Revista Comunicación

El móvil en el periodismo del presente y futuro

Publicado el 01 julio 2015 por Humberto M. Fresneda @hmfresneda

Estamos en verano. 40 grados a la sombra. Sol enemigo. No es tiempo de reflexiones muy profundas. La cabeza tiene un límite por encima del cuál distorsiona la realidad. Me vais a permitir que, en esta ocasión, os haga una reflexión particular, breve y sencilla pero importante acerca de una tecnología que, cada vez, es más una verdadera oportunidad periodística.

Es cierto que la tecnología avanza a pasos agigantados. Nuevos medios, nuevos formatos, nuevas formas de comunicarse que lleva a los periodistas a enfrentarse a un nuevo reto más allá del ya delicado reto de comunicar bien. Me estoy refiriendo al reto de informar a través de nuevos medios que sí o sí están emergiendo en el campo de la comunicación.

Y, entre ellos el teléfono móvil. En la pasada cumbre mundial de periodismo celebrada del 17 al 19 de junio en Barcelona, los grandes expertos coincidían en la necesidad de tener en cuenta una tecnología que irremediablemente va a ser la estrella en los próximos años.

Los jóvenes empiezan a consumir información dejando atrás los medios tradicionales. Si lo impreso cada vez más está en el olvido (pobre Guttenberg), la televisión cada vez más decae en favor del vídeo. Pero, indudablemente, el móvil es la extensión que más manejan los jóvenes. Con él se levantan, con él conviven y con él se acuestan. Más de un sobresalto se lleva alguno cuando cree haberlo olvidado o perdido.

Y los periodistas también participan de este particular sentido de la pertenencia. Antes un periodista no era nadie sin una buena agenda. Hoy, además, no es nadie sin un buen móvil.

Por eso, los grandes medios de comunicación, se rompen la cabeza intentando averiguar cómo “fabricar” la mejor información para que sea consumida en los teléfonos y para que sea una herramienta útil para los periodistas.

Y los periodistas presentes y, naturalmente, las generaciones de periodistas futuras deberán conocer muy a fondo las posibilidades de estos aparatos como medios de comunicación.

Vídeo, secuencias, formatos adaptados a una tecnología que unida a la aparición de las redes sociales  (en especial Facebook para los jóvenes y Twitter para todos) están configurando una nueva estructura de la comunicación donde la multimedialidad se erige como la principal bandera del periodismo.

Y permitirme que deje para el curso que viene el análisis pausado y reflexivo de lo que ocurrió en la cumbre mundial del periodismo de Barcelona como os dije en la anterior reflexión. Temas que iremos desgranando en los próximos meses.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revista