Revista Ciencia

De Salvados, mis primeras finanzas y altas susceptibilidades

Publicado el 16 mayo 2015 por José Luis Ferreira
De Salvados, mis primeras finanzas y altas susceptibilidades
Hace un par de meses se habló de finanzas familiares en un programa de Salvados. En él se recogía cómo en un libro texto de Economía Financiera se decía que los pagos mensuales de la hipoteca y electricidad son gastos fijos, mientras que el de la comida, como el de la vestimenta, es un gasto variable.
Esto encendió las furias de mucha gente. ¿Cómo puede ser que hacer ricos a los bancos sea de obligado cumplimiento, mientras que el ahorro hay que hacerlo en la comida? ¡Las grandes empresas han conseguido que los libros de texto imbuyan el neoliberalismo en las mentes infantiles!
Si alguien cree que exagero, no tiene más que buscar en twitter #misprimerasfinanzas y leer los tuits, o echar un vistazo a esta página de quien debería saber algo más, o hacerlo con los comentarios en menéame. Toda esta reacción es una muestra más de la gran necesidad que tiene España de un poco de cultura económica y financiera.
Cuando se dice que el gasto de la hipoteca es fijo, lo que se está diciendo es que es un gasto comprometido en el que no se puede ahorrar en el corto plazo. No se dice nada acerca de la conveniencia o no de comprar frente a alquilar o a vivir con los padres, ni acerca de la conveniencia o no de tener leyes para evitar desahucios abusivos ni sobre la política de rescates bancarios. Es simplemente lo que he dicho. En el medio plazo uno podrá ahorrar en la hipoteca vendiendo la casa y comprando otra más barata, renegociando con el banco o lo que sea, pero eso no sirve para tomar decisiones respecto a los próximos dos meses si tenemos que reducir gastos por decisión propia (p.e., queremos ahorrar para las vacaciones o para realizar una inversión) o por fuerza mayor (p.e., nos han reducido el sueldo).
El gasto en comida es variable no porque comer sea menos importante que hacer ricos a los bancos, sino porque es un gasto que no está comprometido y se puede variar. En lugar de comer el menú del día de 12 euros se puede ir a uno de 6. En lugar de comer un menú del día de 6 euros se puede llevar la comida de casa. En lugar de comprar comida preparada se puede cocinar más, que sale más barato. En lugar de darse un capricho culinario cada día se puede reducir a uno o dos por semana. Las frutas fuera de temporada y las carnes y pescados caros se pueden sustituir por otros igual de nutritivos y sabrosos, pero más baratos.
A un hijo jamás le enseñaría otra cosa. Los que tanto se escandalizaban ¿sí lo harían? Si a su hijo le bajan el sueldo ¿le recomendarían dejar de pagar el alquiler o el recibo de la luz? Yo creo que le dirían que, mientras dure el problema o mientras encuentra otra manera de ajustar ingresos y gastos a más largo plazo, deberá moderar sus salidas de restaurantes y de copas, sus viajes y sus compras de ropa de moda y de comida preparada y cara, entre otras cosas. Si eso es lo que cualquiera le diría, ¿por qué de pronto es horrible si se lo dice un libro sobre primeras finanzas? Incluso si uno tiene en mente otra manera de organizar la sociedad y la economía, mientras ese cambio no llega tampoco le diría: “hijo mío, en lugar de ahorrar de una manera ordenada, primero con los gastos variables y luego con los fijos, ve y cambia la sociedad”.
Acaso esté uno pensando en una familia que apenas tiene para pagar una vivienda y alimentación dignas. Ciertamente, para una familia así, tener que ahorrar será una imposibilidad. Eso querrá decir que tendrá graves problemas si se enfrenta a tener que reducir gastos, puesto que en esa familia en particular (y en las muchas o pocas que haya como ella) no hay por donde ahorrar. Pero esto no quiere decir que lo que hemos dicho antes no se aplique cuando sí hay margen para ahorrar.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------Hace tres años en el blog: El benefactor al rescate.
Hace cinco años en el blog: Cómo no dar una noticia con números.-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista