Revista Opinión

Cuba, EE.UU. y el impacto negativo del retroceso en las relaciones [+ video]

Publicado el 04 noviembre 2017 por Norelys @norelysmorales

Cuba, EE.UU. y el impacto negativo del retroceso en las relaciones [+ video]

Martha Andrés Román.─ Durante dos días consecutivos el canciller cubano, Bruno Rodríguez, condenó en Estados Unidos el retroceso en las relaciones bilaterales entre ambos países como consecuencia de las acciones de la administración del presidente norteamericano, Donald Trump.

Primero en la Asamblea General de la ONU, en la ciudad de Nueva York, y luego en una conferencia con medios nacionales y foráneos en Washington DC, el ministro de Relaciones Exteriores cubano aseguró que no existen pruebas de que haya ocurrido un ataque contra funcionarios estadounidense en la isla.
'Con el pretexto de las afecciones a la salud de algunos diplomáticos en La Habana, sin que exista la menor evidencia sobre su causa y origen ¿'porque mienten cuando hablan de ataques o incidentes?, ni resultados de las investigaciones en curso, el gobierno de Estados Unidos adoptó nuevas medidas de naturaleza política contra Cuba', denunció en la ONU.

En ese organismo internacional, donde 191 naciones volvieron a condenar el miércoles el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington a la mayor de las Antillas, el titular manifestó que la respuesta de la administración Trump profundiza el bloqueo y afecta los nexos bilaterales en su conjunto.

Ante ese foro, criticó que se detuviera la entrega de visas a viajeros y emigrantes cubanos en el consulado estadounidense en La Habana, la exigencia de una entrevista presencial en terceros países, y la emisión de una 'infundada y absolutamente mendaz' advertencia de viaje a los ciudadanos norteamericanos.

En tanto, este día 3 de octubre, en el Club Nacional de Prensa de Washington reiteró que no existe evidencia alguna sobre los alegados problemas de salud y señaló la falta de colaboración de las autoridades norteamericanas en el esclarecimiento de estos hechos.

¿Por qué los incidentes se reportaron de forma tardía, en su inmensa mayoría semanas y meses después de que supuestamente ocurrieron? ¿Por qué la información suministrada por Estados Unidos ha sido extemporánea e insuficiente?, cuestionó el jefe de la diplomacia cubana.

De acuerdo con el ministro, llama poderosamente la atención que el gobierno de esta nación siga hablando de 'ataques' y de 'ataques acústicos' y tome medidas punitivas contra Cuba, cuando está demostrado pericialmente que tales hechos no son posibles.

También apuntó que estas determinaciones han estado acompañadas de reiterados pronunciamientos irrespetuosos y ofensivos hacia su país por parte de Trump, 'que retoman la retórica hostil de los periodos de mayor confrontación'.

Washington debe dejar de politizar este asunto, lo cual puede provocar una escalada y hacer retroceder más las relaciones bilaterales, con consecuencias perjudiciales para ambos pueblos y países, acotó.

De acuerdo con el canciller, ya se aprecia el impacto negativo de las medidas estadounidenses en la cooperación en temas de interés mutuo, los intercambios y los viajes entre los dos países, los vínculos familiares y las relaciones migratorias.

Mencionó, por ejemplo, la suspensión de un encuentro técnico sobre agricultura y que se ha dilatado la concreción de acciones para cooperar en materia de salud.

Al mismo tiempo, advirtió, se han cancelado eventos culturales, deportivos, estudiantiles, y los viajes de decenas de grupos de visitantes norteamericanos que querían visitar la isla.

Pero las alertas sobre el efecto de esta reversión no han llegado solo del ministro cubano, sino también de propios sectores del territorio norteño.

El pasado martes, un día antes de que se votara en la ONU la resolución de condena al bloqueo presentada por Cuba, 10 senadores demócratas instaron a Trump a que Estados Unidos se abstuviera nuevamente, como hizo el año pasado bajo la administración de Barack Obama (2009-2017).

La petición, ignorada finalmente por el ejecutivo porque el presidente decidió que se votara en contra del documento, resaltó que la inmensa mayoría de los estadounidenses, incluidos los cubanoamericanos, y los cubanos de la nación antillana, se oponen al bloqueo y favorecen el acercamiento.

Desafiar una vez más a la comunidad internacional votando 'no', no reflejaría la voluntad de nuestro pueblo, ni representaría las voces de los cientos de empresas, universidades, agencias estatales y locales, e instituciones culturales que ya comenzaron a involucrarse e invertir en Cuba, consideraron los senadores.

Por su parte, la coalición Engage Cuba resaltó esta semana en un comunicado que el Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de la isla presentó su cartera anual de oportunidades que detalla 456 proyectos de desarrollo económico por valor de unos 10 mil millones de dólares.

Pese a la dura retórica de la administración estadounidense, la isla está abierta a los negocios, indicó el presidente de ese grupo, James Williams.

La pregunta es: ¿permitirán el presidente Trump y el Congreso que las empresas estadounidenses compitan por estas oportunidades o las mantendrán al margen mientras los mercados de Cuba continúen creciendo?, señaló. /PL


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista