Revista Diario

De cómo me estoy poniendo en forma sin hacer dieta

Por 1madreinitaly @1Madreinintaly
¡Hola mis queridas señoras! Lo primero de todo perdonen muchísimo mi ausencia. Últimamente la pobre Madreinitaly no sale de una para meterse en otra y demás cosas con las que no he venido a amargarlas hoy, que no me apetece regocijarme en mis desgracias y hablaré de cosas livianas para vuestra salud mental.
Hoy vengo a hablarles de un tema que a casi todas nos preocupa, la paz en el mundo y es el intentar perder algunos quilitos antes de que llegue la temida operación burkini. Yo la verdad es que llevo 3 años dejándolo porque había tenido un niño y tenía excusa (cada vez menos creíble), pero en realidad había cogido más de 10 kilos y no me daba quitado ni uno solo... vale, igual no lo intentaba. No me parecía una cuestión de vida o muerte hasta ese momento pero llega ese punto en que tu cuerpo te lo dice: BASTA SEÑORA.
A mi precisamente me lo dijo estando en España estas navidades. Hallábame yo de caña y tapa va y tapa y caña viene, con todavía restos entre los dientes del solomillo de nochebuena y pensando que aún quedaban las comidas de fin de año, año nuevo y reyes y empecé a sentir un extraña sensación. La sensación era como de tener el hígado de una oca a la que van a cebar para hacer foie-gras, algo así.

De cómo me estoy poniendo en forma sin hacer dieta

No puedo másss


Y en ese momento empecé a soñar en volver a casa con el pariento que es muy verduras, y comer solo lechugas y brécol, de verdad que anhelaba ese momento. Así que en cuanto pisé suelo italiano empezó mi depuración y es de lo que os quiero hablar.
Para empezar, aclararos aunque ya lo sabéis que no soy ninguna dietista ni nutricionista, ni quiero dar consejos así en general porque cada metabolismo es un mundo. Llevo toda la vida oyendo de la existencia de miles de tipos de dietas diferentes, la de no mezclar hidratos con proteínas, la de eliminar azúcares y harinas, la dieta que llama mi madre CLM (comer la mitad) , la dieta de la piña, el detox y sabe dios cuantas más.
Pero algo dentro de mi me decía que no funcionaría.
Yo es prohibirme un alimento y empezar a ponerme muy nerviosa. Sé de buena tinta que no puedo aguantar una dieta por ese motivo, es ponerme rígida con lo que tengo que comer y me entran ganas de saltármela.
Así que establecí una nueva meta. Consistía lo primero en empezar a escuchar mi cuerpo. Lo primero que me pidió es MUÉVETE CULO GORDO. Así me lo dijo os lo juro. Y yo le escuché, y como no me gustan los gimnasios y estoy horrible en chándal y roja con un tomate, sudando y saliéndome los ojos de las órbitas decidí hacer ejercicios en casa. Hasta ahora siempre que me había puesto en casa también lo había dejado, (como cuando compré el domyos abdo gain ese en el que un montón de chicas sonrientes me engañaron y duré dos días encima de la plataforma infernal cayéndome para los lados... lo único bueno es que Querubín lo ha reutilizado a modo de juego giratorio super divertido). Así que las expectativas eran dudosas.
                                ¡¡¡Mentirosaaaaas me engañásteis!!! ¡Ni es fácil ni es diverdido!
Pero entonces descubrí a ella, y volví a tener esperanzas sobre el tema de quemar lorzas y desde entonces mi vida ha cambiado.
Buscando  por el youtube algo que me pudiera inspirar pensé en el primer momento que no funcionaría. Fue ver a un par de monitoras ultra cachas con leggins fluorescentes y hablando con acento americano que me empezó a salir urticaria. Yo necesitaba algo más cercano, más real.
Y ahí estaba Dakidissa. Empecé a ver primero sus videos con consejos, qué tipo qué ejercicios necesitaba según mi tipo de cuerpo, objetivos a marcarme. También tomé buena nota de sus recetas de desayunos saludables y masajes para reducir abdomen y la celulitis. Y empecé a hacer sus rutinas (esta fue la primera que hice), y por primera vez en mi vida me sentí ágil y vital. Sé que para todas no irá bien este método de hacer cardio en casa, pero si a a alguna le apetece probar la animo muchísimo a seguir los videos de Susana porque realmente dan resultados, Llevo desde mitad de enero y en estos dos meses he notado una mejoría increíble en la tonificación de mi cuerpo. Hasta ahora he bajado casi 5 kg ( no es mucho ni es poco pero no mido tanto los progresos en kilos sino en como va cambiando de forma mi cuerpo y como me va quedando la ropa).
Y me diréis, ¿y qué comes? Pues de todo. Como os contaba lo primero que hice fue depurarme porque me lo pedía el cuerpo y más que nada me puse a beber mucha agua y hacerme infusiones de té verde, pero simplemente por quitarme esa sensación de hígado grasiento. En cuanto a alimentación cambié un poco mis costumbres comprando más cosas bajas en grasa e integrales (pan, pasta, arroz) pero si tengo que comer un día pasta hecha con harina blanca tampoco me muero. Como de todo y variado, pero intento no comer los hidratos por las noches. Digamos que solo es cuestión de variar y meter cereales y legumbre, carne/pescado y verduras en la dieta, dieta que es de por vida, no momentánea según mi punto de vista.  Lo que quiero es comer de todo, tener un estilo de vida saludable, comer de forma realista y no machacarme porque como una tarde un trozo de chocolate o un par de galletas.
La verdad es que me encuentro mucho más a gusto así desde que no sufro, como cosas que me gustan y vario según el momento y lo que me apetece, y tengo esas seguridad del ejercicio físico que me mantiene. De momento estoy muy contenta con los progresos y espero seguir así mucho tiempo. Y espero que si a alguna le apetece también ponerse un poco en forma le haya dado ideas con mi experiencia.
Un besote mis queridas y hasta el próximo post!
Os quiere como siempre,
1Madreinitaly

Volver a la Portada de Logo Paperblog