Revista Deportes

Crisis en el Real Madrid, el físico como desencadenante

Publicado el 15 marzo 2015 por Futbolgol

Ancelotti Real Madrid

En noviembre todo eran sensaciones en la segunda temporada de Carlo Ancelotti, buen juego, buenos rendimientos individuales y, sobre todo, excelentes resultados. ¿Qué ha cambiado desde entonces para que, ahora, el equipo se encuentre inmerso en una crisis importante de resultados?

Se acumularon varias lesiones en determinada zona del campo, en este caso, en el centro, que fueron cubiertas con mayor o menor éxito. Importantísima ha sido la baja de Luka Modric, el encargado, este año, de dar equilibrio al juego blanco. Seguramente se trate del jugador con un sustituto menos claro en la plantilla. La decisión de Ancelotti fue la de mantener intacto el sistema de juego e integrar al jugador número 12 en el 11 inicial. De esta manera, era habitual ver un 4-3-3 con Kroos como pivote e Isco y James como interiores. Arriesgado, sí, pero con una calidad tan grande que, al menos en términos de resultados, no se produjo un cambio significativo.

El siguiente contratiempo fue la baja de James, el colombiano, pese a ser contratado como un mediapunta técnico y goleador, había demostrado una buena capacidad de sacrificio convirtiéndose, en cierta medida, en un jugador de ida y vuelta. El jugador número 12, Isco, ya estaba asentado en el equipo titular y Ancelotti no es hombre de realizar muchas rotaciones. Las siguientes opciones estaban fuera de forma, tanto física como anímica. Illarramendi no contaba, ni cuenta para el italiano, Khedira se estaba recuperando de una lesión y tampoco parecía contar mucho. Era primeros de enero, se abría el mercado invernal, en los periódicos se nombraba una posible solución, el fichaje de Lucas Silva, brasileño que todavía jugaba en su país.

Ninguno de los tres consiguió robustecer lo suficiente el centro del campo madridista como para hacerse con una titularidad permanente, a este hecho se le sumaron otras 2 malas noticias, Kroos, la única constante durante toda la temporada en la zona media, se encuentra fundido, no ha rotado prácticamente nada, acumula demasiada carga en sus piernas. Para colmo de males, Sergio Ramos, líder de la defensa y capitán, de facto, también ha atravesado por problemas físicos. La acumulación de dificultades ha sido demasiado para el equipo de Ancelotti, un técnico que no destaca por tomar demasiadas decisiones.

El resultado es lo visto en el partido contra el Schalke 04, un completo despropósito. Dudas en todas las líneas, empezando por la portería, donde casi nadie cree ya en Iker Casillas, en la defensa que, sin su líder y con un centro del campo débil, no logra imponerse a las delanteras rivales porque no puede hacer gala de sus mayores virtudes, la anticipación y el inicio limpio de jugada. El centro del campo es un despropósito, favoreciendo transiciones demasiado rápidas con balón y aculándose hasta casi llegar al área propia sin él. La delantera, formada por los 3 intocables, se desconecta durante casi todas las fases del juego, haciendo insuficiente su calidad individual.

Ancelotti, como se ha dicho a lo largo del artículo, no es muy amigo de tomar decisiones rápidas, que pudieran considerarse como precipitadas. El italiano es un hombre calmado, tiene varias opciones, mientras espera a que se recuperen sus figuras. Cambiar el esquema, a un 4-4-2, es una de ellas, implicando a uno de los delanteros en más fases del juego se puede ganar homogeneidad. Otra es, simplemente, ir cambiando piezas a medida que las tiene a punto, Keylor Navas por Casillas, Sergio Ramos por Varane, Modric, son jugadores que pueden elevar el nivel de juego.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas