Revista Cultura y Ocio

Dos películas españolas: Las brujas de Zugarramurdi y La gran familia española

Publicado el 20 octubre 2013 por Elydupont1990
Dos películas españolas: Las brujas de Zugarramurdi y La gran familia españolaDos películas españolas: Las brujas de Zugarramurdi y La gran familia española


Una tarde de domingo es siempre una tarde de cine, ¿a que sí? Han coincidido en los cines dos películas dirigidas por dos de los directores españoles con mayor capacidad creativa y maestría en la utilización de la imagen,  Daniel Sánchez Arévalo y Alex de la Iglesia.



Alex de la Iglesia es el cineasta de la desmesura. En muchas de sus películas ha sido capaz de crear unas historias originales, en algunos casos muy bien desarrolladas, pero casi siempre se lanza al gran espectáculo, al exceso de violencia o a lo que se ha denominado “gran guiñol” al que tan dados eran algunos grandes directores norteamericanos en los años 60 y 70 (Me viene a la cabeza Robert Aldrich y su ¿Que fue de Baby Jane?) O lo que podrían ser los esperpentos valleinclanescos.

Ha tenido aciertos, como La comunidad y El día de la bestia y otras experiencias menos afortunadas como Balada triste de trompeta o la que ahora me ocupa, Las brujas… En este caso, además, parece influido por una película americana, Abierto hasta el amanecer (From  dusk till dawn, 1995, dirigida por Robert Rodríguez) incluso por un cierto toque Tarantino.

Lo cierto es que la película se deja ver hasta que los protagonistas llegan a Zugarramurdi. Pero de todo lo que hace referencia al aquelarre, la fiesta final, e incluso el epílogo, solo se salva la presencia de Carlos Areces y Santiago Segura en dos personajes travestidos.Tampoco la interpretación me parece destacable, con una Carmen Maura que pocas veces me ha gustado menos.

No obstante hay que decir que existe una clara división de opiniones respecto a esta película. En la revista especializada Fotogramas, entre las opiniones de los lectores, curiosamente, se encuentran tantos que le dan la máxima calificación como la mínima.Daniel Sánchez Arévalo tiene una larga carrera como guionista y director de cortometrajes. Incluso uno de estos, FísicaII estuvo  preseleccionado para ser enviado a competir por el Oscar. Y le gusta desarrollar en sus largometrajes ideas que estaban en algunos de sus cortos. Así, el mencionado Física II dio lugar a su primer largo, Azul oscuro casi negro y otro, llamado Traumatología, ha generado La gran familia española.


Si hace 50 años una comedia dirigida por Fernando Palacios, La gran familia, nos daba una imagen de la familia española en esos años, la que ahora nos presenta Sánchez Arévalo, lo hace sobre la familia actual. Muchas cosas han cambiado en España. No solo la selección española de fútbol gana competiciones internacional, sino que también ha cambiado el concepto de familia. Padres separados, hijos que se van de casa y vuelven,  bodas planteadas como un espectáculo,  el desencanto de los personajes masculinos, que ya no son el padre pluriempleado para sacar adelante su familia numerosa. Todo eso está en la película, con un tono de comedia, pero con un toque de profundidad.
El gran acierto de esta película reside en su utilización de un lenguaje cinematográfico moderno y una interpretación creíble donde destaca el lenguaje de los jóvenes. Entre los intérpretes están Antonio de la Torre, Quim Gutiérrez , Raúl Arévalo, Hector Colomé, habituales de este director, y otros menos habituales  como Patrick Criado, (popular por Aguila Roja), Verónica Echegui, Roberto  Álamo,  Arancha Martí o Miquel Fernandez. Todo el conjunto está muy bien.

Creo que lo que le falta a la película es un poco más de trabajo con el guion, para limar algunas cosas que más parecen remitir a una reunión de amiguetes (ese era el defecto de la película anterior de este director, Primos), como el personaje de Raúl Arévalo, quizá un homenaje poco afortunado al camarero de El Guateque (1968, Blake Edwards).

Podéis ver los cortos de este director en You tube. Valen la pena. Feliz domingo.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista