Revista Cine

Crítica: Padre no hay más que uno 2 de Santiago Segura

Publicado el 29 julio 2020 por Reinfeld @reinfeld183

Crítica: Padre no hay más que uno 2 de Santiago Segura

Hubo un tiempo en el que parecía que Santiago Segura sólo iba a dirigir secuelas de Torrente hasta que hace un par de años en Sin Rodeos le dio el protagonismo a una gran Maribel Verdú en una comedia sobre el empoderamiento femenino. El año pasado volvió con otra comedia en la que nos contaba las aventuras de un padre que tenía que lidiar con una panda de hijos ante la ausencia de una madre que se había tomado unos días de vacaciones. Javier, el personaje de Santiago Segura tenía que hacer todo lo posible para llevar las riendas de la casa y todo lo que provocan sus díscolos hijos. La película se trataba de una adaptación de la película argentina Mamá se fue de viaje que tenía como actor principal a Diego Peretti. La película tuvo tanto éxito (ahora se puede ver en Amazon prime video) que era inevitable una segunda parte. En este nueva historia todo cambia con la incorporación de un nuevo personaje al que interpreta Loles León. Cariñosa y abnegada con los nietos pero dura e inflexible con el padre. Dos actores que se conocen desde hace tanto tiempo como Segura y Loles León consiguen a través del conflicto crear una gran dosis de comicidad. 

Crítica: Padre no hay más que uno 2 de Santiago SeguraElla es la que viene a solucionarle los embrollos a Javier, una mezcla de La niñera de la serie de Fran Drescher y Mary Poppins. Del mismo modo que la niñera británica llegó de una forma inesperada, el personaje de Loles León aparece sin que el máximo beneficiario la quiera. Utiliza una forma poco convencional de solucionar los problemas, no como a los afectados les gustaría, pero sí de la forma más entretenida. Para esta segunda parte ha dejado un lado el gag y la comedia física para hacer una historia más familiar en la que se desarrollan más los personajes, especialmente el de los hijos. Ahora los empezamos a conocer más y como empiezan a surgir los conflictos con el padre. Ellos quieren una cosa mientas que Javier tan sólo busca lo mejor para ellos. 

Se nota la mano de una buena dirección de actores pues es evidente que sin una formación es necesario que alguien les vaya guiando con unas pautas. En un futuro sabremos si estas jóvenes promesas se convertirán en parte de las nuevas caras del cine español. Lo que sí se puede decir es que se pueden codear con grandes como Toni Acosta, Silvia Abril o los ya mencionados Santiago Segura y Loles León sin que se note la evidente falta de experiencia de unos frente a los otros. En definitiva, Padre no hay más que uno 2 es una comedia entretenida que con una naturalidad pretende hacernos reflexionar sobre la familia

Después de un largo confinamiento que hemos pasado en el que hemos estado encerrados durante tanto tiempo siempre viene bien historias positivas como esta. Los cines han estados cerrados y ahora empiezan los estrenos y dentro de esta situación tan atípica en la que nos encontramos más bien sacada de una película de ciencia ficción es mejor buscar en la oscura pantalla del cine una forma de evadirse durante un par de horas.

Crítica: Padre no hay más que uno 2 de Santiago Segura


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas