Revista Cultura y Ocio

Crítica teatral de ins: un show de improvisación nocturno. teatro quevedo

Por Orlando Tunnermann

CRÍTICA TEATRAL DE INS: UN SHOW DE IMPROVISACIÓN NOCTURNO. TEATRO QUEVEDO
Orlando Tünnermann ha añadido 2 fotos nuevas.
28 de marzo · INS: UN SHOW DE IMPROVISACIÓN NOCTURNO. WWW.EL-HOTEL-DE-LAS-ALMAS-PERDIDAS.BLOGSPOT.COM
Una nueva incursión en el remodelado teatro Quevedo me ha conducido nuevamente por senderos de histrionismo, “despotrique” gratuito y dislates espontáneos que descoyuntarían la mandíbula al más pintado de tanta risa festiva e hilaridad entre los concurrentes en el patio de butacas. Voy concatenando comedias, en una escala gradual creciente de “cachondeo”, como si fuera yo un recolector de risas y despilfarro humorístico. En esta ocasión me topo frente a frente, tan frente a frente que sólo me faltaba ya besar el escenario, con un triunvirato de actores muy jóvenes que, como aquellos paladines del humor de “La guerra de los sexos”, a quienes calificaba yo de jóvenes J.A.S.P (jóvenes aunque sobradamente preparados), o los singulares protagonistas de “La curva de la felicidad”, ¡vaya elenco! también destilan talento e ingenio por cada poro de la piel. DiegoRou, Miguel Ángel Moreno (Eme) e Irene Pardo se estrujan las células grises para confabularse con las musas del ingenio y pergeñar historias improvisadas y rocambolescas en milisegundos, coadyuvados por los despropósitos que proponía el público para hilvanar una historia desternillante y poco menos que “cubista”, por lo surrealista digo…Una palabra lanzada al aire: “Pene”, “Avestruz” o “calcetín de Carrefour” podían propiciar el génesis de relatos de vodevil disparatados que parecen producto de un delirio deformado hasta sus últimas consecuencias. Alguien en el público propone la representación de una escena de género lírico, misterioso o erótico y a partir de ahí, los tres actores desembalan recursos interpretativos que discurren con la misma velocidad con que se cocinan los pensamientos. Una coctelera con papelitos, donde hemos escrito toda suerte de chaladuras, servirá para dar rienda suelta a la imaginación de estos tres “monstruos” de la improvisación. Monstruos no por horrendos… más bien por sobresalientes, brillantes y talentosos.
Improvisación en estado puro que mana libérrima como una libertina astracanada a raíz de una palabra, una frase ocurrente, soez, sicalíptica o lo que se tercie, que por sus ingredientes, pongamos: “farola”, “condones” y “jubilada artrítica y patizamba” ya sabes que va a descarrilar por las veredas del despropósito, la chaladura y el sinsentido en su prisma más desternillante. Diego es un comunicador nato, ágil, locuaz y divertido, ingenioso y camaleónico. 
Eme es como un todoterreno, pisa fuerte, pisa firme, muda pieles, voces, gestos y texturas, se acopla y se amolda, se transforma en torbellino, calma absoluta o desvergüenza repentina en el mismo tiempo en que yo chasqueo la lengua para pronunciar su nombre. Irene Pardo; pizpireta, risueña y bella, casi de juguete su figura curvilínea y dúctil, parece frágil y voluble, pero su presencia en el escenario es garante de profesionalidad con ribetes y aureolas que circuyeran su nombre. Simpática y vivaz, vivaracha y cercana, su mente es un tranvía de largo recorrido que jamás sucumbe ante los imprevistos baches del terreno, pues conoce los ardides de la profesión para disolver en milisegundos la sombra de la duda y el silencio, la sombra del temor escénico y el nublado que produce el olvido. Ingeniosa y rauda como el viento, su figura menuda esconde un talento sobrenatural e inconmensurable que no se puede amarrar bajo la carpa de ningún teatro. Seguridad en sí mismos, dominio escénico, capacidad comunicativa, y por encima de todo ello piel camaleónica para vestirse y desvestirse con disfraces dispares en el tiempo en que yo tardo en respirar o parpadear.28 de marzo · INS: UN SHOW DE IMPROVISACIÓN NOCTURNO. WWW.EL-HOTEL-DE-LAS-ALMAS-PERDIDAS.BLOGSPOT.COM

Volver a la Portada de Logo Paperblog