Revista Cocina

Crumble de cerezas

Por Cuca
Si tuviera que elegir una fruta que me recuerde al  verano sin duda elegiría las cerezas. Habrá frutas más veraniegas, pero para mí hablar de cerezas es hablar del principio del calor igual que hablar de fresas es hablar del principio del fin del frío (vaya, parece un trabalenguas)
El año pasado cuando abrí el blog publiqué un montón de recetas con esta fruta y tenía muchas recetas en mente para este año pero como sabéis la temporada de cerezas se me ha estropeado un poco y no sólo es que tenga menos tiempo para meterme en la cocina sino que era mi padre el que cada semana me traía un buen alijo de cerezas del campo. Nosotros no tenemos cerezos, pero sí mi tío y muchos "vecinos de campo" que todos los años nos dicen que cojamos las que queramos. Crumble de cerezasEsta receta no era una de las primeras de mi lista pero causas de fuerza mayor hicieron que le llegase el turno. Y me alegro de haber preparado este crumble (ya os habréis dado cuenta de que últimamente he preparado varios y cada vez me gustan más) porque aunque no sea la forma más sana de comer fruta sí que es una manera divertida para aquellos que no la toman sola. Además es ideal para aprovechar la fruta que empieza a ponerse madura con rapidez  (que en verano pasa mucho) y para dar salida a grandes cantidades de fruta.Crumble de cerezasComo os he dicho muchas veces el crumble es muy fácil de preparar y se puede hacer en una fuente grande, en moldes individuales o donde os dé la gana siempre que se pueda meter en el horno. Se puede tomar templado o frío (a mí me gusta más frío, especialmente ahora) y desaparecerá tan rápido que no daréis crédito a lo poco que os ha durado.
Cuanto mejor sea la fruta que utilicéis y más madura esté más dulce será, pero también es ideal para aprovechar esa fruta que no acaba de estar deliciosa (por ser por ejemplo de las primeras de la temporada o porque simplemente no sabe a nada que seguro que a vosotros también os ha pasado comprar fruta y cuando llegáis a casa le falta chispa) ya que se puede potenciar (o enmascarar, según se mire) su sabor con el azúcar, el limón o la canela.Crumble de cerezasSe mire por donde se mire todo son ventajas a la hora de preparar esta receta.
También aprovecho para pediros disculpas por estar bastante monotemática en los últimos días con las cerezas que hay por aquí algún seguidor al que no le gustan y desde luego no le estoy ofreciendo recetas alternativas. Lo lamento, ya me quedan muy pocas en la reserva, pero quiero publicarlas antes de que acabe la temporada de cerezas, que está ya casi en las últimas, por si os animáis a preparar alguna o por si alguna de mis recetas os sirve de inspiración para dar salida a alguna cantidad ingente de cerezas que tengáis en casa.
Además quedan tan bonitos los postres, o las cerezas solas al fotografiarlas que es complicado resistirse. Crumble de cerezasComo compensación prometo experimentar con recetas nuevas ahora que por fin disfruto de mi horario laboral de verano. Ayer fue mi primera tarde en casa y no sabéis cuánto lo agradecí sobre todo por no tener que salir a la calle con la que estaba cayendo fuera... El madrugón no importa si el premio es tener tiempo libre y posibilidad de tener vida entre semana.
Dejo de enrollarme y os dejo la receta, que no tiene ningún misterio y cualquiera se puede atrever con ella.
 Ingredientes:
* 200 gramos de harina* 50 gramos de azúcar moreno* 50 gramos de azúcar blanca* 90 gramos de mantequilla* 700 gramos de cerezas deshuesadas* 3 cucharadas soperas de azúcar blanca* El zumo de medio limón (de los pequeños)* Canela molida.
Elaboración:
1. Lavamos y deshuesamos las cerezas.
2. Las ponemos en una fuente apta para horno, las espolvoreamos con tres cucharadas de azúcar, las regamos con el zumo de limón y las dejamos reposar.
3. Mientras preparamos el streussel para lo que ponemos en un bol amplio la harina, la mantequilla a temperatura ambiente y los dos tipos de azúcar y amasamos hasta que el aspecto es de migas y el tacto es como arena mojada. Si queréis podéis poner canela molida en la masa.
4. Esparcimos el streussel sobre la fruta e introducimos en el horno precalentado a 180º C. También podéis espolvorear un poquito de canela sobre el streussel antes de meterlo en el horno que es lo que yo hice.
5.  Horneamos hasta que es streussel esté dorado y la fruta empiece a deshacerse. Lo notaremos porque los bordes empezarán a teñirse de rojo (y os aseguro que es la mejor parte del crumble, pero guardadme el secreto) Yo lo tuve unos cincuenta minutos en el horno, pero todo depende del grado de madurez de la fruta.
6. Cuando se enfríe lo metemos en el frigorífico (tapado, por supuesto) y disfrutamos de él bien solo o con una bola de helado de vainilla.
Crumble de cerezasMás sencillo imposible ¿verdad? y con el calor que estamos teniendo en los últimos días nada mejor que tirar de postres fresquitos. Crumble de cerezasYa sé que algunos dirán que para preparar el crumble hay que encender el horno, pero lo bueno que tiene es que lo metes y te puedes ir de la cocina y no tienes que estar controlándolo cada poco. Creo que se me ve el plumero, y es que hay recetas para las que no me duele poner el horno y pasar un poquito de calor.
Crumble de cerezasMe despido de vosotros hasta el lunes. Espero que tengáis muy feliz y dulce fin de semana y que llevéis lo mejor posible la ola de calor que nos acompaña...
Manos a la masa y ¡bon appétit!
Crumble de cerezas

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista