Revista Cine

CRÍTICA THE GRAND BUDAPEST HOTEL (2014) por RONNIE VALENCIA

Publicado el 17 enero 2015 por Matias Olmedo @DragsterWav3
CRÍTICA THE GRAND BUDAPEST HOTEL (2014) por RONNIE VALENCIA
Director: Wes AndersonGuión:Wes Anderson (Historia: Wes Anderson, Hugo Guinness)Música:Alexandre DesplatFotografía:Robert D. YeomanReparto:Ralph Fiennes, Tony Revolori, Saoirse Ronan, Edward Norton, Jeff Goldblum, Jude Law, Willem Dafoe, F. Murray Abraham, Adrien Brody, Tilda Swinton, Harvey Keitel, Mathieu Amalric, Jason Schwartzman, Tom Wilkinson, Larry Pine, Bill Murray, Léa Seydoux, Owen Wilson, Giselda Volodi, Florian Lukas, Karl Markovics, Wallace Wolodarsky, Bob Balaban, Volker Michalowski, Fisher Stevens, Waris Ahluwalia

Sinopsis:  Gustave H. (Ralph Fiennes), un legendario conserje de un famoso hotel europeo de entreguerras, entabla amistad con Zero Moustafa (Tony Revolori), un joven empleado al que convierte en su protegido. La historia trata sobre el robo y la recuperación de una pintura renacentista de valor incalculable y sobre la batalla que enfrenta a los miembros de una familia por una inmensa fortuna. Como telón de fondo, los levantamientos que transformaron Europa durante la primera mitad del siglo XX. 
Nominada a nueve premios Oscar:  Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guión Original, Mejor Fotografía, Mejor Edición, Mejor Banda Sonora, Mejor Vestuario, Mejor Maquillaje y Peluquería, Mejor Diseño de Producción. 

CRÍTICA THE GRAND BUDAPEST HOTEL (2014) por RONNIE VALENCIA

  Una nueva comedia de Anderson llegó este 2014 a los cines, pero no es cualquier comedia, fíjense que les digo, de Wes Anderson, osea ya otro nivel de narrativa estética y creación filmica. El realizador siempre se ha caracterizado por manejar un estilo visual rico en matices y sus guiones son verdaderas joyas, con "El Gran Hotel Budapest" no decepciona.  El espectáculo visual que se aborda en cuanto comienza la cinta se mantiene segundo a segundo con escenas vertiginosas, ricos personajes, colores fascinantes, diálogos efectivos y con una banda sonora interesante, nominada al Oscar por cierto. De hecho se gana a pulso todas y cada una de sus nominaciones, aunque lamentablemente Ralph Fiennes no este compitiendo como Mejor Actor porque de todo el elenco es el que mantiene sobre sus hombros la trama con sus exquisitos modales y refinado gusto.  Las cintas de Anderson son por entero un colorido pomposo de imágenes, pero bien sabe el artífice manejar elementos que entretienen al espectador y que entregan entretenimiento sin más. Esa es una de las cualidades del director, tal pareciera que le ha resultado fácil hacerse la mofa y presentar una comedia más sutil de esas que hoy en día ya no existen, para eso vemos a Anderson en el cine, para alejarnos del humor escatologico, tonto, rebuscado y sin sentido de tantas películas hoy en día; el humor del cine de Anderson es más estilizado, un poco pretencioso pero se agradece que aun se mantenga fiel a su visión de las cosas, pocos directores logran esa consistencia, ya que se pierden entre las exigencias externas de los productores, tal es el caso de Tim Burton por ejemplo.  El Gran Hotel Budapest salva las aguas manejándose en su impresionante estética, encuadres delineados al detalle junto a escenas muy teatrales, coloridos espacios llenados con actores de calibre, que si bien más de la mitad esta desaprovechados lo hacen bien a su manera o como lo ordene el guión.  Estas bases estéticas, vestuario, fotografía, producción, música, son las que mantienen el buen funcionamiento de la historia.

  Anderson en estado puro.Calificación:
CRÍTICA THE GRAND BUDAPEST HOTEL (2014) por RONNIE VALENCIA
Dualidad/Alterna  9/109IMDb  8.1Rotten Tomatoes 92%

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas