Revista Coaching

El Metodo Reverse Therapy. Un nuevo enfoque en el tratamiento del Síndrome de Fatiga Crónica y de la Fibromialgia

Por Maje

Reverse Therapy

El Metodo Reverse Therapy. Un nuevo enfoque en el tratamiento del Síndrome de Fatiga Crónica y de la FibromialgiaReverse Therapy es un nuevo y revolucionario tratamiento para la Fibromialgia y la Fatiga Crónica, que ve los síntomas de estas enfermedades (también emociones, sentimientos, y intuiciones) como mensajes de nuestro cuerpo. Estos síntomas y emociones los crea el Cuerpo para protegernos, avisarnos y guiarnos en un mundo difícil.


El terapeuta ayuda al paciente a entender y a sintonizar con el Cuerpo, para poder expresar y actuar de acuerdo con estos mensajes. Es un proceso educacional simple donde la gente aprende a escuchar su Cuerpo y a entender las razones más profundas por las que éste se ha visto forzado a producir síntomas. Este proceso se acompaña con abandonar ideas confusas y erróneas que se tienen sobre la enfermedad, la recuperación y que es salud.
Esta terapia también trata la Ansiedad, el Estrés, el Síndrome del Colon Irritable, problemas emocionales, depresiones, trastornos inespecíficos i algunos tipos de dolor.

La Idea Básica

La idea básica de Reverse Therapy es que los síntomas de la Fatiga Crónica y la Fibromialgia, y otras enfermedades inespecíficas, son la consecuencia de un desequilibrio glandular que se produce cuando la Conciencia del Cuerpo (Bodymind- Inteligencia corporal) detecta que el individuo esta en riesgo de acabar sufriendo o herirse emocionalmente. Inicialmente el Cuerpo envía emociones (pena, miedo, rabia) para hacer saber a la persona que hay un problema y que éste debe resolverse. Cada emoción requiere que hagamos una acción diferente. Si la persona no hace caso, se crean los síntomas (dolor, fatiga, cefaleas...) que son el ultimo recurso del Cuerpo para llamar aun mas la atención del individuo para que resuelva la situación urgentemente.
Reverse Therapy trabaja entendiendo y actuando con el mensaje que esta escondido detrás de los síntomas. Una vez se recibe esta información, se hace alguna cosa al respeto y la presión se resuelve, la Conciencia del Cuerpo permite al Hipotálamo volver a la actividad normal.
La Conciencia del Cuerpo (Bodymind)
Todos los humanos tenemos dos inteligencias: la Conciencia del Cuerpo y la Mente. La Mente, o inteligencia intelectual, es la que tiene mas valor en la cultura occidental, en cambio la Conciencia del Cuerpo, o inteligencia corporal, es mucho mas sutil y poderosa. Dando prioridad al Cuerpo a nuestras vidas no solo nos haría mas sanos sino que también seria el camino hacia la sabiduría y la realización personal.
La Conciencia del Cuerpo es la inteligencia natural e innata del cuerpo, que trabaja a través del cerebro, el sistema nervioso, glándulas, células y sistema inmunitario. Su función principal es garantizar la seguridad del individuo y conseguir su máxima salud y felicidad, manteniendo el equilibrio.
Hay una gran variedad de maneras como el Cuerpo lo consigue. Aquí se nombran unas cuantas:

  • Renovar las células
  • Convertir la comida en energía
  • Oxigenar el sistema
  • Reparar los daños de huesos, piel y órganos
  • Armonizar las diferentes funciones del organismo
  • Proteger contra las infecciones
  • Usar las emociones para guiar a la persona hacia la acción
  • Usar los síntomas d’algun tipo para informar a la persona que está en peligro

En cada caso el Cuerpo siempre busca nuestra supervivencia, pero en los dos últimos casos lo hace de manera diferente. Utiliza las emociones, y como último recurso los síntomas, para comunicarse con nosotros y para hacernos saber que la situación donde nos encontramos puede acabar haciéndonos sufrir o herirnos de alguna manera. El objetivo de la Conciencia del Cuerpo es pues, recopilar información de las experiencias que vivimos para luego enviar señales en forma de emociones para hacernos saber que hacer al respecto.
El centro del la inteligencia corporal se encuentra en el Sistema Límbico, también conocido como cerebro emocional. Esta formado por una serie de estructuras que se encuentran en el centro del cráneo: incluyen el Hipocampo (almacena memorias sobre experiencias pasadas), el Tálamo (procesa la información de los sentidos), la Amígdala (centro de alarma) y el Hipotálamo (el controlador por excelencia, que lleva el control de la producción de emociones y síntomas, a la vez que regula la temperatura, el sueño, la retención y producción de líquidos, etc.).
Una de las funciones importantes del Sistema Límbico es la deradar emocional”. Procesa toda la información del entorno y la combina con la memoria celular para crear una opinión en forma de emoción para así avisar, guiar y proteger el individuo.
A través de este sistema y del Hipotálamo, el Cuerpo influencia las glándulas, el sistema inmunitario, el sistema nervioso autónomo, la piel, los músculos, el estomago, corazón, circulación y respiración. Así pues, hay una conexión directa entre las emociones y el estado físico, y entre el estado emocional y la salud física.
Para comunicarse con nosotros el Cuerpo no tiene esa voz interna que nos dice que hemos de hacer o como hemos de hacer las cosas, sino que utiliza cambios neuroquímicos en el organismo que nosotros experimentamos en forma de tensión muscular, palpitaciones, mariposas en el estomago, sequedad de boca, piel de gallina...sensaciones de todo tipo que a veces las identificamos como emociones (miedo, ira, pena, alegría, aburrimiento...) o que a veces son tan sutiles que no podemos identificar. Toda emoción tiene una finalidad: el enfado nos dice que hagamos valer nuestras opiniones o derechos, el miedo que pidamos ayuda, que lo superemos poco a poco y/o que hagamos lo posible para sentir-nos seguros, la pena que dejemos que las lagrimas caigan y que pidamos soporte de los que nos rodean, y el placer que los compartamos y que hagamos mas de los que gozamos.
Cuando la Conciencia del Cuerpo se da cuenta que no hacemos nada en frente de estas emociones, en el presente, porque la Mente lo esta ignorando, negando, o excusándolas activa el organismo a través del sistema nervioso y inmunitario para crear los síntomas. En estos casos el Cuerpo esta pidiendo cambios importantes. como por ejemplo:

  • crear balance entre “tiempo para mi” y “tiempo para los otros”
  • compartir cargas con la otra gente
  • superar shocks y traumas
  • expresar lo que uno siente
  • pedir ayuda cuando estamos presionados
  • ser claros sobre tus derechos y obligaciones
  • restablecer tu confianza en tiempos difíciles

