Revista Bolsa

¿Dónde meto mi dinero? 2016-2017

Publicado el 16 enero 2016 por Ahorrocapital @ahorrocapital

donde-meto-mi-dinero
Estamos en uno de esos momentos en los que has dejado de preguntarte, dónde meto mi dinero para rentabilizarlo, a donde pongo mi dinero para no perder. 
Es verdad que acabamos de cerrar uno de los peores comienzos de año en las bolsas de toda la historia de los mercados. Pero no debes dejar arrastrarte por el pánico. 
Entiendo que sientas miedo y que estés preocupado. Son tus ahorros. Te ha costado mucho esfuerzo reunirlos. Y ahora ves como todo se desmorona. Posiblemente además estés metido en algún fondo de inversión en el que no deberías haber invertido, en ese momento en el que parecía que las cosas iban razonablemente bien ysiguiendo la recomendación de esa persona de confianza, tu intuición o simplemente porque te lo ofrecieron en el banco.
Y ahora te preguntas ¿Dónde meto mi dinero de aquí en adelante? ¿Están seguros mis ahorros donde los tengo hora? ¿Se puede confiar en los bancos? ¿Me salgo o aguanto? ¿Recuperé mis pérdidas?
Si hay una cosa de la que estoy seguro, es que nadie tiene absolutamente ni idea de nada, excepto aquellos que tienen suficiente peso y capacidad para influir en los mercados. 
Todo se explica maravillosamente una vez sucede. Siempre hay alguna buena razón, que hace que todo cuadre. Pero ¿por qué casi nunca nadie lo ve venir?
Lo único que puedes hacer es basarte en la experiencia y en el pasado. Y pensar que lo que venga ya lo vimos antes. Eso de esta vez es diferente, no suele ser verdad. 
Mira, no puedo decir con exactitud cuándo pasará, pero puede que estemos cerca de próximo crack bursátil. Tal vez sea ahora, a finales de este año o en 2017. No lo sé, pero lo que sí que sé es que estamos cerca del final de un ciclo. Y si la muerte y nacimiento es el mecanismo de la vida para renovar la humanidad, en las bolsas el proceso es similar. Y toca renovarse.
Nunca las economías desarrolladas estuvieron tan intervenidas por los bancos centrales, como lo han estado en la última década y no sabemos lo que saldrá de todo esto. Pero después de la crisis, Estados Unidos ha tenido uno de los mejores ciclos expansivos de sus mercados y parece que ha funcionado bien en su economía. 
Ahora toca replegar las velas para coger nuevo impulso. Y siempre que la Reserva Federal ha comenzado a subir tipos de interés después de un ciclo de bajadas, las bolsas han tardado entre 12 y 18 meses en hundirse. A veces de forma más abrupta y otras más pausada. Y detrás de la bolsa americana ha ido la europea.
La duda esta vez es si será diferente. Porque lo cierto es que nunca había ocurrido que hubiese tanta descorrelación en el ciclo económico entre Europa y Estados Unidos. Dicen las malas lenguas además, que los causantes de todas las crisis en EEUU, es siempre la Reserva Federal. Con subidas de tipos a destiempo y a velocidad inadecuada.
Sabiendo esto, la pregunta del millón sigue siendo ¿dónde meto mi dinero? Bueno, lo cierto es que hay una serie de ideas que siguen vigentes sobre la economía europea, que nos dicen algo contradictorio. Y entonces el problema es que no sabemos cómo va a salir el experimento.
Porque hay cosas que no cuadran. Mientras el BCE siga con su política monetaria expansiva, con tipos cero, inyectando liquidez. Mientras mantengamos un euro débil que apoya nuestras exportaciones. Mientras el precio de las materias primas siga bajo. Algo que nos favorece porque somos eminentemente importadores y supone toda una inyección de renta disponible para consumir o invertir. Y mientras haya una demanda interna que sostenga el consumo y se traduzca en beneficios empresariales. La respuesta es que el activo donde meter el dinero es Europa. 
Y si en mes y medio el Euroestoxx50 se ha dejado un 18%, en lo que se traduce esto, es en una oportunidad. Lo que pasa es que era oportunidad a comienzos de diciembre, lo seguía siendo a finales de año y lo sigue siendo ahora. Pero claro hay un porcentaje de entrada de diferencia considerable. 
El tiempo lo cura todo y si el horizonte es largo, deberías sobrevivir al descalabro. Si estabas fuera entra, pero no con todo. Guárdate un cartucho en la recamara. Para poder promediar o para lo que sea. 
Aprende a conocerte. Ahora hay mucha gente que esta pasada de riesgo. Y tal vez deberías bajar un poco de bolsa. No pasa nada por estar fuera de bolsa una temporada. Ya volverás cuando las cosas estén más claras. 
¿Dónde meto mi dinero? 2016-2017
Ya, pero donde meto mi dinero si no quiero saber nada de la bolsa, puede que te estés preguntando. Lo primero que te digo es que puede que te pierdas una de las mejores oportunidades para los próximos años. Pero oye cada uno es como es y tiene que saber lo que quiere. Va haber volatilidad. Esto se va a mover mucho. Si eso te quita el sueño, no merece la pena que andes con pastillas para dormir por ganar cuatro duros. 
Muchas veces nosotros mismos somos nuestro peor enemigo. No sabes dónde meter el dinero porque o bien estas bloqueado y eres incapaz de decidir o todo lo contrario, no paras de enredarte en decisiones inconexas. Y terminas teniendo un montón de productos, pero sin ninguna idea clara de lo que querías conseguir con ese dinero. Y pierdes el foco. 
Así que la primera opción es, no hagas nada. ¿No quieres perder? La liquidez es tu amiga. Déjalo estar. Con una inflación cero o negativa, eso no te hará daño. Tu riesgo es lo que dejes de ganar. 
Que no, que donde meto mi dinero, que quiero colocarlo en algún sitio. Vale, si esa es tu postura, pero aun así tu premisa es la seguridad, todavía tienes por ahí depósitos al 1% TAE, fondos garantizados con rentabilidades ridículas o estructurados sin riesgo de pérdida de capital. No son malas opciones para no tener que preocuparte por la seguridad de tus ahorros y ganarás algo. Al menos durante una temporada.
Otra opción es consumir. Que por otro lado es lo que se busca con todas estas políticas económicas de los bancos centrales. ¿No querías cambiar de coche? ¿Esa reforma de la casa? ¿Esos viajes con los que tanto soñabas? Bueno, es el momento. Si tienes dinero disponible, aprovecha la coyuntura y vive tranquilo. Eso sí, aunque gastes, siempre déjate un respaldo. No te descapitalices del todo.
De todas formas, la pregunta de dónde meto mi dinero, se responde más fácil si antes piensa para qué quieres el dinero. Que necesidades a corto, medio y largo plazo prevés tener. Sé que es mucho pedir, pero es que es lo mínimo que necesitas saber para hacer una planificación financiera adecuada y después elegir los vehículos de inversión más acertados. Y tampoco te olvides de la fiscalidad. Los impuestos son tus mayores gastos en la vida. 
Cuando pasan estas cosas me convenzo cada vez más, de que la mayoría de los ciudadanos de a pie, estamos condenados al empobrecimiento. Cada vez que juntas un dinero, somos víctima de alguna estafa, de los mercados o de nosotros mismos. Y el resultado es que siempre hay algo o alguien que nos devuelve a la casilla de salida. Y te ata a ese trabajo que no te gusta o a esa vida insatisfecha. Y tú ¿dónde vas a meter tu dinero en los próximos años?
También te puede interesar:

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas