Revista Ciencia

El ciclo de los ácidos grasos “para quemar grasa, se necesita agua”

Publicado el 08 mayo 2013 por Joseleg

El ciclo de los ácidos grasos “para quemar grasa, se necesita agua” El ciclo de los ácidos grasos “para quemar grasa, se necesita agua”
Ingredientes para el ciclo de los ácidos grasos, de cadena larga a cadena corta
La glucolisis no es la única ruta metabólica que produce acetil-Coenzima A, existen otras, y en términos humanos una de las más importantes “no solo educativa, sino estéticamente” es la que involucra a los ácidos grasos, o simplemente grasas.
De cierta forma este es el mecanismo en que el cuerpo “literalmente” quema las grasas para producir energía celular, es interesante como muchas veces es pasado por alto en los textos de biología básica.
En cualquier caso se debe recordar que un ácido graso no es más que un ácido carboxílico relativamente largo, por lo cual su característica primordial es tener una punta alifática muy grande que lo hace insoluble en agua y un grupo COOH en un extremo que es bastante reactivo.
Los ácidos grasos pueden ser oxidados por diversas rutas, que pueden ser la alfa, la beta y la omega.
La alfa oxidación se caracteriza por oxidar los ácidos grasos ramificados, los cuales son muy poco comunes dado que los triglicéridos, o portadores de grasa más comunes en la sangre portan siempre ácidos grasos no ramificados. Se puede dar tanto en el retículo endoplasmático como en la mitocondria.
La omega oxidación es otra ruta de oxidación minoritaria de ácidos grasos es la ω-oxidación, que tiene lugar en el retículo endoplasmático de muchos tejidos; se produce una hidroxilación sobre el carbono metílico (–CH3) en el extremo de la molécula opuesto al grupo carboxilo (–COOH).
Utiliza el tipo de reacción de la oxidasa de función mixta y requiere citocromo P450, 02 y NADPH. Luego, el ácido graso hidroxilado se oxida en el citosol a un ácido dicarboxílico (un grupo carboxilo en cada extremo de la molécula); este proceso se da principalmente en ácidos grasos de mediana longitud.
Para los ácidos grasos de cadena más larga se emplea la ruta de los peroxisomas, los peroxisomas, que contienen enzimas similares, aunque no idénticas, de los de la β-oxidación mitocondrial. Así, por ejemplo, en la deshidrogenación inicial, se forma H2O2 que es eliminado por la catalasa. Los peroxisomas tienen especificad para ácidos grasos de cadena más larga y a menudo no degradan totalmente la molécula, por lo que una posible función de este proceso sea el acortamiento de ácidos grasos de cadena larga hasta un punto en que la mitocondria pueda completar su β-oxidación
 

El ciclo de los ácidos grasos “para quemar grasa, se necesita agua”

Figura CAG-01. El ciclo de los ácidos grasos, o también llamado beta-oxidación de los ácidos grasos.


Beta oxidación “¡Para quemar grasa se necesita agua!”
La oxidación beta de los ácidos grasos se denomina de este modo porque corta la cadena en el enlace beta, es decir entre el segundo y tercer carbono de un ácido carboxílico (contando desde el carbono del grupo carboxilo”, el proceso libera en cada vuelta del ciclo 1 molécula de acetilcoenzima A. Para llevar a cabo el resto de las reacciones de la respiración aeróbica en caso de que no exista suficiente azúcar disponible en el citoplasma.
El ciclo consta de cuatro reacciones cíclicas y una reacción de ingreso.
La reacción de ingreso se caracteriza por la unión de la acetilcoenzima A al extremo carboxilo del ácido graso “lo cual es bastante obvio dado que es el extremo carboxilo la zona más reactiva de cualquier ácido carboxílico”.
La primera reacción es una oxidación por FAD para formar FADH2 el cual puede ser empleado posteriormente para impulsar otras reacciones o preferentemente para impulsar la cadena de transporte de electrones.
La segunda reacción es una hidratación reversible en la que se adiciona un grupo hidroxilo "o retirando un doble enlace en caso de que el ácido carboxílico sea insaturado" en el carbono 3 de la cadena del ácido carboxílico. Esta reacción es destacable, sin agua el equilibrio de la reacción tendería al alargamiento de la molécula de grasa con la producción de agua. Lo que en otras palabras indica que ¡sin agua no puede oxidarse la grasa!
La tercera reacción nuevamente es una oxidación por una coenzima, la NAD para formar NADH la cual puede emplearse para impulsar la cadena de transporte de electrones.
La cuarta reacción se denomina tiólisis, lo cual traduce a rompimiento por azufre, en esta reacción un segundo acetilcoenzima A se adiciona al tercer carbono que ahora se convierte en el primer carbono de un nuevo ácido carboxílico con dos carbonos de menos. Dado que ya se tiene una unión a la acetilcoenzima A la oxidación puede proseguir hasta formar completamente acetilcoenzima A en caso de que hubiéramos tenido un ácido carboxílico con número de carbonos par, o a la formación de un ácido carboxílico de tres carbonos en caso de que se tuviera un ácido carboxílico de cadena impar.
PRINCIPAL REGRESAR

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista