Revista Viajes

Descubre los colores del otoño en las montañas de República Checa

Por Viajerosv

Comienza una de las temporadas más bellas del año cuando las laderas de montaña adquieren colores de otoño. Los días continúan siendo largos y templados e invitan a dar una buena excursión por las montañas.

El otoño en la República Checa es una de las más bellas estaciones del año. Aprovéchala para visitar Krkonoše, la montaña más alta en la República Checa, o lagos glaciares en Šumava. Serás recompensado por un clima maravilloso y unas vistas espectaculares. Ambas sierras ofrecen un sinnúmero de lugares interesantes que merecen ser visitados. Vamos a darte unas ideas para que disfrutes mejor las montañas checas.

Krkonoše

Crestas rocosas, hondonadas glaciares, valles con bosques y piedras, sendas acondicionadas para excursiones a pie y en bicicleta, cascadas, prados de montaña y numerosas vistas magníficas -todo esto podrás verlo en las montañas más altas checas: Krkonoše. No olvides hacer una excursión a la montaña más alta de la República Checa, Sněžka (1 603 m). Si no tienes ganas de subir, puedes montar el teleférico que te trasladará desde Obří důl en Pec pod Sněžkou a la estación Růžová hora, que está a mitad del camino y de allí podrás continuar el viaje a la cima de Sněžka o subir caminando por esta trayectoria final. No dejes de visitar el manantial del Elba, las cascadas Pančavský y Labský en la ladera de Labský důl; la cascada Mumlavský vodopád cerca de Harrachov también es interesante.

Descubre los colores del otoño en las montañas de República Checa

Krušné hory

Las montañas Krušné hory están situadas en Bohemia del Oeste y sus lomas, bosques profundos y pastos extensos les proporcionan un carácter inigualable. Podrás dar paseos a pie y en bicicleta por las inmensas mesetas y llanuras y a la vez visitar reliquias técnicas, castillos y palacios o balnearios admirabl es. Decídete a subir a la montaña más alta de la sierra Krušné hory; Klínovec. Allí encontrarás un mirador de 24 metros y un hotel ya cerrado. El hotel y el mirador son los edificios más antiguos y situados en la mayor altura en las montañas Krušné hory. Estas montañas son excepcionales también por sus reliquias técnicas que nos hacen recordar la tradición antigua de la extracción de minerales de hierro y la historia más contemporánea de minas de carbón. En las galerías de minas Starý Martin, en la ciudad Krupka, y Lehnschafter en Mikulov, cerca de Teplice, podrás visitar unos corredores antiguos de la mina de plata y estaño.

Descubre los colores del otoño en las montañas de República Checa

Šumava

Bosques y prados aromáticos, turberas sin fondo, lagos glaciares, panoramas repletos de montañas y colinas; así es Šumava, que se extiende en Bohemia del Sur. Aquí también, al igual que en Krušné hory, encontrarás reliquias técnicas. Una genuina rareza en Šumava (y no solo en ella) son dos canales de navegación artificiales los cuales fueron construidos para seleccionar y transportar madera desde los bosques difícilmente accesibles: Schwarzenberský y Vchynicko-tetovský. Šumava ofrece sobre todo bellezas naturales. Un paseo por el manantial del río Vltava, los famosos lagos glaciales, Černé a Čertovo (lago Negro y lago del Diablo), o la turbera Jezerní slať, seguramente resultará cautivador. Decídete a ascender la montaña Poledník con su mirador y una preciosa vista panorámica. Una de las rutas más bellas que te guiará por la naturaleza de Šumava es la senda instructiva llamada stezka Povydří. Comienza en el poblado Antýgl y termina en Čeñkova Pila. Lleva a tu familia a la región popular de recreo que se extiende alrededor de la represa Lipno. ¿Deseas divertirte? Entonces recorre la singular senda por los copos de los árboles: Stezka v korunách stromů, donde encontrarás un tobogán y centro de tirolinas.

Descubre los colores del otoño en las montañas de República Checa

Jeseníky

En las montañas Jeseníky, al igual que en otras montañas checas, encontrarás una mezcla del paraíso montañoso con reliquias técnicas. El primer lugar entre las bellezas naturales lo ocupa la montaña más alta en Moravia y en las sierras Hrubý Jeseník y Nízký Jeseník: Praděd (1 492 m). El clima que predomina aquí es muy destemplado, la temperatura promedia del año no pasa de 1°C. De todos modos, decídete a visitar este lugar y la vista por los alrededores será tu recompensa. No deberías olvidar la senda instructiva Bílá Opava, que es una de las más visitadas y más bellas en toda la República Checa. Aparte de la naturaleza encantadora, aquí podrás deleitarte también observando varias cascadas. Hay varios puentes y escaleras a lo largo de la senda. Entre las reliquias técnicas debemos mencionar la manufactura de papel en Velké Losiny, donde han producido manualmente papel por más de 400 años. Otro objetivo popular entre los turistas es la central hidroeléctrica Dlouhé stráně, en especial el depósito superior que se encuentra a 1 350 m de altitud y es uno de los 7 fenómenos de Chequia.

Descubre más #DestinoChequia #Chequia100 #Czech100

*Este es un artículo de Czech Republic


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista