Revista Opinión

El mayor drama de España no son los políticos corruptos sino los ineptos

Publicado el 18 abril 2015 por Franky
El mayor drama de España no son los políticos corruptos sino los ineptos La recientes declaraciones de José Antonio Griñán y Manuel Chaves, ex presidentes de la Junta de Andalucía, ante el Tribunal Supremo demuestran que el mayor drama de España no es estar gobernada por corruptos sino por auténticos ineptos que desconocen lo que hacen sus subordinados y ni siquiera son capaces de enterarse y asumir que las reglas y leyes de la democracia les convierten en responsables políticos de los robos y abusos de todos los que de ellos dependen.

Robar e inundar de corrupción la vida pública es grave, pero mas grave todavía es gobernar un país con torpeza infinita, incapacidad para adoptar decisiones correctas y dirigir tan mal los equipos que los ciudadanos padecen, por culpa de esos gobernantes incapaces, sufrimiento, pobreza, desesperación, tristeza y repudio a su clase dirigente y al mismo sistema.

Las camas de hospitales públicos cuestan el doble que las de instituciones privadas y lo mismo ocurre con las plazas en la enseñanza. Los funcionarios rinden menos que los trabajadores privados y todo lo que toca lo público suele ser ineficaz y costoso. Los políticos, con una mezcla dañina de torpeza y arrogancia, son incapaces de ahorrar, despilfarran, malversan, reparten mal el dinero, cobran impuestos injustos, son arbitrarios y adoptan decisiones que llevan a sus ciudadanos hacia la pobreza, el desempleo y la improductividad. Ellos son los grandes culpables del atraso y de casi la totalidad de los fracasos y decepciones de la nación española.

En las democracias avanzadas y decentes, tipos como Griñán, que ni pide perdón ni se ruboriza por haber presidido un gobierno que ha malversado miles de millones de euros que los parados necesitaban para reciclarse o que estaban destinados a mitigar los sufrimientos del desempleo, habrían dimitido de manera fulminante o sus pueblos, menos cobardes y sometidos que el español, les habrían expulsado del poder a patadas.

Los ineptos Griñán y Chaves, que solo son dos mas entre la legión de políticos ineptos que han tomado el poder en España, en lugar de asumir sus responsabilidades, dicen que ya han pagado su culpa porque han sufrido un "calvario", olvidando que los que sufren a diario un calvario son los muchos españoles desempleados, desahuciados, sin protección social y sin esperanza, siempre por culpa de políticos despilfarradores, insensibles, torpes y mas preocupados por su poder, sus privilegios y por los intereses de sus partidos que por el bien común.

Es fácil acabar con la corrupción. Basta con endurecer las leyes y aplicarlas. Si los políticos son incapaces de ser decentes por principios y valores, lo serán por miedo a ir a la cárcel. El problema mas grave de España es otro: ¿Cómo se elimina un liderazgo sin altura ni grandeza intelectual y moral, que se nutre de mediocres forjados en el seno de partidos políticos que no conocen la democracia interna y que, por el número de delitos que acumulan, deberían haber sido precintados e legalizados por comportarse como asociaciones de malhechores?

Para solucionar el drama del pésimo liderazgo en España, causa principal de casi todas las desgracias de la nación, hay que cambiar el sistema, después de resetearlo y empezar de nuevo, redactando una nueva Constitución que sea realmente democrática, que someta a los partidos y a sus políticos a los controles pertinentes y que acabe con vicios tan brutales como la politización de la Justicia, la esclavitud de los diputados ante sus partidos, el exilio de los ciudadanos, la existencia de una ley desigual, la arbitrariedad, la impunidad y la pavorosa falta de exigencias a los líderes, a los que, para ser ministros o presidentes de gobierno, ni siquiera se les exige certificado de limpieza penal y ética, ni conocimientos profesionales, ni méritos de ningun tipo, de manera que, como ha ocurrido recientemente en España, cualquier inepto incapaz, torpe y medio bobo puede gobernar una nación entera , bajo la falsa cobertura de una "democracia".

La historia reciente de España demuestra de manera palpable que el pésimo liderazgo ha sido el gran problema del país. Felipe Gonzalez nos avergonzó abriendo las puertas a la corrupción, Aznar se comportó como un muñeco arrogante, intervencionista y nada democrático, Zapatero fue un inepto con buenas intenciones que por poco hunde al país para siempre y que generó sufrimiento y daños que tardaremos casi un siglo en neutralizar, Rajoy, por último, convenció a millones de españoles que el poder no es de fiar, que miente, engaña, cobra impuestos injustos, incumple las promesas, vive en la corrupción y gobierna de espaldas a la ética y a los intereses ciudadanos.

Los españoles, con dificultad pero con firmeza, cada día son mas conscientes de que dejar el timón de la nación en manos de tipos como Zapatero, Rajoy, Artur Mas y la inmensa corte de políticos sin altura que se han adueñado del Estado es todo un suicidio.



También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :