Revista Política

El culmen de la desmovilización y el absurdo: el #bloquecritico de la Izquierda Verdadera S.L.

Publicado el 16 febrero 2012 por Trinitro @trinitro

Pensaba que había cosas que no podían sorprenderme más, pero la Izquierda Verdadera S.L. decide que la reforma laboral no le gusta. Algo normal, es una muy mala reforma laboral, y si encima tus valores están en defender sacrosantos derechos laborales sin analizar si estos generan ineficiencias, dualidades de mercado y esas cosas, pues aún más.

Resulta que esta vez coinciden con los sindicatos mayoritarios (como si ser mayoritario fuera malo, indica que son “los que más gente pueden movilizar y más apoyo consiguen en elecciones sindicales y más afiliados tienen”, no que son equivalentes a una multinacional malvada devoradora de bosques amazónicos), resulta que estos convocan una manifestación de cara al domingo 19 de Febrero. Resulta que hay coincidencia de objetivos, finalidad, e incluso método (ya que los de la Izquierda Verdadera S.L. pueden decir que convocarán la huelga revolucionaria indefinida, pero no.. conseguir que estudiantes de filología semítica se salten las clases un día, no es una huelga revolucionaria indefinida).

Peeeero, los de la Izquierda Verdadera S.L. son más guais que nadie, y que a parte de estar más infiltrados por la CGT que la asamblea de letras de la UAB, ellos van a conformar el “bloque crítico”. O sea, convocan en otro lugar, media hora antes.

Eso en mi pueblo se llama dispersar fuerzas, y deslegitimar a los únicos que pueden plantear alguna vía de resistencia, respuesta, alternativa o lucha contra la reforma laboral. Repito, los únicos. Las huelgas generales convocadas solo por CGT y sindicatos combativos no las siguen ni sus afiliados, y ellos eso lo saben. Los gobiernos buscan interlocutores serios, no movimientos “críticos/libertarios/molones/postmodernos”, y buscan propuestas más o menos viables. Y si no, que se fijen un poco en Occupy Wall Street que sabieron sumar al sindicalismo mayoritario (y si me dicen que la AFL-CIO es más revolucionaria que CCOO o UGT es que su conocimiento del sindicalismo anglosajón es el equivalente al mío sobre orfebrería etrusca) y que son capaces de hacer planteamientos económicos serios. No dividen, suman; no compiten por ser más puros, son capaces de atraer a movimientos clásicos como la AFL-CIO con todas las contradicciones internas que eso pueda suponer. Y hablan de mercados laborales reales, de economía real, y son capaces de apuntar al “enemigo de clase” común.

A lo que nos condenan al final es a resultados como los siguientes:

Pero no temamos, cuando tengamos el sindicalismo de clase mayoritario desacreditado podrán venir a ayudarnos de esta otra manera:

Que los Monty Phyton hayan predicho como terminan evolucionando algunos movimientos cuando terminan sectarizándose tanto hace ya 30 años, es significativo.

 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas