Revista Comunicación

El escandallo editorial o cómo saber si un libro es viable

Publicado el 13 junio 2017 por Marianaeguaras @MarianaEguaras

El escandallo editorial es una herramienta de vital importancia para el editor. Es un recurso contable, económico y financiero que quita glamurosidad a la edición de libros.

Como he dicho varias veces: una editorial es una empresa. Como tal, debe buscar la rentabilidad de su negocio y esto lo logra mediante la venta de libros. Business is business.

Para saber si un libro tiene potencial como producto; es decir, si tiene posibilidades de venderse, se deben hacer cuentas. Y el escandallo es el instrumento para llevar a cabo esta acción.

Mediante el escandallo se calcula cuánto sale fabricar el producto (costes). También qué precio debería tener y se estiman las ganancias que con él se obtendrán.

Tanto si eres editor como autor independiente, el escandallo editorial te ayudará a saber qué valor económico tiene hacer un libro impreso. Si vas a publicar un libro de tapa blanda en KDP o CreateSpace el escandallo te servirá como guía para controlar costes.

Otros sectores productivos, como la hotelería y la restauración, también emplean el escandallo para determinar costes y precios de producto o servicios.

Como lo define el DRAE, un escandallo sirve para determinar el precio de coste o de venta de una mercancía con relación a los factores que lo integran.

El escandallo editorial o cómo saber si un libro es viable

Costes fijos y variables de un producto

Para hacer un escandallo, presupuesto o estado de resultados, de un libro lo primero es calcular los costes de elaboración de la obra. Existen costes fijos y otros variables que intervienen en la elaboración de un escandallo editorial.

He incluido un ejemplo que puedes descargar haciendo clic aquí. Para no complicar la faena, este escandallo solo se centra en un libro, en un producto editorial. No se incluyen costes fijos relacionados con la empresa editorial. Es decir, no están incluidos costes como la electricidad, la conexión a Internet, las nóminas de los empleados, etc. En este caso, solo se trata de determinar si un libro es viable económicamente para la editorial o el autor.

Según el tipo de publicación que desees hacer verás que intervienen en el proceso más o menos personas y/o costes a calcular. Por ejemplo, para producir una enciclopedia se necesitarán ilustradores, fotógrafos e infógrafos, o sus producciones, pero no para una novela. Por otro lado, habrá que sumar el coste de traducción si la obra es extranjera y está escrita en otro idioma.

Costes fijos son aquellos que se han pactado mediante presupuesto que han sido aceptados, y no sufrirán alteraciones. Este es el caso de los servicios editoriales y los de impresión.

Costes variables son aquellos costes que pueden cambiar durante la producción o una vez acabado el producto, como la partida destinada a promocionar la obra (marketing).

El coste de impresión suele incluirse como costes variable porque no se sabe cuántas tiradas pueden llegar a realizarse del libro. En mi caso, en tanto evalúo si un libro sale a cuenta o no publicarlo, considero solo la primera tirada y, por ello, sitúo el coste como fijo. Las tiradas siguientes son "a ganar".

Un coste de marketing también puede ser fijo si se destina una partida de dinero inamovible y, pase lo que pase con el libro, no se cambiará.

En definitiva, cuán fijos y variables son los costes de un libro dependerán de las decisiones que tome el editor o el autor-editor, y de cómo las gestione.

Escandallo editorial de un libro impreso

A continuación describo todos los posibles costes que puede tener un libro complejo (enciclopedia, coleccionable, revista, etc.). Si vas a publicar una novela probable prescindas de varios de ellos.

  • El escandallo editorial o cómo saber si un libro es viable
    Derechos de autor (anticipo)
  • Coordinación editorial
  • Edición
  • Prólogo
  • Traducción
  • Revisión de traducción
  • Árbitro o comité de referatos
  • Diseño de cubierta
  • Diseño de interior
  • Composición o maquetación
  • Ilustración
  • Infografías
  • Fotografías
  • Correcciones: ortotipográfica, de estilo y de pruebas
  • Pruebas de color
  • Impresión y encuadernación
  • Marketing y publicidad
  • Ejemplares gratuitos (para autor y acciones de marketing)
  • Otros gastos y eventualidades
  • Devolución de ejemplares
  • Porcentajes de descuentos (para preventa, distribución, librerías, etc.)

Si en lugar de un libro el escandallo editorial es sobre una colección los costes de duplican.

Al sumar, restar y aplicar porcentajes con estas variables, podrás analizar si la publicación de un libro impreso es rentable. También obtendrás una proyección de las ganancias.

Cuanto más conservador y menos arriesgado es un escandallo, mayor es la probabilidad de éxito en las ventas.

Este escandallo editorial lo realicé para el trabajo final del Máster en Edición, en el proyecto de una Guía de estrategias y tecnologías sostenibles. Está en formato Excel y con las funciones activadas.

Escandallo de un libro digital

Los procesos que necesita una obra para transformarse en libro son independientes del formato. Por tanto, los servicios editoriales aplicados al libro impreso son prácticamente los mismos para el libro digital.

La contratación de la escritura de un prólogo, la traducción, las distintas correcciones y el diseño de cubierta, por ejemplo, son necesarios tanto para un libro impreso como para uno digital. Lo mismo pasa con las acciones de promoción.

Obviamente, la impresión de ejemplares no existe para el libro electrónico y, por tanto, tampoco la devolución de copias. Sin embargo, sí debe calcularse el porcentaje de distribución, ya que existen eDistribuidores y librerías online que también se llevan su porcentaje del PVP del libro digital.

El escandallo, tanto para un libro impreso como para uno digital, ayuda a determinar cuántos ejemplares o copias de archivo deben venderse para cubrir costes. Aunque solo sea por esto, ya vale la pena realizarlo.

Más información en:

Volver a la Portada de Logo Paperblog