Revista Deportes

El CG Puigcerdà supera una semifinal intensa y ya espera al ACH Jaca para empezar la final.

Por Contralatanca

 

El CG Puigcerdà derrotó al FC Barcelona en los dos partidos disputados (5-8 y 2-5) este fin de semana y sumó las 3 victorias necesarias para pasar a la final.

Pero cabe decir, que esta semifinal no ha sido un camino de rosas para los de La Cerdanya.

Recordemos que empezaron perdiendo el primer partido en casa ante un sorprendente Barça y que durante el desarrollo de los segundo y tercer partidos, pasaron por momentos complicados en los que el Barcelona mandaba en el marcador.

En esta tesitura se llegaba al 4ª partido y los inicios del mismo presagiaban más de lo mismo ya que las fuerzas parecían muy igualadas.

El Puigcerdà dispuso de mayor tiempo de control del puck, lo que le permitía acercarse a la portería blaugrana en un buen número de ocasiones. Pero los locales, gracias a un buen contraataque, también cruzaban con igual o mayor asiduidad la línea azul contraria.

Eso sí, ambos equipos también coincidían en la falta de efectividad de caras a gol. Hasta los porteros parecieron ponerse de acuerdo para cometer dos errores garrafales, uno cada uno, auténticos regalos para delanteros avispados, pero que tampoco finalizaron con el disco entre los 3 palos.

El caso es que fue necesario llegar hasta la última decima de segundo de último minuto del periodo, para que Poko, por el Puigcerdà, moviera el marcador por primera vez.

Con 0-1 finalizaba un periodo entretenido y igualado, que de ninguna manera apuntaba a lo que nos depararía el segundo tiempo.

En este, el Puigcerdà se hizo amo y señor del partido poniendo sitio a la zona defensiva del Barcelona. Lo conseguía usando una de sus armas más efectivas de esta temporada y que es el control de la zona central a base de patinaje de sus hombres clave y de vender cara la línea azul propia.

El peligro se vivía cerca de la portería del Barcelona y Alcaine se vio obligado a dar lo mejor de su repertorio para evitar que la ventaja aumentase y hay que reconocer que, hasta cierto punto lo consiguió, ya que solo un puck desviado por Kotlo a lanzamiento de Jordi, pudo superarle.

Con este gol y a 1 minuto del final del 2º parcial, el marcador informaba de un 0-2 que se antojaba escaso vista la claridad de un buen número de ocasiones de las que había dispuesto el Puigcerdà. Pero como ya se había visto en el primer tiempo 60 segundos dan para mucho en hockey sobre hielo y J. Muñoz decidió devolverle la jugada al rival, marcando para el Barcelona cuando quedaban segundos para irse al descanso.

El 1-2 después de 40 minutos continuaba sin dejarnos intuir como podría ser el final.

Y este se decidió en cinco minutos del último tercio en los que el Barcelona recibió 3 sanciones que permitieron jugar al Puigcerdà con superioridades numéricas de 3 /5 y 4/5. La maquinaría del power-play ceretano se puso en Marcha y consiguió tres goles en estos 5 minutos. Salva era el autor del 3º del Puigcerdà y Pablo conseguía el 4º y 5º para los de amarillo y negro.

Después de eso algunas sanciones más para ambos equipos y el Barcelona también dispuso de su superioridad de 4/3 en el último minuto de partido, pero las prisas y la presión les impidieron sacar ningún rendimiento positivo y al final de los 60 minutos el marcado indicaba el 2-5 definitivo.

Cabe decir que la actuación arbitral del principal Mayer, en este 3er tiempo, tuvo más oscuros que claros ya que fue excesivamente riguroso al señalar acciones muy dudosas, y sorprendentemente tibio al no hacerlo, o hacerlo sin contundencia, en acciones claras y hasta peligrosas.

Al finalizar el encuentro, algunos miembros de la directiva del FC Barcelona verbalizaron de forma muy rotunda, su disgusto ante este arbitraje. Por parte del Puigcerdà también se comentó este aspecto pero, comprensiblemente, ante la clasificación definitiva ese no era el tema prioritario.

Otro aspecto negativo de los minutos finales del encuentro, fue la lesión fortuita que sufrió el defensa del CG Puigcerdà, Dani Hilario, que al intentar evitar un lanzamiento a puerta de Morer, se deslizó por el suelo de forma que acabó impactando contra la portería propia y recibiendo un golpe en la rodilla que probablemente le haya afectado a un ligamento interno. La gravedad de la lesión está por confirmar pero una primera valoración apuntaba a que el mejor escenario seria de 3 semanas de baja, mientras que la peor implicaba una intervención quirúrgica y varios meses de recuperación.

Volviendo a lo deportivo y resumiendo, el CG Puigcerdà había hecho buena su etiqueta de favorito por meritos propios, pero por el camino se había tenido que dejar la piel ante el mejor Barça de la temporada. Un Barça que, una vez recuperado del lógico desanimo de la eliminación en la Liga, se va a presentar como un firme candidato a la Copa del Rey. Y todavía más viendo los emparejamientos en semifinales de esta competición que van a dejar fuera a Jaca o Puigcerdà en una de ellas.

Por cierto, un ACH Jaca que había resuelto su clasificación a la final del play-off la noche del sábado, superando por tercera vez al CHH Txuri Urdin, esta vez en tierras vascas y con un resultado de 3-7.

Así pues CG Puigcerdà y ACH Jaca serán los protagonistas de la final de liga que empezará a disputarse los próximos días 27 y 28 de febrero, con sendos partidos en Puigcerdà.

A continuación se pueden escuchar las opiniones sobre la final de dos de los protagonistas.

Aquí la de Ramón Barón, entrenador del FC Barcelona:

 

Y aquí la de Salva Barnola, capitán del CG Puigcerdà:

 

DSC_0853

El CG Puigcerdà se clasificó para la final, después de un 4º partido incierto hasta el último tercio


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas