Revista Psicología

De nuestra riqueza interior depende nuestra vida (Entrevista a Miguel Ángel García)

Por Jesús Portilla Jiménez @podiotriunfador
De nuestra riqueza interior depende nuestra vida (Entrevista a Miguel Ángel García)Esta nueva entrevista es un regalo  de Navidad con el que generosamente me obsequiado Miguel Ángel Garcíapara compartirlo con los lectores y seguidores de El podio de los triunfadores

¡Ábrelo despacio y descubre lo que esconde en su interior!

Miguel Ángel García dedica gran parte de su tiempo al desarrollo personal y profesional. Su proyecto se basa en las personas. El liderazgo, la motivación, la inteligencia emocional y la comunicación le apasionan. Es un gran conversador. Es escritor y autor de dos libros: "La vida continúa, protagonízala" y "Sácale partido a tu vida". También es autor del blog: http://www.elblogdemiguelangelgarcia.com/, así como de su cuenta de Twitter @magarcimor, donde tiene miles de seguidores.
En su blog claramente expresa sus profundos sentimientos: “Creo en el poder que tienen las personas y su capacidad para cambiar su vida a través de las emociones, la actitud, la  motivación, la fuerza de voluntad y una profunda determinación. Conocer a las personas e interesarte sinceramente por ellas es esencial en la vida para conseguir los objetivos propuestos.  Mi objetivo con este blog es desde una perspectiva humanista y familiar, mejorar mi vida y la de los demás. Me importan las personas, no los números. Es una meta ambiciosa que abordo con humildad, determinación y gratitud a aquellas personas que me enseñan tanto cada día”.
Sin más preámbulos pasamos a la entrevista.
Vamos a ver algunos de los mensajes de tu libro, Sácale partido a la vida”. En uno de los mensajes dices: “uno puede dar mucho más a los demás, la generosidad es la que engrandece a las personas”. ¿Crees que damos poco y que podríamos aportar grandes cosas dejando huella?
Creo que hay personas que se entregan a una causa y lo dan todo. Se comprometen con ella porque creen que están haciendo el bien. Me viene a la mente todos esos voluntarios que se juegan la vida en zonas de mundo para estar al lado de los refugiados o aquellos que ayudan a toda esa gente que viajan en unas condiciones pésimas por el mar para buscarse un presente y llegar a una Europa a la que parece que no le interese el tema porque no es rentable para los que la dirigen.

También pienso que hay mucha gente que aporta mucho valor a la sociedad porque va con sus valores. Decía Adam Grant en “Dar y recibir” que “los donantes consideran el éxito como aquellos logros individuales que tienen un impacto positivo en los demás”. Dar a los demás es ayudar y colaborar. Si nos importaran más las personas y menos los números, quizás nos iría mejor como sociedad compartir en la medida que podamos cada uno, nuestros recursos  y nuestro tiempo.Por otro lado, existen personas que podrían implicarse más con los problemas que existen en la actualidad pero que por un motivo u otro, no lo hacen. Podemos llamarlo egoísmo o cuestión de prioridades. Considero que tenemos la oportunidad de dejar una huella positiva en este mundo haciendo grandes cosas por los demás.

Hablas también de que, “los valores son nuestras creencias más profundas y poderosas, aquello realmente importante en nuestra vida. Son nuestros principios mentales fundamentales". ¿Piensas que actualmente faltan valores?
Esa extraordinaria frase del maestro Rafael Vídac pone de manifiesto la importancia como personas de tener unos principios y unos valores por los que regirse. Sin ellos nuestra vida sería incompleta y carente de plenitud. ¿Qué seríamos sin amor, compromiso, honestidad, actitud, valentía, generosidad…?

No es que falten valores, es que pienso que hay algunas personas que no les interesan porque así tienen una excusa para justificar sus actos. Esta sociedad necesita un “reseteo” y lo necesita ya. Somos un barco a la deriva en cuestiones importantes para la humanidad como la igualdad de las personas, el respeto por los derechos humanos o el trabajo digno, donde creo que como país hemos retrocedido 30 años en derechos laborales desde que se aprobó la última reforma laboral. “La gratitud es una autopista hacia la felicidad” pero, ¿no crees que también debe ir acompañada de generosidad?
Dicen que la gratitud es la madre de los valores. Para mí, lleva implícita un acto de generosidad cuando somos agradecidos con alguien, porque comunicamos el efecto que ha tenido la acción de esa persona en nosotros. La generosidad nos hace inmensos como personas y me parece un pilar esencial para ser felices.
La conformidad es el enemigo del cambio. Pero el mundo está en un continuo cambio. ¿No está la gente perdida y por eso llega al conformismo?
Coincido contigo Jesús que hay muchas personas que más que perdidas es que están sin ninguna ilusión, sin ningún propósito claro en su vida. Podríamos citar el maravilloso libro (de obligada lectura a mi parecer) de Víctor Frankl “Elhombre en búsqueda de sentido” o “Ikigai” para buscar una razón de ser en nuestra vidas. El cambio es inherente al ser humano, o asumimos que estamos en constante evolución y afrontamos la incertidumbre que provoca sin miedo o puede que acabemos desengañados por esperar una vida que no acaba de llegar. El conformismo reafirma la falta de lucha y valentía por lograr nuestros sueños y metas. Te automatiza y te agarra del cuello para que no arriesgues, no vaya a ser que pierdas y te decepciones. Tenemos un cerebro preparado para sobrevivir no para realizar cambios. Aunque también hay personas que no son ambiciosas y se conforman con lo que tienen y con la vida que llevan. Dices que “la emoción es la llave de tu riqueza interior”. Y la riqueza interior, ¿qué puertas abre?
Las emociones nos definen como personas. La inteligencia emocional nos prepara para identificarlas, entenderlas y gestionarlas. No podemos evitarlas, pero sí tenemos la capacidad de actuar de una forma u otra frente a ellas. Por ejemplo, si aprendemos que la ira es una emoción negativa y cuando aparece somos conscientes de lo que puede ocurrir y elegimos la opción de establecer una pausa y respirar antes de continuar, probablemente evitemos una situación incómoda de la que podríamos arrepentirnos después.Diría que de nuestra riqueza interior depende nuestra vida. No podemos dar ni ofrecer algo que no tenemos. Si damos amor a nuestra pareja, a nuestros hijos y padres, a los compañeros o incluso a esa persona con la que te cruzas en el metro, es porque lo llevamos dentro. Si nos comprometemos con una persona o una causa es porque ese compromiso nace de nosotros, no viene del exterior. La riqueza interior abre todas las puertas. Si no nos aceptamos como somos con nuestras debilidades y fortalezas y si no fomentamos el autoconocimiento, difícilmente sabremos cómo somos y cómo mejorar.La dificultad estriba en que para conocernos como personas hay que esforzarse mucho e invertir tiempo. No todos queremos hacerlo y preferimos buscar en el exterior cosas con las que “llenarnos” que en poco tiempo nos dejan vacíos. Triunfo en esta vida es vivirla con lo que tengas, sentir que puedes lograr lo que te propongas”. ¿Crees que esto se llega a entender? ¿Dirías que es una cuestión de confianza y determinación?
Vivir con lo que tengas es aceptar y valorar la situación en la que estás. Eso no quiere decir que renunciemos a cambiar esas circunstancias si pensamos que debemos mejorarlas. No debemos renunciar a aquello que nos alegra la vida y nos hace felices. Una persona puede sentir alegría cuando pasea por el bosque y otra distinta, aburrirse haciéndolo. Pero la primera valora enormemente ese momento único e irrepetible.La falta de confianza en uno mismo es uno de los grandes problemas que tenemos las personas. En muchas ocasiones nos infravaloramos desperdiciando el potencial que tenemos. Si queremos lograr proyectos personales y profesionales la confianza es esencial. Decía Brené Brown en “El poder de ser vulnerable”que “la confianza es producto de la vulnerabilidad que crece con el tiempo y requiere trabajo, atención y compromiso”.  Quizás por eso a veces nos cueste tanto. Confiar en nosotros mismos, aunque surjan dudas y miedos por el camino es esencial para nuestros propósitos. Pero por mucha confianza que tengamos si abandonamos cuando aparecen los problemas, no llegaremos muy lejos. Para eso está el empuje de la determinación y la tenacidad, para continuar a pesar de los obstáculos.¿Tú eres el responsable de la vida que tienes o más bien todo es cuestión de suerte?
Somos responsables de la vida que tenemos, las personas con las que estamos y las cosas que acumulamos. Esquivar nuestra responsabilidad de lo que nos ocurre no creo que sea la actitud que haya que tener. Hay que asumir la responsabilidad de vivir con mayúsculas. Somos responsables de nuestros actos. Quejarse no aporta ni soluciona nada. Iniciar una acción para emprender un nuevo proyecto personal o profesional es lo que va a provocar un cambio en nuestra vida. Aprendemos de la experiencia no de la queja.Francisco Alcaide explicaba certeramente qué es la responsabilidad en su fantástico libro “Aprendiendo de los mejores”: “Pon la responsabilidad en ti. No te centres en qué va a pasar, sino en qué voy a hacer. Hay dos tipos de personas: las que creen que las cosas suceden y las que hacen que las cosas ocurran.”“Sácale partido a tu vida como si fueras titular, no como si estuvieras en el banquillo”. ¿Quieres decir que hay que jugar los diferentes partidos de la vida aportando granitos de arena, encestando canastas o ayudando a otros a encestarlas?
Sí, mi reflexión en el libro va directa a la cuestión de poner toda nuestra alma en lo que hacemos, en darlo todo, en arriesgarse y luchar por todo aquello que queremos conseguir. De olvidarse de nuestras creencias limitantes, de traspasar la frontera del miedo. De tener la autenticidad de amar a las personas que queremos con todas nuestras fuerzas. Darlo todo para aportar, compartir, colaborar y ayudar a los demás como parte de nuestra vida. Somos seres sociales y todos estamos conectados de alguna manera. “Sácale partido a tu vida” está escrito para hacernos ver que sólo tenemos una vida que vivir y que tenemos que aprovecharla al máximo con lo que consideramos que es importante para nosotros.Creo que leyendo tu libro uno puede hacerse una idea de quién y cómo es su autor, pero, ¿quién es Miguel Ángel García como persona?
Una persona tranquila, muy familiar y casera, enamorado de mi mujer con la que llevo más de 26 años y orgulloso de mis tres hijas, pilares esenciales en mi vida. Buscador de experiencias, conocimiento y aprendizaje, como dice el método Kaizen: mejora continua.Humilde, comprometido con mi gente y mi causa como escritor de desarrollo personal y ser humano, aprendiz eterno y amante de la conversación.Además de las mencionadas anteriormente, ¿qué otras prioridades hay en tu vida personal?
Seguir apostando por un equilibrio entre la vida personal y profesional Casi siempre he buscado tiempo para dedicárselo a mi familia. Es importantísimo tener una vida rica en momentos con la gente que quieres. Después de esto, creo que es más “fácil” desarrollar tu desempeño profesional.Otra de mis prioridades es convertirme en un referente del desarrollo personal, creando una marca personal potente y sólida, honesta y desde la humildad. Sigo aprendiendo, formándome y leyendo sobre los temas que me apasionan: psicología, inteligencia emocional, actitud, motivación, liderazgo y gestión de personas. Mi objetivo es continuar intentando aportar valor con mis contenidos a través de mis libros, del blog y de charlas y conferencias que estoy preparando para ofrecer mi visión basada en la experiencia sobre la motivación, el liderazgo y la actitud positiva.
Quiero enfocar este conocimiento y experiencia para ayudar a un colectivo tan importante como son esas personas que con más de 40 años se quedan sin trabajo y se ven inmersas en una profunda crisis personal y profesional. Al haber pasado también por esa experiencia hace más de 4 años creo que mi deber es intentar ayudar a los demás con una situación dramática de la que no es nada fácil salir. Perdemos la confianza, la autoestima, la ilusión e incluso creemos que nos volvemos invisibles porque mucha gente interesada que creíamos que conocíamos cuando teníamos un puesto de trabajo, desaparece o huye despavorida porque ya no obtienen beneficios de nosotros. Mi primer libro “La vida continúa. Protagonízala” lo escribí cuando pasaba por esa dramática experiencia de no saber qué va a pasar con tu vida y si vas a ser capaz de mantener a tu familia. Por eso quizás, tenga un tono visceral y creo que puede ayudar a mucha gente a encontrar la esperanza que está buscando.También, en esas charlas que estoy creando, pretendo darle un significado especial e intenso a la palabra VIVIR. “Sácale partido a tu vida” va de vivir, con todo, sin reservas, ni esperas. Va de vivir con pasión, con ilusión, con propósitos que te ayuden a desarrollarte como persona. Que te sirva para expresar tus emociones, sin miedo al qué dirán. Va de atreverse, de ser valiente, de caerse y levantarse. Va de amor, de personas, de ser generoso y compartir y ayudar a los demás.¿Cómo es para ti esa magia que cada uno tiene en su interior?
Todas las personas tenemos unas habilidades que se nos dan muy bien. El problema es que muchas veces no sabemos ni que las tenemos. Hay que descubrirlas. El entorno en el que vivimos fomenta o limita esas habilidades. La educación que recibimos nos encamina hacia una dirección concreta. Cada persona decidirá si es buena o no. Creo que existen momentos en nuestra vida que tenemos que preguntarnos si lo que estamos haciendo nos llena como persona y como profesional. Hay que desarrollar la autocrítica o pedir a alguien de confianza que te hable sin tapujos de lo que piensa de ti y de tu vida. Pero para esto, tenemos que estar preparados para escuchar lo que nos van a decir. A las personas no nos gusta que nos digan lo que tenemos que hacer, por eso dicen que somos nuestros peores jefes.Esa magia que me preguntas Jesús, todo el mundo la tiene. Todos tenemos una gran capacidad de amar, de emocionarnos, de escuchar, de hacer, de ayudar, de compartir. ¡Y deberíamos hacerlo! Todas las personas podemos lograr todo aquello que nos proponemos. Pero para ello necesitamos crear nuevos hábitos poderosos que nos hagan cambiar. Hay que enfocarse, decir que no a muchas cosas, adquirir un compromiso con nosotros mismos y tener una profunda determinación por conseguir nuestras metas.    ►¿Cómo se puede hacer de la vida algo grande?
Creo que la vida es un regalo muy grande que tenemos todos. El problema es que en ocasiones no estamos contentos con la vida que tenemos. Muchas veces envidiamos a otras personas, otras queremos tener más cosas y esperamos y esperamos que llegue el momento oportuno para hacer algo. La vida en sí es muy grande. Pero para ello tenemos que valorar lo que tenemos y a quién tenemos a nuestro lado, y si eso no nos realiza como personas, tener la valentía de cambiarlo.
La vida se puede hacer grande si buscamos dentro de nosotros lo que no encontraremos fuera. Reconocer que somos vulnerables y que no siempre tenemos que aparentar la perfección es un primer paso. La autenticidad es un valor frente al postureo existente. Esta frase del gran José Luis Sampedro que publicaba el otro día en Instagram puede resumir el sentido de la vida: “El arte de vivir es hacerse quien uno es. Yo, como todos, tengo el deber de ser lo que soy. Pero no soy nadie sin los demás”. El amor mueve el mundo.¿Cómo pasas el tiempo libre? ¿Cuáles son tus aficiones?
Con tres niñas, dos perros y dos gatos, hay poco margen de maniobra ;)). Leo mucho (Este es un ejemplo), medito por las mañanas, paseo por el bosque, llevo a mi hija pequeña al parque o al cine (las otras dos ya no quieren) y soy muy fan del cine y de las series. Otra de mis aficiones son las conversaciones de calidaden torno a un buen café o una cerveza.   ¿Qué valores crees que deben ser prioritarios en la vida?   El amor, la humildad, la gratitud, el compromiso, la honestidad, la generosidad, la valentía, la autenticidad, la constancia, la tenacidad, la determinación…¿Qué es la felicidad para ti? ¿Te consideras una persona feliz?
Es vivir tu vida, no la que los demás esperan. Es hacer lo que quieres hacer, no lo que estás obligado a hacer. Es estar con las personas que te importan y disfrutar de momentos con ellos. Es tener un propósito que dé sentido a nuestras vidas por el que nos levantemos cada día para luchar por conseguirlo. Es mejorar cada día como persona. Es ser generoso y compartir. Es tener gratitud. Sí, me considero una persona feliz porque tengo mucha suerte de tener la familia y los amigos que tengo y de tener proyectos y metas que lograr.¿Qué errores crees que cometen los jóvenes en el camino hacia su futuro?
Creo que los cometemos los jóvenes y los adultos. El mayor error que podemos tener es no enfocar nuestra vida a aquello que nos motiva y nos apasiona. Estudiar una carrera por el simple hecho de tener un título o trabajar en un empleo que nos aburre soberanamente durante 20 años nos perjudica más que nos beneficia. Y todo esto por una falta de confianza y miedo. Por no creer en nuestras posibilidades. Hay que buscar la autenticidad en cada uno de nosotros. Tenemos que evitar el miedo y afrontar la incertidumbre de los resultados adaptándonos al cambio. Aquellos que saben gestionar el cambio son los que consiguen los mejores resultados.Sólo tenemos una vida como para andar malgastándola en estudios que no nos emocionan o en trabajos automáticos donde incluso nos tratan como números. En un instante todo puede cambiar. Y dejamos de existir, o no están nuestros padres, nuestros amigos, o alguien de nuestra familia. Creo que uno de los peores errores que cometemos como seres humanos es malgastar nuestro tiempo en algo que no queremos hacer. En pensar en la “eternidad” de nuestro tiempo, cuando realmente, nuestros momentos, nuestra vida pasa exageradamente deprisa. Creo que nos falta ser conscientes de la importancia del tiempo, lo único que no se puede comprar en este mundo.¿Qué es para ti llegar al podio de los triunfadores?
Para mí llegar al podio de los triunfadores es saber vivir con autenticidad, mejorando cada día como persona, estando cerca de la gente que quieres y te quiere y viviendo de un trabajo que me motiva, me apasiona y me emociona: escribir y comunicar para ayudar a los demás.¿Crees que ya has conseguido tus sueños?
Unos sí, otros no. Tengo un firme compromiso de vivir de mis conocimientos. ¿Qué consejos darías  a quien también persigue sus propios sueños?
La famosa frase de Winston Churchill los resume muy bien: “No te rindas nunca”. Mucha gente abandona porque necesita resultados inmediatos o porque piensan que sus objetivos no iban a costar tanto de lograr. Se necesita de confianza, una gran fuerza de voluntad, compromiso y determinación para alcanzar cualquier reto que nos propongamos. ¡No hay nada fácil! Y menos sin un gran esfuerzo enfocado.Cuando llegan los problemas y los malos momentos ¡porque siempre llegan! Es cuando comprobamos nuestra verdadera fortaleza como personas, cuando vemos si tenemos lo que hay que tener para continuar. Otra de las claves es ser flexibles y abrazar el cambio. En ocasiones nos estamos dando cabezazos contra un muro porque nos empeñamos en seguir un camino. Levantar la vista y contemplar otras opciones puede darnos la clave para encontrar la puerta que abra otro camino.Todo esto es imposible de conseguir si estás solo. Nadie ha logrado cumplir sus sueños sin ayuda de los demás. Necesitamos rodearnos de gente extraordinaria, relacionarnos con personas brillantes y decididas y cultivar esas relaciones. “Valora lo que tienes, ama a tu gente y lucha por lo que quieres”.
Como nos dice Miguel Ángel: Hay que creer en el poder que tienen las personas y su capacidad para cambiar su vida. Uno puede dar mucho más a los demás, la generosidad es la que engrandece a las personas. La gratitud es la madre de los valores.La generosidad nos hace inmensos como personas y es un pilar esencial para ser felices. De nuestra riqueza interior depende nuestra vida; la riqueza interior abre todas las puertas. La falta de confianza en uno mismo es uno de los grandes problemas que tenemos las personas. La vida se puede hacer grande si buscamos dentro de nosotros lo que no encontraremos fuera. La felicidad es mejorar cada día como persona.No te rindas nunca.Valora lo que tienes, ama a tu gente y lucha por lo que quieres.

¿No es un gran mensaje el que deja en esta entrevista y precisamente en estas fechas?
Cada uno podemos elegir el mensaje que más mueva nuestro corazón, aunque creo que el conjunto de todos los mensajes son una gran fuente de luz para transmitirla e iluminar cualquier oscuridad.
Mi felicitación y agradecimiento a Miguel Ángel, que me ha regalado esta fantástica entrevista con profundas palabras llenas de sentimiento y que sin duda, nos harán pensar y meditar para investigar en nuestro interior poniendo corazón y alma a la vida.
Mi agradecimiento por ser una gran fuente de inspiración para los lectores de El podio de los triunfadores, descubriendo una vez más donde está el verdadero triunfo.¡FELIZ NAVIDAD CON MIS MEJORES DESEOS!


Muchas gracias por estar aquí y compartirlo. "Solo podemos iluminar el mundo si transmitimos luz".
                

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :