Revista Baloncesto

Del Big Four de los Angeles Lakers al Big Four de los Golden State Warriors

Publicado el 09 julio 2016 por Elgurudelbasket @elgurudelbasket

Hace unos días se anunciaba la marcha de Kevin Durant de Oklahoma City Thunder a los Goplden State Warriors para conformar una plantilla simplemente terrorífica en cuanto a calidad y potencial de sus jugadores.

Kevin Durant que ya de por si es uno de los mejores aleros de la historia de la NBA se suma a Klay Thompson probablemente uno de los mejores (por no decir el mejor) escoltas de la NBA actual, Draymond Green el jugador más polivalente de la liga y que decir de Stephen Curry, simplemente recordar (aunque no haga falta) que es el MVP.

Dicho y contado así creo que nadie podría poner en duda la victoria abrumadora sobre el papel de un equipo construido sobre el mejor equipo de la historia (73-9) con uno de los mejores aditivos que podría existir ya que de nuevo en el escenario imaginario Kevin Durant podría conjugar perfectamente con el juego del Small Ball de los Warriors.

Ahora bien, la realidad siempre suele ser otra.

Cuando me enteré de la noticia realmente no recordé a los Heat de Bosh, Lebron y Wade o a los Celtics de Pierce, Allen y Garnett... recordé a los Lakers del Big Four.

Recordé al equipo que reunió al mejor escolta de la liga con infinita diferencia, al pivot más dominador desde los Chamberlain, Russell y Kareem, al power forward más anotador de todos los tiempos y a uno de los mejores bases defensivos de la historia.
Aquel equipo fracasó porque no llegaron a su objetivo... y el único objetivo posible era ganar el anillo. Ese fracaso supuso la salida de O'Neal, la retirada de Karl Malone, la marcha de Payton y el abandono de Phil Jackson.

Del Big Four de los Angeles Lakers al Big Four de los Golden State Warriors

Creo que los actuales Warriors deben de utilizar como ejemplo a aquel equipo de 2004 que potencialmente y sobre el papel era capaz de arrasar a cualquier equipo de la liga.

Es cierto que Karl Malone contaba con 40 años y Gary Payton con 35 pero también aquellos Lakers contaban con Phil Jackson. Esa debilidad de la edad de esos jugadores se pudo convertir en una fortaleza porque ambis jugadores conocían que su rol no podía ser principal sino que la responsabilidad debía estar sobre Shaq y Kobe que estaban en el mejor momento de sus carreras.

El fallo de aquel proyecto estuvo en la deteriorada relación Kobe y Shaq y en la falta de cohesión de aquel grupo.

Había dos lideres en un sólo equipo.

Creo que el mayor handicap que van a tener estos Warriors es que Kevin Durant encuentre su lugar en este equipo porque el lider de ese equipo va a seguir siendo Stephen Curry.

No pueden existir dos lideres y K.D es un jugador que ha sido líder incluso con Russell Westbrook (uno de los mayores pistoleros de la liga) en su equipo.

La clave de los Warriors será que Kevin Durant sepa ocupar su lugar... porque Wade le dejó espacio a Lebron, Pierce le dejó espacio a Garnett o Pau a Kobe Bryant.

El balón sólo lo puede tener uno y ese debe ser Curry en los Warriors. Los Warriors han funcionado porque Thompson a pesar de ser un jugador estratosférico ocupa un segundo plano... como Green.

La cuestión es que Kevin Durant no es Thompson, ni Green y puede convertir la sinergia que creen los Warriors en negativa porque algo debe cambiar en los Warriors.

No hay otra opción... Los Lakers funcionaron hasta que Kobe no quiso ser el segundo plato de los Lakers.

Para mi la clave estará en el papel de Green ya que creo que puede ser el elemento estabilizador o desestabilizador dependiendo del rol que juegue.

Los Big Three han funcionado siempre que se han cumplido una serie de características.

Los Big Four nunca... recuerdo el último Nash, Howard, Kobe y Pau.

Del Big Four de los Angeles Lakers al Big Four de los Golden State Warriors

La respuesta al éxito o al fracaso de los Warriors la veremos a final de la temporada que viene salvo debacle previa, pero es un equipo que sólo tendrá éxito si ganan el anillo porque lo tienen todo a nivel deportivo.... repito a nivel deportivo.
El primer problema de un Big Four es controlar los egos, el segundo que el entrenador los haga jugar y ser mejores juntos y el tercero que sólo vale el resultado final de levantar el Trofeo Larry O'Brien.
Mucha suerte a los Warriors porque ellos mismos han vuelto a elevar el nivel de dificultad.

Como ya sabéis también podéis seguirme ya a nivel polideportivo en:

No dejéis de visitarme en esa vuestra nueva página que también tendrá mucho baloncesto


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas