Revista Viajes

“Consciencia del cuerpo para una vida saludable” por Natalia S. Castrege

Por Naticastrege

Nuestro cuerpo nos acompaña el tiempo que estemos en esta existencia, es por eso, que deberíamos tomar conciencia de la importancia de cuidarlo, ejercitarlo, tener buenos hábitos y mantenerlo “en acción” para tener una mejor calidad en nuestra vida, desde ahora hasta nuestros últimos días.

Una de las primeras cosas que debemos comprender es que nuestro cuerpo no está separado de nuestra mente, el cuerpo y la mente son una unidad. Para lograr nuestro bienestar integral tenemos que tomar consciencia de mantener el equilibrio de esta unidad.
Me gusta pensar en la palabra ARMONÍA. Un cuerpo armónico es un cuerpo en equilibrio. El cuerpo como una orquesta, en donde cada instrumento o parte aporta proporcialmente, y en la medida justa, de acuerdo a sus funciones, sus notas y melodías para componer algo más grande, como una sinfonía.

Segundo, comprender que cada cuerpo es diferente. La forma, la genética, el funcionamiento de los órganos, etc. Cada persona tiene que trabajar según su propio cuerpo y su mente, con sus limitaciones y posibilidades.

“Consciencia del cuerpo para una vida saludable” por Natalia S. Castrege

Vivimos en una sociedad que muchas veces pone el ojo en lo que “se ve” y olvida el resto. Entonces nos la pasamos hablando y escuchando acerca de mejorar nuestro cuerpo, pero muchas veces esa mejora está orientada en un sentido estético, de acuerdo con los parámetros de la belleza o lo socialmente aceptado, o sea, la moda. Mejoremos el cuerpo para que se vea como “este modelo”, nos dicen. Pero la salud no tiene que ver con la moda ni con los clichés.
Hablamos de salud pero seguimos mirando lo exterior, encontrando soluciones mágicas para las partes y no para el todo. Que los síntomas desaparezcan, ya. Anulamos el dolor de cabeza con una pastilla, pero nunca entendemos cómo hacer para que no nos duela.

Esto puede ser funcional para este mundo que se la pasa emparchando. Para este mundo “sin tiempo” y con muchos intereses económicos, estas soluciones mágicas son infalibles.

“Consciencia del cuerpo para una vida saludable” por Natalia S. Castrege
Pero la realidad es que el síntoma es solo la punta del iceberg, lo que vemos. Y si bien es cierto que cuando tomo esa pastilla ese dolor calma, también es cierto que la base del iceberg sigue estando. Entonces el problema en realidad no desaparece, sólo se esconde.

El estrés parece ser causa de muchos problemas de la vida cotidiana, pero se manifiesta de tantas maneras que seguimos un poco perdidos acerca de los caminos posibles para combatirlo.
Nos faltan herramientas, nos falta consciencia.

Por suerte la ciencia sigue avanzando y con sus descubrimientos se desmitifican algunas creencias que ya no responden a la realidad de hoy. Nuevas respuestas y nuevas formas de lograr ese bienestar del que hablamos.

3, 2, 1 ACCIÓN

“Consciencia del cuerpo para una vida saludable” por Natalia S. Castrege

Para que exista equilibrio, tenemos que ocuparnos de nuestra unidad. De nada sirve que trabajemos nuestro cuerpo entrenando todos los días sin parar, si eso nos termina agotando física y mentalmente, o si nuestra mente está estresada y con malos pensamientos. Tampoco que sólo nos ocupemos de nuestra mente, de cultivar nuestro intelecto y dejemos de lado nuestro cuerpo, como si fuera algo externo a nosotros, algo sin importancia, porque a la larga nos pasará factura.
Pensemos en una retroalimentación. Seamos conscientes de ella. Sabemos que una mente que no es sana generará un cuerpo con molestias, dolores y enfermedades, porque las emociones negativas generan enfermedades. Si te interesa conocer cómo transformar esas emociones, te recomiendo leer este artículo en nuestra página: https://pintoviajar.com/una-filosofia-vida-budismo/.

ZOOM CORPORAL

¿Alguna vez pensaste en lo importante que es mantener una buena postura corporal, una respiración consciente, tus huesos y tus articulaciones fuertes, generar energía?.

“Consciencia del cuerpo para una vida saludable” por Natalia S. Castrege
Como nos decía un profesor cuando estudiábamos el cuerpo humano: “la biología te regala todo hasta los 21 años, después, está en tus manos”.
Cuando no ponemos nuestro cuerpo en acción, se oxida, como un auto que guardo en un garage y jamás uso, o uso muy poco. Y ese oxidarse significa pérdida de movilidad articular, rigidez, falta de energía, estrés, falta de motivación, dolores musculares, enfermedades, etc.  Por supuesto estos cambios no los notamos, como decía mi profesor, cuando somos jóvenes, sino cuando el tiempo pasa. Envejecer es parte de la vida, pero lo que todos queremos es retrasar ese proceso natural, estar vivos y activos aún en la tercera edad.

Quiero arrancar a hacer alguna actividad, pero no sé cual… qué hago? 

1) Creo que es importante antes de arrancar con una, probar algunas que nos llamen la atención y que nos den ganas de hacer. No hacer lo que hacen todos, sino lo que a vos te guste.
Podemos orientarnos hacia el deporte, anotarnos en un gimnasio o clases de gimnasia, danza, teatro, circo, actividades gratuitas al aire libre como caminar, correr, patinar, andar en patineta, bicicleta, etc. No importa cual elijas. No cometas el error de pagar el mes si no estás seguro de que vas a hacerlo. Podés tomar una clase y ver si realmente es lo que buscás.
Tené en cuenta:
– La distancia desde tu casa o trabajo: si tenés que viajar mucho para llegar a hacer esa actividad, con el tiempo tal vez sea una de las causas de tu deserción.
– El dinero que te cueste por mes: si es demasiado dinero y no sabés si vas a llegar todos los meses, buscá otras opciones. También pensá en los gastos adicionales que implica esa actividad. Si vas a arrancar natación vas a necesitar una malla, gorra, antiparras.
– La flexibilidad: averiguar todos los posibles horarios para que siempre puedas acomodar los tuyos y no faltar.
– No depender de nadie para hacerla. Muchas veces arrancamos con amigos y después dependemos de alguien para ir, o si la otra persona abandona, nos quedamos sin saber qué hacer. Hacélo por vos y hacé lo que te guste.

2) Una vez que decidís arrancar, incluíla en tu organización de la semana. Y fundamental: pensá en tus objetivos con respecto a esa actividad: “quiero aprender a bailar flamenco básico en 3 meses”, “quiero que mi equipo esté entre los 3 primeros en el próximo campeonato”, “quiero fortalecer mi columna y mejorar mi postura en 3 meses”. Esto es crucial, porqué? porque muchas veces vamos a hacer algo, sin saber qué queremos lograr. Y entonces caemos en un gimnasio y al mes abandonamos, porque nadie nos prestó atención y nos aburrimos de hacer cosas repetitivas, porque no sabemos bien cómo hacer los ejercicios, porque no vemos resultados ya. Todo supone un proceso, pero si no sabés qué proceso estás haciendo, se complica un poco.

“Consciencia del cuerpo para una vida saludable” por Natalia S. Castrege
Otra cosa no menos importante es que si decidís hacer algo por tu cuenta, acordate de planificar o de consultar con un profesional del entrenamiento cómo podés avanzar. Está buenísimo que tengas la voluntad de salir a caminar todos los días, pero si caminás al ritmo de “ver vidrieras” y siempre la misma distancia, no estás entrenando. Hay mucha gente que se manda a correr (actividad muy común y excitante para arrancar), y realmente es una buena iniciativa, pero si hace 3 años que no hacés nada deberías hacer la actividad gradual y planificada, porque corrés (valga la redundancia) riesgo de lesionarte.
En suma, está bárbaro que seas independiente, pero OJO porque estás hablando de tu cuerpo y de tu salud. Mi consejo es que te asesores y planifiques y que te chequees para corroborar que tu salud está ok para hacerla.
Y planificar! Sin planificación no hay resultados visibles. Y si no hay resultados, te vas a frustrar.

3) La bendita constancia: Cómo hago para mantenerme constante en una actividad. Te tiene que gustar lo que hacés, tenés que tener CONSCIENCIA. Primero cuando estás ahi haciéndola. Que no sea aburrida depende de vos, siempre recordá tu objetivo, para qué estoy haciendo este esfuerzo. Estar significa “estar presente”, prestar atención en tus movimientos, en tus contracciones, en tu coordinación, en direccionar tu energía, en divertirte y pasarla bien.

“Consciencia del cuerpo para una vida saludable” por Natalia S. Castrege
Ver los resultados parciales: antes no podía hacer esto y ahora si!. Eso te da la pauta de que estás avanzando. Recordá que cada uno tiene un proceso. Nunca mires los resultados de tus compañeros. Hacerlo mejor o peor es relativo, bien y mal es relativo. Lo que signifique para vos haber “aprendido a respirar en yoga”, para otro puede ser algo muy simple. Pero sólo vos sabés el esfuerzo que significó que lo hagas y la energía que le dedicaste. Tomá las cosas buenas que vayas consiguiendo y agarráte de ellas para continuar. Es realmente muy satisfactorio lograr algo que teníamos ganas, y sobretodo saber que estamos apostando a nuestra salud.
También hacerse grupos de gente está muy bueno, porque podemos ampliar nuestros circulos y conocer gente con nuestros mismos intereses.

4) Si ya estás haciendo alguna actividad, tené en cuenta que los resultados son un conjunto de 3 cosas: ENTRENAMIENTO, DESCANSO Y ALIMENTACIÓN. Recordá que estamos priorizando la SALUD. Entonces, el proceso se hará efectivo cuando nos alimentemos e hidratemos correctamente, cuando descansemos bien y nos comprometamos con nuestra actividad de forma consciente.

“Consciencia del cuerpo para una vida saludable” por Natalia S. Castrege

ALGUNAS ACTIVIDADES RECOMENDADAS

YOGA: Es una disciplina en donde se cultiva cuerpo, mente y espíritu. Hay diferentes tipos de yoga, pero todas tienen ese mismo objetivo.Incluye las “asanas” o posturas de yoga, con las cuales conseguimos el equilibrio y la concentración. La respiración (pranayama) es fundamental, porque nos lleva a relajarnos y a la posterior meditación. Es una actividad fluida, dinámica, que te permitirá estar en el presente de forma consciente.

EUTONÍA: Eutonía significa “armonía del tono”. Conocí esta disciplina por el libro de Gerda Alexander “La Eutonía. Un camino hacia la experiencia total del cuerpo” que me regaló mi abuela (profesora de yoga). Se centra en hacer conscientes nuestras percepciones y lograr la energía necesaria en cada músculo de acuerdo a la tarea que realicemos.

FELDENKRAIS: El método Feldenkrais es un proceso de aprendizaje que propone desarrollar la inteligencia y la consciencia a través del movimiento. Es super interesante y vale la pena probarlo. Además de los múltiples beneficios para la salud, te permitirá alcanzar calidad y menor esfuerzo en tus movimientos habituales, reorganizar nuestros patrones de acción.

En estas actividades (como tantas otras) se trabaja desde el movimiento y la consciencia corporal para lograr esta unidad de la que hablábamos. Lo importante de esto es poder aplicarlas en la vida cotidiana, en nuestras tareas habituales. Porque creo que cualquier experiencia o actividad que realicemos tiene que poder aplicarse al día a día, que es la mayoría de nuestro tiempo.
De eso se trata, de poder vivir con hábitos saludables a cada momento, de controlar y dirigir nuestra energía y nuestros pensamientos, y de ser conscientes de cómo nos sentimos a cada momento. Tenemos que tomar en nuestras manos, nuestra vida. SALUD!

Buena semana amigos, y buena energía!


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista