Revista Opinión

EL UNGIDO. Hoy, hace 16 años. 24 de septiembre de 2005.

Publicado el 24 septiembre 2021 por Cronicasbarbaras

En sus discursos ante organismos internacionales como la ONU, los expresidentes Suárez, Calvo Sotelo, Felipe González y Aznar presentaban España como un país homologable con los demás occidentales, y no como unidad de destino en lo fantasmal.
La semana pasada, en Nueva York, José Luís Rodríguez Zapatero cambió esa imagen: ante un auditorio casi vacío, resucitó la España visionaria como profeta ungido con óleos, como sumo sacerdote elegido para salvar a la especie humana.
No se expresó como jefe de un gobierno durante cuatro años, sino como un mesías atemporal con misión redentora: a través de mí el pueblo español le abrirá al mundo nuevos caminos de paz y de justicia.
Presentó esa fe, su Alianza de Civilizaciones, proponiendo erradicar el hambre del planeta en una sola generación. Bill Clinton, que presentaba propuestas más moderadas y comedidas con su Foro Mundial por la Paz, debió quedar chafado, hundido.
Como socio protector ZP tiene a quien le negó la mano a la Reina Sofía por ser mujer, Mohamed Jatami. Y a otros defensores de derechos humanos y de la igualdad de sexos que ahorcan homosexuales. Pero ZP conseguirá casarlos, incluso.
El presidente ofrecía su proyecto insistentemente en nombre del pueblo español, ¡el pueblo español!, representando su voluntad unánime, y recordaba la gracia de Dios que se arrogaba patrióticamente el régimen anterior.
De un Aznar duro, occidentalista, chuleta y pro-Bush, aunque no ungido, se ha pasado a un ungido visionario, ZP, un mesías al estilo del primer Gadafi, o del actual Chávez.
Aunque, afortunadamente, todo el mundo sabe que España es un país poco serio y eso nos salva: España es tarambana como las veletas, preñada de místicos fundadores como Zapatero. Aceptémoslo: España es poco fiable, pero muy profunda y olé.
¡Ea, a rellenar telediarios!.


Volver a la Portada de Logo Paperblog