Revista Cine

Crítica | “Los Minions”, querrás ser un ‘Súper Villano’ para llevarte uno a casa

Publicado el 02 julio 2015 por Pandora Magazine @PandoraMgzn
Loading1 Votos obtenidos¡Vótame!¡Vótame!

.

Ficha técnica | Título original: The Minions. Director: Kyle Balda, Pierre Coffin. Guión: Brian Lynch (Personajes: Ken Daurio, Cinco Paul). Reparto (voces en VO): Sandra Bullock, Pierre Coffin, Jon Hamm, Michael Keaton, Allison Janney, Steven Coogan, Jennifer Saunders, Geoffrey Rush, Steve Carell, Hiroyuki Sanada. Género: Animación, Comedia. Duración: 91 minutos. Año: 2015. País: EE.UU.. Música: Heitor Pereira. Productora: Illumination Entertainment. Distribuidora: Universal Pictures España.

Print

Los más pequeños, los aficionados a la animación y los amantes (sin prejuicios animados) al cine en general estábamos esperando y deseando que esta pequeña tribu amarilla del humor absurdo y corporal tuviera obra propia. En cuanto aparecían los atolondrados Minions en las dos anteriores “Gru, mi villano favorito”, se comían la pantalla e incluso al protagonista. Puede que hubiera cierto temor a que estos pequeños amarillos no pudieran sostener el peso de una aventura completa como protagonistas pero tras visionar el largo queda claro que, aunque hablando de estructura falte ambición, lo consiguen.

2421_TPT_00001_WIP6 (1280x692)

La historia de “Los Minions” se remonta al principio de los tiempos. Los Minions empezaron siendo organismos amarillos unicelulares que evolucionaron a través del tiempo, poniéndose siempre al servicio de los amos más despreciables. Ante su incapacidad para mantener a esos amos –desde el T. Rex a Napoleón–, los Minions acaban encontrándose solos y caen en una profunda depresión. Sin embargo, uno de ellos, llamado Kevin, tiene un plan. Acompañado por el rebelde adolescente Stuart y el adorable Bob, decide lanzarse al mundo en busca de un nuevo amo malévolo a quien sus colegas puedan seguir. El trío emprende un emocionante viaje para conseguir una jefa a quien servir, la terrible Scarlet Overkill. Pasarán de la helada Antártida, a la ciudad de Nueva York en los años sesenta, para acabar en el Londres de la misma época, donde deberán enfrentarse al mayor reto hasta la fecha: salvar a la raza Minion de la aniquilación.

El prólogo histórico e inicial es simplemente magnífico. Toda la apertura de los Minions buscando súper villanos a través de la historia es casi perfecta. Lo que sigue, como ya he comentado, es menos ambicioso en cuanto a estructura y también en cuanto a intentar conquistar un público más adulto, pero siguen habiendo momentos de genialidad divertidísima. El slapstick está por todos lados y, tanto las técnicas de movimiento como el diseño de personajes, junto con la coordinación y acabado de algunas escenas, rememoran y recuerdan a los míticos cortos del estudio de animación estadounidense UPA (United Productions of America), equivalentes al arte moderno para los cartoons de los 40 y 50´s.

2421_SHM_DS_S1450P0017_L_0148R (1280x692)

Hay que destacar el ritmo que tiene la película. Avanza vertiginosamente de un escenario a otro, del Ártico a Nueva York, Orlando, Londres… Y todo bañado con un aroma sixties (la acción se sitúa en 1968) repleto de canciones y guiños pop.

Lo dicho, puede que se eche en falta algo que pueda atraer a un público más adulto pero, ¡qué diablos! Para eso ya están los consagrados capos de Pixar. Illumination Entertainment con su recién formado séquito de bichejos amarillos y súper villanos por doquier se dedican a otra cosa creando un sello más infantil pero propio. Y alegrémonos porque la animación continúa viviendo un momento pletórico del que parece aún queda mucho por disfrutar.

Crítica: Antonio Garrido


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas