Revista Cine

Crónica Venecia 2013: "Moebius" un escándalo de risa por Kim Ki-duk

Publicado el 04 septiembre 2013 por Fimin

04 de Septiembre del 2013 | etiquetas: Festival de Venecia, Festivales 2013, Crítica

Twittear cronica-venecia-2013-moebius-un-escandalo-de-risa-por-kim-ki-duk

El incesto explícito entre madre e hijo o las mutilaciones genitales son los principales responsables de atrasar el estreno de "Moebius" en Corea. Una desbocada mirada acusada de expresión inmoral y antisocial por trasladar relaciones sexuales entre familia inmediata, así como imágenes y métodos de expresión que supuestamente incluyen contenido dañino para la juventud en términos de violencia, horror y al parecer, peligro de imitación (¿hay alguien ahí?). En la Mostra hemos podido ver su versión completa, que sorprendentemente resulta mucho más irrisoria y paródica que dramática y perturbadora. Sorpresa, sorpesa, el último Kim Ki-duk entretiene y divierte mucho más de lo que violenta y sacude. Otro cantar es que sea esta su misión.

¿De qué va?

Una triángulo enfermizamente amoroso entre padre, madre e hijo parodiado y mutilado por Kim Ki-duk

¿Quién está detrás?

Tras resurgir (¿incomprensiblemente?) con otra retorcida y traumática fábula familiar que le llevaron a rugir con un León de Oro (sin Máster) en la última Mostra, Kim Ki-duk aspira a confirmar su resurgir con "Moebius", película que al igual que ya hiciera "Pietà", también es protagonista en esta Venecia, aunque no sin controversia previa.

¿Quién sale?

Kim Ki-duk  vuelve a contar con Jo Jae-hyeon, actor fetiche en sus comienzos, protagonista, entre otras, de "Bad Guy" o "Domicilio Desconocido". El incestuoso triángulo familiar lo completan Seo Young-joo y Lee Eun-woo.

Crónica Venecia 2013:

¿Qué es?

La desproporcionada y exagerada parodia de "Hierro 3". Como bien afirma mi compañero Manu Yáñez, parece una comedia digna de los hermanos Farrelly. Nunca mejor dicho.

¿Qué ofrece?

Lo nuevo de Kim Ki-duk tampoco parece ganarse el beneplácito de las autoridades cinematográficas coreanas en su intento por reactivar el interés por un cineasta que parece haberse emborrachado de si mismo y no es capaz de levantar cabeza de la permanente resaca en que ha vivido la última década, muy a pesar del incomprensible León de Oro con el que se hizo el pasado año. No es el caso, sin embargo, del público veneciano, quien a demostrado que "Moebius" sea probablemente su película más esperada en la Mostra de este año. Lo certifica una cola interminable que triplica el aforo permitido de la sala para ver en primicia el supuesto escándalo que promete la nueva y controvertida propuesta del director de "Pietá".

"Moebius" es una película muda, que se articula sin el uso de la palabra. Recurso que Kim Ki-duk recupera tras llevarlo en "Hierro 3" a la más absoluta excelencia. Magnífica película con quien comparte mirada, no así tono, atmósfera, ni mucho menos, poesía ni sutileza. Su mirada en este caso juega a los golpes de violencia abrupta y tosca, descaradamente explícita y ridículamente extrema. Tanto que uno acaba por tener la sensación que está ante una desbocada parodia mucho más que ante un perturbador drama. Es quizá la mejor forma de evitar escapar indignado prematuramente de la sala y llegar a ver los créditos finales con una sonrisa de oreja a oreja. Es mi caso, aunque no creo que fuera este el objetivo de quien está tras la cámara.

Nota: 4 / 10

Crónica Venecia 2013:


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revistas