Revista Viajes

Desierto de Atacama y sus paisajes de otro planeta

Por Martineznotte Alejandro Martínez Notte @martineznotte
Al norte de Chile aguarda el desierto no polar más árido del planeta: el Desierto de Atacama. Hace millones de años esto era el lecho del mar. Hoy basta poner un pie aquí para sentir que se está en otro planeta, uno sumamente cautivante y enigmático. Desde el Hotel Alto de Atacama, a unos pocos kilómetros de San Pedro, se hizo base para  salir a explorar la zona guiados por Etnikus Chile Touring. Así, en grata compañía, Teleaire recorrió todos los atractivos de esta zona maravillosa, ambiente natural de los famosos cardones. Esta variedad de cactus habita en áreas montañosas del centro oeste de Sudamérica. Es uno de los tesoros que la naturaleza reserva en estas altitudes, y cuya madera se utiliza históricamente para construcciones, puertas y muebles.
La Montaña de sal es otra excursión recomendable. Esta parte de Atacama también supo ser otra cosa distinta miles de siglos atrás. En este caso, un lago. Hoy sus rocas quedaron cubiertas de sulfato de calcio, lo que le da la apariencia de estar hechas de sal.
Este magnífico lugar fue empleado para la actividad minera hasta no hace mucho tiempo. Los restos de esos tiempos de trabajo duro y extracción intensa dejaron su huella. Visitar la Montaña de sal resulta, por ello, como estar en una película situada en Marte o algún otro punto de la vía láctea. La galería que acompaña esta entrada es la muestra más acabada de la belleza incomparable del Desierto de Atacama. Un sitio que debe conocer todo viajero ni bien tenga la posibilidad.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista