Revista Economía

El RACC deja de ser un club deportivo debido a su difícil situación económica

Publicado el 06 septiembre 2010 por Quim @Quim_Marques
A lo largo de la última década el Real Automovil Club de Catalunya (RACC) se ha convertido en la entidad más importante en el ámbito de la movilidad en España con más de un millón de socios y una facturación que ha llegado en algún momento a acercarse a los 500 millones de euros. El RACE (Real Automóvil Club de España), por ejemplo, del que es presidente xx, se mueve en torno a unas cifras que suponen una quinta parte.
Para llegar a este status el RACC, bajo la dirección de Josep Mateu, ha ido tejiendo un entramado de servicios e inversiones que exceden el territorio catalán teniendo un significativo número de socios en el resto de España.
Históricamente el RACE había sido fuerte cuando el circuito de carreras de Barajas estaba en pleno apogeo. Desde que el RACC se embarca en la aventura de crear un circuito permanente en Cataluña, en la década de los 90, las tornas van girando. A día de hoy la entidad catalana oferta un conjunto de servicios a sus socios que cubre todas las necesidades relacionadas con la movilidad, el ocio y la asistencia. Dispone de una cartera de seguros de casi un millón de pólizas. Y el año pasado empezó su aventura latinoamericana en Chile.
Sin embargo la crisis pasa factura y la entidad ha visto como su negocio disminuyó en 2009 casi un 5% aunque la afiliación neta tan sólo lo hizo en carca de un 2%. El bottom line de la cuenta de resultados, el beneficio neto se pudo mantener por encima de los ocho millones, similar al de 2008 (8,5 millones) pero lo que aparece como más preocupante es el descenso del Ebitda (pasando de 14,24 millones a 3,65 millones, una caída de casi el 75%) lo que si no se consiguen generar atípicos durante este ejercicio puede conducir a la entidad a presentar pérdidas a finales de año tal como ya anunció la junta directiva a los compromisarios que acudieron a la asamblea general de la entidad celebrada el pasado 28 de abril. Mateu anunció que el presupuesto de 2010 contemplaba unas pérdidas netas de casi seis millones.
Esta cifra podría ser sensiblemente inferior, e incluso presentar beneficios gracias a algunas operaciones que se han realizado posteriormente como la segregación de la actividad de viajes en una nueva sociedad, RACC Travel, con la entrada de un nuevo socio: Orizonia. Una operación similar a la realizada en 2009 con RACC Seguros y la venta de la mitad de la sociedad a la gala Crédit Mutuel, a través de su filial ACM y por la que el RACC se apuntó unas plusvalías de 26 millones.
En la citada asamblea también se produjo la aprobación de un cambio de estatutos que trascenderá vital para la entidad. El RACC fue creado en 1906 como club deportivo pero ha devenido en mucho más que eso. En realidad es una importante empresa de prestación de servicios. Es por esa razón que se va a transmutar de club en asociación la cual cosa le permitirá acogerse a la nueva regulación de asociaciones del Código Civil catalán, con las ventajas que ello comporta.
J.A. Samarach presidirá RACC Travel
La familia Samaranch tiene desde antiguo hondas raíces en el RACC. El expresidente del COI, Juan Antonio Samaranch, recientemente traspasado, fue desde 1957 vicepresidente de la entidad hasta 1986 que fue nombrado presidente de honor.
Ahora su hijo, Juan Antonio Samaranch Salisachs, consejero delegado de GBS, asumirá la presidencia de RACC Travel al ser el vicepresidente tercero del club automovilístico catalán.
Y desde el primero de septiembre ya opera la nueva agencia de viajes RACC TRavel, constituida recientemente a medias con el Grupo Orizonia. RACC aportará un negocio en marcha en los segmentos vacacional y empresas que comercializa a través de su red de distribución que supuso en 2009 casi un centenar de millones de euros de ingresos. Orizonia Corporación acredita experiencia en las diversas actividades del sector turístico mediante una integración vertical. Gestiona de más de tres millones de viajeros al año.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista