Revista Arte

¿Cuánto debe cobrar un artista por su trabajo?

Por Pilar
Recientemente el Gobierno del País Vasco presentó un estudio elaborado por la consultoría cultural ARTImetría donde se establece un sistema de cálculo para la remuneración del trabajo de los artistas en las convocatorias de subvenciones y ayudas en el País Vasco.
Sin duda, un informe de referencia sobre la valoración económica del trabajo de los artistas en los proyectos de artes visuales. Un informe cuyos objetivos son, en primer lugar, analizar y evaluar prácticas existentes en el País Vasco y en otros países, y en segundo lugar, proponer un modelo de valoración del trabajo de los creadores que pueda ser aplicado en las diferentes convocatorias de ayudas, becas, etc. o a otras situaciones en la que los honorarios del artista deban de ser tomados en cuenta.
En el informe (que puede descargarse gratuitamente aquí) se hace un interesante análisis de algunos modelos internacionales como Australia, Canadá, Estados Unidos y por supuesto países nórdicos, entre otros. A su vez, y concretando las acciones llevadas a cabo por el Gobierno Vasco se analizan las ayudas aportadas desde las diferentes administraciones: diputaciones forales, ayuntamientos y el propio Gobierno del País Vasco. Así mismo también se hace una relación de los centros artísticos ubicados en esta comunidad autónoma como Arteleku, la Sala Rekalde, Montehermoso, etc. de museos como el Guggenheim o el de Bellas Artes, de las galerías y de los centros de producción. Con ello se hace un exhaustivo mapa de los agentes implicados en las artes visuales en el País Vasco.
¿Cuánto debe cobrar un artista por su trabajo?
La siguiente parte del estudio es una interesante recopilación de experiencias de los artistas ante el sistema de ayudas, tanto dentro como fuera del País Vasco. En total se solicitó la opinión a 46 artistas, pero solamente 28 respondieron a preguntas sobre ayudas, concursos, jurados, ferias, etc.
Por ejemplo ante la pregunta de opinión sobre los jurados alguno contestó:
“Más que primar el interés de los proyectos, priman la decisión de jurados, que tienen sus intereses en algunos artistas”.
“El sistema del jurado tiene sus pros y sus contras, la rotación en las diferentes convocatorias tiene que ser constante para higienizar el sistema”.
Respecto al importe de las ayudas, algunas opiniones fueron:
“Insuficiente, bajo, si tenemos en cuenta que junto además de los costes de producción del proyecto artístico, el artista tiene unos gastos mensuales: dietas, transporte, alojamiento, otros gastos personales... como cualquier persona”.
“La paradoja suele ser tener una ayuda en materiales, o incluso local–taller, y no tener tiempo de trabajar en ello porque hay que trabajar en otra cosa para pagar el piso y la comida. Esto implica, por no dar un poco más, o repartido distinto, desaprovecharlo todo”.
“La obligación de buscar más de una institución financiadora sólo incrementa el trabajo de gestión, y aumenta el riesgo de imposibilidad de realizar finalmente el proyecto”.
En la última parte del informe se ofrecen propuestas de incorporación de la remuneración de los artistas en los esquemas de ayudas, teniendo en cuenta la tarifa diaria de un artista en el País Vasco, distinguiendo entre el denominado 'artista emergente' y el 'artista senior'. Es decir, se proponen modelos para determinar cuál debe ser la remuneración del artista cuando desde la administración o las fundaciones se convocan ayudas y subvenciones a la creación.
¡Feliz lectura!

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revistas