Una vez la Conciencia del Cuerpo ha creado una emoción, esta no se libera hasta que no la transformamos en una acción, o sea hasta que no hacemos algo al respecto. La química de las emociones continua afectando las glándulas, las células y el sistema nervioso hasta que lo transformamos en una acción, física o verbal. Si no hacemos nada, hay un aumento de energía, y todo el organismo se pone en alerta, creando dolor, fatiga... con el objetivo de hacer ver al individuo que tiene que hacer alguna cosa urgentemente. Cuando la persona empieza a escuchar y actuar de acuerdo con estas emociones, el mensaje que hay detrás de los síntomas se descodifica, y estos ya no tienen más razón de existir.
Qué causa la Fibromialgia y la Fatiga Crónica
Nosotros consideramos que la Fibromialgia y la Fatiga Crónica son actualmente diferentes enfermedades con el mismo problema de base: cambios neurológicos y hormonales, y no problemas psicológicos. Un área del cerebro llamada Hipotálamo se hiperactiva provocando un efecto en cadena hacia la Glándula Pituitaria y las Glándulas Suprarrenales, las cuales estimularan el sistema nervioso, inmunitario, digestivo, circulatorio y músculo-esquelético. Nosotros lo llamamos "alteración del eje HPA"- Hipotálamo-Pituitaria- Adrenales.
Esta respuesta pone todo el organismo en un estado de alerta, que conduce el sistema hacia un agotamiento general, y a consecuencia se produce la enfermedad.
En este punto es necesario aclarar que la alteración del eje HPA es una seria enfermedad física creada en el Sistema Nervioso Central y, ciertamente, no es una problema psicológico. Sus síntomas son creados automáticamente mediante reacciones neuroquímicas reflejas que llevan a la hiperactividad del eje HPA.
El Hipotálamo, situado en el centro del cerebro, controla prácticamente cada órgano del cuerpo, principalmente a través del Sistema Endocrino. En particular influencia el Sistema Nervioso Simpático y el Sistema Inmunitario, de donde surgen muchos de los síntomas de la Fibromialgia y la Fatiga Crónica. El Hipotálamo mantiene el equilibrio del organismo controlando: los niveles de energía, el ciclo del sueño, la función muscular, circulación y presión sanguínea, temperatura, estomago y la defensa contra infecciones.
El Hipotálamo obtiene información del entorno y en función de cómo sea coordinará el Sistema Nervioso, los músculos, estomago, circulación y el sistema inmunitario, juntamente con las reservas de energía del cuerpo, para poder responder apropiadamente manteniendo el equilibrio interno. Así podemos pasar de un estado de alerta en situaciones difíciles, y volver al estado de reposo cuando la crisis se ha acabado. O podemos combatir infecciones y luego recuperarnos. De manera similar, los niveles de energía pueden aumentar para hacer frente a actividades urgentes, y disminuir otra vez cuando nos preparamos para el descanso y el sueño.
Cuando por cualquier motivo nos encontramos bajo presión en nuestro entorno o en circunstancias difíciles, el Hipotálamo a través del Sistema Límbico (o cerebro emocional) en primera instancia nos envía emociones para avisarnos y guiarnos sobre que hacer y para animarnos a solucionarlo. Si la persona esta en constante riesgo de sufrir o herirse emocionalmente, y no hace nada al respecto porque ignora, niega o excusa las propias emociones, el delicado balance se pierde y conduce el organismo hacia un desequilibrio crónico (reversible).
Cuando el Hipotálamo activa la alerta éste secreta la hormona Corticotrofina (CrH) la cual estimula la glándula Pituitaria, que de rebote libera la Hormona Adrenocorticotrofic (ACtH) hacia las glándulas Suprarrenales. Estas producen una serie de hormonas que, inicialmente, estimulan el Sistema Nervioso Simpático, el Sistema Inmunitario y que aumentan los niveles de energía. No obstante, bajo constante hiperactividad del Hipotálamo la producción de hormonas empieza a fallar y el resultado es un (reversible) “Agotamiento Adrenal”.
Los que lo sufren pueden experimentar dolor o debilidad muscular, fatiga, dolor de cabeza, ganglios inflamados, poca concentración y pérdida de memoria porque el Hipotálamo hace liberar ciertos agentes químicos que tensan los músculos, que disminuyen la atención, disminuyen la energía, y que alteran la circulación de la sangre a diferentes áreas del cerebro. Un Hipotálamo afectado deja de responder apropiadamente a la información que recibe del Cuerpo. En vez, lo que hace es continuar impregnando el cuerpo con hormonas que estimulan aún más los síntomas.
Las glándulas Suprarrenales fracasan al producir Cortisol adecuadamente (el Cortisol suprime el Sistema Inmunitario) y luego el Hipotálamo asume que el organismo todavía está en mas peligro, activándolo aun mas, hasta que se hace crónico.
Si las presiones del entorno duran mucho tiempo, la Conciencia del Cuerpo crea una memoria celular de aquella amenaza y cada vez que aparecen situaciones ligadas al problema, la memoria química se activa y el Hipotálamo pone el organismo en alerta provocando síntomas cada vez más intensos.
La función principal de Reverse Therapy es ayudar a la persona a entender como y porque se producen los síntomas, para luego volver a conectar con las emociones, tratar el problema y restablecer el equilibrio, equilibrando las propias necesidades emocionales con las demandas del entorno.
Fuente: Reverse Therapy


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :