tal vez como si les faltara darle más importancia a algo.

Imagina por ejemplo...

  • Culminar una carrera universitaria de años y luego preguntarte ¿y ahora qué?
  • Dedicarte durante mucho tiempo a un deporte que nunca elegiste
  • Pasar años en un mismo empleo sin que ello signifique una realización personal
  • Perder tu salud a cambio de todo el dinero que con sacrificio has ganado

Y es que la productividad a nivel personal y profesional no tiene que ver solamente con logros o con completar ciertas actividades.

El verdadero sentido de la productividad tiene que ver con la realización personal y la satisfacción asociadas al alcance de nuestros objetivos con la menor dosis posible de estrés.

Por otro lado, plantearse metas claras que sumen satisfacción y desarrollo pueden hacer una enorme diferencia siempre que disfrutes de lo que haces y te motive a hacerlo mejor.

Así que si te has estado preguntando cómo puedes ser más productivo y eficiente en lo que haces, acá te comparto algunos consejos y claves puntuales que te ayudarán a serlo en todo el sentido de la palabra.

20 Claves Para Ser Más Productivo y Eficiente

Aunque no lo creas, muchos de las claves que acá te comparto tienen que ver con hacer más eficiente y productivo lo más importante que tienes: tu mismo. Ya que si cuidas de ti, entonces tendrás más potencial para desarrollar con excelencia tus actividades cotidianas y alcanzar cualquier meta que te propongas.

1. Enfoque - una cosa a la vez

Uno de los principios más poderosos de la productividad personal es enfocarse. Y esta es la habilidad de seleccionar claramente que es lo que deseas alcanzar y dedicar la mayor cantidad de tiempo y recursos a la ejecución de ese objetivo.

Contrario al concepto del multitaksing o multitarea que consiste en querer hacer muchas cosas a la vez, el enfoque te requiere hacer menos cosas pero te garantiza que las culminarás con éxito.

2. Define prioridades

Asociado al punto anterior, una buena forma de saber en qué enfocarse es a través de establecer prioridades. Para ello deberías hacerte preguntas del tipo:

  • ¿Cuál es mi prioridad a nivel profesional este año?
  • ¿Cuál es mi prioridad a nivel familiar este año?
  • ¿Cuál es mi prioridad a nivel personal este año?

Y así sucesivamente en función de los diferentes roles que llevas en la vida. Por ejemplo si eres un pastor de una iglesia o un deportista, deberías hacerte las mismas preguntas.

3. Abandona actividades innecesarias

Adicionalmente, como parte del proceso de definir prioridades también lo es determinar cuáles actividades NO son una prioridad. ¿Qué tipo de actividades realizas que no aportan nada a tu desarrollo o al alcance de tus objetivos?

Identifica cuáles son las cosas que debes dejar de hacer y toma la decisión de abandonarlas. No será fácil pues algunas las has hecho por compromisos sociales o porque te lo requirieron.

Pero ese cúmulo de actividades innecesarias muchas veces solamente roban energía, atención y tiempo valioso para enfocarte en lo que realmente importa.

4. Evita los distractores

Ahora toca identificar distractores. Estas son aquellas actividades o incluso personas que sutilmente te distraen de alcanzar tus objetivos.

Ese amigo que siempre llama para llevarte a la fiesta. Ese juego de celular que decenas de horas sin que te percates de ello o incluso tu serie favorita de Netflix consumen tiempo que nunca se puede recupera.

Para ser más productivo seguramente necesites desconectarte un poco y abandonar ciertas actividades improductivas.

5. Divide tus metas en pequeños pasos

¿Sabías que para un alpinista profesional toma unos 40 días escalar el monte Everest y llegar a la cima?

Imagina pretender hacerlo en 3 días. Lo más probable es que mueras congelado antes de siquiera haber logrado una pequeña fracción del reto.

Una técnica simple pero poderosa para alcanzar los objetivos planteados es dividir tu meta en pequeños logros.

De hecho, Matt Cuts de Google nos sugiere que dividamos nuestras metas en pequeños logros alcanzables en períodos de 30 días. (Ver vídeo a continuación: 3 minutos).

6. Haz contactos de calidad

No hace falta ser demasiado inteligente para descubrir la importancia de tener buenos contactos. El éxito y la eficiencia personal de hecho están a asociadas a la calidad de contactos que construimos.

Así que una buena forma de fortalecer tu nivel de eficiencia para alcanzar tus metas es construir relaciones de confianza.

Por tanto, te sugiero asistir a eventos donde puedas hacer networking, conocer gente, conversar con ellos, aprender sobre otros negocios u otras industrias.

Abre tu mente y pide el teléfono (o sus redes sociales) a esa persona que no sabes en que momento podría se la pieza clave para un gran negocio.

7. Delega

¿Hacer de todo? Eso es seguramente una de las fórmulas del estrés que te llevarán precisamente a eso: hacer mucho y lograr nada. Con la consecuente dosis de frustración por no lograr lo que te propones.

Una clave de la productividad personal es aprender a delegar.

Pregúntate a ti mismo: ¿Esta tarea que estoy haciendo, tengo que hacerla necesariamente yo? ¿Puede hacerse bien si la hace alguien más? Luego, despójate de ese obsesivo sentido de control total y delégalo en alguien más. Y luego, prosigue nuevamente a leer la clave No. 1.

Despójate de ese obsesivo sentido de control total y delégalo en alguien más.

8. Come más saludable

Comer más saludable no significa ni dietas ni que dejes de disfrutar del placer de comer bien.

Simplemente significa que tomes conciencia de la importancia de una mejor alimentación y que comiences a formar un hábito que a largo plazo tendrá enormes beneficios.

Así que un buen compromiso personal sería reducir las sodas, la comida chatarra, menos tabaco y dejar los excesos para comenzar a llevar una alimentación más sana que te aseguro, te hará sentir mucho mejor. Y si te sientes mejor, tu rendimiento físico y mental aumentará.

Ver también 👉 10 cosas que los emprendedores exitosos hacen bien

9. Toma más agua

Un tanto relacionado al punto anterior, un buen hábito que agregará mucha energía y salud es tomar más agua a lo largo del día.

El agua hace que nuestro organismo funcione mejor por lo que uno o dos litros de agua durante el día sin duda marcarán una gran diferencia en tu rendimiento mental.

10. Camina 15 minutos diarios

Caminar durante algunos minutos diarios tiene innumerables beneficios para tu salud. Mejora la circulación, oxigena el cerebro, activa los músculos del cuerpo y quema calorías.

Te garantizo que hacerlo con constancia te hará sentir increíblemente mejor para enfrentar los retos diarios.

11. Dedica tiempo a ti mismo

¿Cuándo fue la última vez que tomaste tiempo de calidad para estar a solas? Leer tu libro favorito, ir al cine o simplemente hacer esa reunión con los amigos que tanto te agradaría.

Y qué decir de unas vacaciones, comprar esa camisa que tanto te gusta o los zapatos que por tanto tiempo has postergado.

Recuerda que tu activo más valioso, sigues siendo tu. Dedica tiempo para ti mismo ocasionalmente y eso te hará sentir tan bien que tu nivel de efectividad se incrementará en automático.

12. Aprende a descansar

Stephen Covey dijo que descansar es tan importante como aprender a trabajar. Y es totalmente cierto.

Conozco muchas de esas personas que trabajan 12 o 14 horas diarias. Dan todo por su trabajo (¡incluyendo su salud!). Descuidan a su familia, caen en excesos y al final de los días se dan cuenta que todo eso, no agregara tanto valor como pensaban.

Descansar agrega energía. Saber descansar descarga tu mente de estrés y permite que tu cuerpo se libere para funcionar mejor. Descansar no tiene que ver con solamente parar de trabajar o tomar un día para no hacer nada.

En realidad el verdadero descanso tiene que ver con muchas cosas: respirar, desconectarse, apagar el celular, reírse y muchas otras cosas. Por ello, debemos aprender a descansar bien.

13. Aléjate de la gente negativa

¿Te has dado cuenta que cierta clase de personas no aportan absolutamente nada de valor a tu vida?

De hecho, hay quienes lejos de aportar algo, son tan negativos que solo sirven para contaminar tu mente o robarte tiempo valioso.

Una buena práctica para la productividad personal es evaluar quienes son nuestros amigos y tomar la decisión seriamente de alejarnos de esas personas negativas que no aportan nada a nuestra vida.

Sin importar si es el tío, el amigo o tu novia, tendrás que poner en la balanza si esta persona contribuye o no a tu crecimiento personal y a tus logros.

Cómo Ser Más Productivo Y Eficiente En Lo Que Haces - 20 Claves

14. Aprende algo nuevo

Si visitas con frecuencia este blog, me habrás escuchado decir más de una vez que en la era digital, lo más importante es aprender y adaptarse rápidamente a los nuevos conocimientos.

De hecho más que cualquier otra habilidad, la capacidad de aprendizaje te dará una enorme ventaja competitiva sobre cualquiera y te facultará para crear estrategias que te permitan alcanzar tus objetivos.

15. Recompensa tus logros

¿Cuándo fue la última vez que recompensaste tu propio esfuerzo? Así es. Cuándo lo hiciste sin esperar reconocimiento de nadie más. Este es un principio de la efectividad que nos motiva a seguir adelante en la persecución de nuestros sueños.

Si te has esforzado, si has trabajado incansablemente, si lo has dado todo, es tiempo de darte una palmada en el hombro y decir: "¡bien hecho!.

Cualquier logro por pequeño que parezca merece un reconocimiento. Cómprate algo que te agrade, toma unas vacaciones, dedica tiempo especial para ti o haz lo que más te guste en la vida pero no permitas que nada ni nadie te diga que tu esfuerzo no ha valido la pena.

16. Dedica tiempo a quienes más amas

Una de las premisas más poderosas de la productividad personal tiene que ver con el equilibrio emocional. Muchas personas sienten un enorme vacío al obtener muchos logros pero sentir que han dejado de lado a quienes más aman.

Un divorcio. Un hijo en las drogas. Una enfermedad causada por excesos. Son tan solo algunas de las tragedias que se experimentan por falta de claridad en cuanto a la importancia de dedicar tiempo a lo importante.

Encontrar ese equilibrio te llenará más como persona y como profesional. Comienza hoy.

Dedica tiempo especial a cada persona importante en tu vida. Una llamada, una invitación a un café o un obsequio especial o incluso perdonar ofensas seguramente harán una gran diferencia.

17. Duerme mejor

Hay centenas de estudios científicos que demuestran la importancia de dormir bien.

No necesariamente tienen que ser 8 horas pero sí un mínimo de 6 o 7 para que tu cuerpo descanse y recupere la energía suficiente para enfrentar los retos diarios con mayor concentración.

Por el contrario, el desvelo y la falta de sueño por culminar ciertas actividades solo repercute en un menor rendimiento personal. Formar un buen hábito para dormir potenciará enormemente tu capacidad de resolución de problemas.

18. Lee durante 15 minutos diarios

Desconozco la explicación biológica (o psicológica) de por qué leer un buen libro libera la imaginación creativa. Pero estoy seguro que toda la tecnología no sustituye en lo más mínimo la riqueza mental que transmite la lectura.

Estoy seguro que toda la tecnología no sustituye en lo más mínimo la riqueza mental que transmite la lectura.


Este es un hábito que vale oro y que te aseguro contribuye increíblemente a ser más productivo y eficiente en todo lo que haces.

19. Evalúa tus avances


Para ser más productivo y eficiente en el alcance de tus metas, debes evaluar regularmente tus avances y preguntarte:

  • ¿Qué estoy haciendo bien?
  • ¿Qué puedo hacer mejor?
  • ¿Qué debo dejar de hacer?

Responder honestamente a estas preguntas te permitirá tomar las decisiones necesarias para enmendar el rumbo y llegar a donde realmente te has propuesto.

20. Deja de postergar

Finalmente y no porque sea la clave menos importante. Debes aprender a dejar de postergar.

Procrastinar le llaman a esto. Postergar una y otra vez es un mal hábito que tiene que ver con el temor de enfrentar ciertas actividades que muchas veces reconocemos importantes y que requieren toda nuestra atención.

Dejar de postergar te acerca a tus objetivos más importantes.

Prepárate Para ser más Productivo

Si sigues la mayoría de las claves citadas en este listado, seguramente serás una personas más fuerte, madura y determinada para dedicar tiempo a lo verdaderamente importante.

Y descubrirás con el pasar del tiempo que probablemente harás menos cosas, pero te sentirás mucho más satisfecho y plenamente realizado por haber logrado lo que te has propuesto.

👆El Reto

Por último quisiera dejarte un reto muy sencillo. Si alguna de estas claves te fue de utilidad compártela con alguien más.

Conversa con alguien acerca de estas claves. Habla de ellas. Memorízalas. Imprimelas y haz que funcionen. Compartirla con más personas contribuirá a que ellos también puedan potenciar sus vidas a través de formar nuevos hábitos productivos.

Pero todo comienza en la mente y se transmite a la voluntad. Y si nos dejas un breve comentario, nos ayudará a saber que estamos contribuyendo a enriquecer la vida de al menos una persona más en este planeta.

Recuerda seguirnos en twitter: 1000 Ideas de Negocios


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas