Revista Ciclismo

Diferencias entre entrenar con pulsómetro o vatios

Por Rafael @merkabici

Cada vez son más las personas que entrenan con vatios, es una tendencia que ha crecido gracias a que algunos ciclistas profesionales entrenan con este método.

Sólo que por eso se tiende a dejar de lado el entrenamiento con pulsómetro que también resulta importante por motivos que conocerás en este artículo.

Diferencias entre entrenar con pulsómetro o vatios

Sigue leyendo para que sepas las ventajas de cada uno y cómo pueden ayudar a potenciar el entrenamiento.

Lo primero que debes conocer es que con los vatios se mide la fuerza que se debe aplicar a cada momento sobre los pedales, mientras el pulsómetro mide la frecuencia cardíaca, reconociendo las zonas de intensidad relacionadas con la condición física.

Entrenamiento a vatios: lo que debes saber

El entrenamiento con vatios aporta detalles precisos sobre el entrenamiento, con él se pueden obtener mediciones que son prácticamente instantáneas, mientras que un pulsómetro necesita más tiempo para poder mostrar los resultados de algunos entrenamientos como las series cortas.

La mejor manera de notar sus diferencias es suponer que se está entrenando con alguno de ellos, como ejemplo, al entrenar con vatios durante unos 20 minutos.

Suponiendo que dé 280 W para un entrenamiento con vatios y 170ppm para el entrenamiento con pulsómetro.

Mientras el umbral sea correcto entonces ambos resultados llegarían a ser parecidos, pues aunque sea aplicado el umbral de potencia a partir del primer segundo entonces las pulsaciones se alcanzarán luego del minuto.

En ambos no existe tanta diferencia por el tiempo que dura la sesión; pero si se realiza un entrenamiento anaeróbico durante 30 segundos en ese caso todo cambia.

El tiempo es muy escaso para poder arrojar las ppm de manera correcta y por lo tanto no se tendrá una medición real del esfuerzo. Si, por el contrario.

Se emplea un medidor de potencia entonces desde el primer segundo en que se empieza el sprint se empezarán a obtener datos, lo que es una ventaja del entrenamiento con vatios porque muestra mayor exactitud de detalles.

Pulsómetro

Hay que tener en cuenta que va a influir en el entrenamiento con pulsómetro el estado en el que se encuentre el cuerpo, ya que las mediciones irán acorde a ello.

Todo ello dependiendo de si está durmiendo las horas adecuada, si la alimentación es la correcta o si se encuentra enfermo, si aún está haciendo la digestión o demás.

Así las pulsaciones se verán alteradas por esos elementos. Mientras que el potenciómetro brinda una medición exacta del esfuerzo realizado.

La información que aporta sobre el cuerpo lo hace respecto a un momento determinado donde se realiza una acción que emite el potenciómetro como información.

Desde que se realizan series, subidas, pedaleadas o arrancada, cualquier tipo de ejercicio.

Los datos arrojados permiten concluir el estado físico que se posee determinando en su revisión las temporadas donde se tiene un mejor desempeño.

Lo único es que se debe tener conocimientos al respecto para poder analizar estos datos y utilizarlos al establecer un plan de entrenamiento.

El potenciómetro permite anticipar el tipo de alimentación que se requiere, los tiempos de descanso y sirve a la hora de planificar los entrenamientos siguientes en base a la potencia y así establecer sesiones más rigurosas o no.

¿Qué es mejor, entrenar con pulsómetro o vatios?

La respuesta a esta pregunta es muy sencilla: ¿Por qué escoger? No es necesario elegir entre uno o el otro si se pueden aprovechar los beneficios que ambos ofrecen.

Además, el uso de ambos combinados aportará detalles más completos sobre cada entrenamiento para luego establecer el mejor plan.

Mientras que las pulsaciones permitirán saber el estado en el que se encuentra el cuerpo en un momento, el medidor de potencia aportará información precisa acerca del esfuerzo que se tiene en cada segundo del entrenamiento para una información completa sobre el cuerpo.

Algunos motivos por los que unas personas prefieran no utilizar el medidor a vatios serían sus costos, estos pueden ascender hasta los 1000 euros.

Para quienes no son corredores o profesionales puede ser bastante elevado, quizás entonces prefieran esperar a que estos precios bajen una vez que se empiece a estandarizar la producción.

Y su software es un factor para tener en cuenta, ya que se necesitan conocimientos para poder analizar los datos que arroja el potenciómetro.

Entender las gráficas puede resultar un reto para algunos, pero es posible para los que desean poseer un conocimiento completo y más detallado de su desempeño, que se enfocan en obtener el máximo progreso y rendimiento.

Para los ciclistas profesionales o los más exigentes ambos métodos les permitirán mejorar su rendimiento de la manera correcta, mientras que para quienes solamente desean conocer su desempeño sin ahondar demasiado.

El pulsómetro es suficiente para obtener los resultados que espera, e igualmente se consideran equipos con renombre.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas