Revista Comunicación

Editar en Wikipedia o cómo desquiciar a los editores

Publicado el 13 noviembre 2013 por Marianaeguaras @MarianaEguaras

El mes pasado MIT Technology Review publicó un texto anunciando la agonía de la Wikipedia y, luego de sufrir en carne propia el sistemático rechazo de la plataforma a artículos que he propuesto para su publicación, es total y lógicamente comprensible que las personas dejemos de colaborar con ella.

Desde 2007 Wikipedia ha perdido colaboradores de manera acuciante, menguando en dos terceras partes los editores wikipedistas en idioma inglés. Desde Wikipedia han justificado el descenso de voluntarios arguyendo que “hay menos temas sobre los que se pueda escribir”, declaraciones con las que no coincido en absoluto. Todo lo contrario, cada vez hay más temas sobre los que escribir y publicar en Internet.

Wikipedia se sostiene gracias a la colaboración de voluntarios que, por todo el mundo y en diferentes idiomas, agregan nuevas páginas, editan y “vigilan” las ya existentes. Wikipedia se basa en cinco pilares, uno de los cuales —el quinto— dice lo siguiente: “Si una norma te impide mejorar Wikipedia, ignórala y ponte manos a la obra”, vaya paradoja en un sitio tan restrictivo a la hora de publicar y/o editar un artículo. Además, animan a los usuarios con expresiones tales como “Sé valiente editando”, “¡Usa el sentido común!” (el menos común de los sentidos…), y hasta hay una irónica página llamada “No morder a los novatos”. ¿Contradicciones tal vez?

Quienes trabajamos en el sector editorial y también en marketing sabemos lo importante que es tener una página de la editorial, del libro o del autor, del producto, etc. en Wikipedia, básicamente porque cuando se realizan búsquedas en Google los primeros resultados que aparecen son las URLs de Wikipedia y esto proporciona una enorme visibilidad. Por ello, siempre queremos crear o editar una página con información relativa a la editorial para la que trabajamos, de nuestros libros, una páginas sobre la trayectoria de un escritor, etc.

Publicar y editar en Wikipedia requiere de conocimientos suficientes para entender su dinámica y sus propias reglas —algo totalmente válido— y aprender cómo funciona su lenguaje de marcado para trabajar los textos, además de destinarle tiempo. Ahora bien, si conociendo todo esto y siguiendo las normas al pie de la letra, para que no rechacen una propuesta de página, el tiempo y el trabajo igualmente caen en saco roto ¿para qué nos sirve Wikipedia? ¿Quién quiere perder el tiempo editando y publicando en Wikipedia para que en menos de un minuto un reversor rechace el texto propuesto? ¿Para que se publiquen artículos irrelevantes (como este) y no, por ejemplo, información y datos de una casa editora o de un escritor?

Con lo anterior como contexto y disparador de ideas mis preguntas y planteamientos como editora no necesariamente “wiki” (de ahí el juego de significados en el título de esta entrada) son:

  • ¿Cómo es posible que dos editoriales que tienen exactamente la misma estructura de página y lenguaje neutro a una se le aprueb la página en Wikipedia y a la otra no?(*)
  • ¿Cuáles son los criterios editoriales de los wikipedistas para autorizar la publicación de una página sí y de otra no, cuando ambas son iguales? (a excepción del imagotipo, los datos propios de la editorial, y los títulos de los libros y nombres de los autores, claro está).
  • ¿Es más efectivo identificar a un editor que lleve bastante tiempo colaborando en Wikipedia para que él proponga artículos que nos interesan y así sean aceptados y no rebotados sistemáticamente?
  • ¿Podría llegar a ser una tendencia la “colaboración” por parte de los wikipedistas para que se acepten artículos propuestos por otros usuarios? (no es imposible identificar wikipedistas si se accede a la página de sus perfiles de usuario y se rebusca un poco en Internet, como tampoco ponerle precio a este trabajo).
  • ¿Llegarán los editores de Wikipedia algún día a adquirir ciertas costumbres de algunos reseñadores de libros?

Ya en 2009 Felipe Ortega, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, investigó sobre el descenso de voluntarios wikipedistas en tanto la enciclopedia continuaba aumentando contenidos. En un artículo de The Wall Street Journal señalaba que el problema de Wikipedia es que “se está volviendo más hostil”. Y tanto si es hostil… Además, como bien señala Marcos Ros-Martín en su post sobre este tema “parece que, finalmente, podría resultar que los peores enemigos de la Wikipedia son aquellos que se encuentran dentro de ella”.

Considerando el dudoso criterio y rigor editorial actual, ¿llegará el momento en el que nadie quiera perder su tiempo editando y creando páginas en Wikipedia? Es una pena que una herramienta que fue creada pensando en el espíritu colaborativo de Internet se vuelva cada vez más burocrática, elitista e intransigente con quienes desean participar en ella.

Editar en Wikipedia o cómo desquiciar a los editores


(*) No citaré a qué editoriales sí le han autorizado la publicación de una página en Wikipedia porque estas no tienen la culpa de que a ella le publiquen y a otras no. Sí aclaro que he copiado la estructura de página de una nueva editorial (llamémosla “Editorial X”) para crear la página de otra (“Editorial Y”) y la página que he creado para la Editorial Y fue marcada como “promocional” en tanto la página de la Editorial X goza de publicación y sin pegas. Ahora tengo preparada una nueva páginas para publicar, de Editorial W, y veré cuál es el proceder de los “wiki editores”.


Volver a la Portada de Logo Paperblog