Revista Economía

Consecuencias de pactar un despido improcedente

Publicado el 11 marzo 2016 por Eautonomos @eautonomos
Consecuencias de pactar un despido improcedente

Muchas veces escuchamos de casos en los que se ha pactado el despido improcedente entre la empresa y el trabajador. En el post de hoy vamos a ver qué establece la ley respecto a los días por año y cuáles son las consecuencias.

Si una empresa va a despedir a un trabajador y está dispuesta a reconocer la improcedencia del despido en un acto de conciliación ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC), debe procurar satisfacer la indemnización exacta que establece la ley. En el caso de despido improcedente, esto es 45 días de salario por año trabajado por el tiempo transcurrido desde el inicio de la relación laboral hasta el 12 de febrero de 2012, y 33 días por año trabajado desde dicha fecha hasta el día del despido.

¿Cuándo la Agencia Tributaria considera que hay pacto?

Hacienda entenderá que hay pacto entre la empresa y el trabajador tanto si la indemnización satisfecha es superior a la legal como si es inferior.

    Si la indemnización es superior a la legal

En caso de que sea superior, considerará que la postura de la empresa no es lógica, ya que si el tema hubiese acabado en los tribunales y éstos hubiesen fallado a favor del trabajador, la indemnización habría sido la fijada en la ley, y no una superior.

    Si la indemnización es inferior a la legal

Pero, también puede ocurrir que en el acto de conciliación se pacte una indemnización inferior a la legal, Hacienda puede interpretar que hay un cese voluntario y exigir a la empresa que satisfaga las retenciones. No tiene sentido que el trabajador aceptara un pago menor cuando la ley establece una indemnización mayor. Por lo tanto, la Inspección considerará que la indemnización no está exenta de IRPF y exigirá el pago junto con los intereses y sanciones que sean aplicables.

Sin embargo, la razón de ser del acto de conciliación es, precisamente, conseguir que el trabajador y la empresa lleguen a un acuerdo, de forma que no sea preciso acudir al juez. En dicho pacto pueden influir muchas circunstancias que aconsejen fijar una indemnización distinta a la legal.

Por todo ello, aconsejamos que se recopilen todas las pruebas que lo justifique y se pueda demostrar ante la Inspección que no ha existido fraude.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas