Revista Opinión

Elespectador.com lo invita a ver “En la cuerda floja” en Imax

Publicado el 30 septiembre 2015 por Diariocubano

El director Robert Zemeckis, el mismo de “Forrest Gump”, “Volver al Futuro”, “El Expreso Polar” y “El Vuelo”, recurre nuevamente a la tecnología, a las “técnicas fotorrealistas y la magia de Imax 3D” para presentar “En la Cuerda Floja” (The Walk), una película con la que quiere que el público “experimente visceralmente cómo se siente alcanzar las nubes”.

Está protagonizada por Philippe Petit (Joseph Gordon-Levitt), quien guiado por su mentor Papa Rudy (Ben Kingsley) y con la ayuda de una estrafalaria banda de reclutas internacionales, superó todos los obstáculos, traiciones, desacuerdos y varias decisiones difíciles para concebir y ejecutar su loco plan. (Ver Tráiler de “En la cuerda floja”).

El filme, que puede ser visto por personas entre los 8 y 80 años, es un “homenaje a las torres del World Trade Center”.

La historia se remonta al 7 de agosto de 1974, un día antes de que Richard Nixon anunciara su renuncia como presidente de Estados Unidos. Fue entonces cuando el equilibrista francés Philippe Petit sorprendió a la ciudad de Nueva York cuando caminó en la cuerda floja entre las torres del World Trade Center, casi terminado y parcialmente ocupado. Los transeúntes, usualmente atareados en su camino, se detenían y miraban lo imposible: un hombre que danzaba en las alturas, aparentemente sobre el aire.

“Cuando ves a un equilibrista en la cuerda floja siempre miras hacia arriba. Nunca tienes la perspectiva de cómo se sentiría estar en las alturas. Nuestra película narra la historia de Petit, pero al final te pone en la cuerda floja y caminas junto a Philippe; presentarla en 3D será una experiencia espectacular y muy emotiva”, explica Zemeckis

Por su parte, el productor Steve Starkey dice que en la película “prevalece ante todo la emocionante historia de la aventura, la tensión implicada en lo que Philippe llama su ‘golpe’. Al final varios de nosotros lloramos, fue un momento similar a lo que sentí cuando leí Forrest Gump”.

La película no sólo muestra quién era Petit y en quién se convirtió sobre esa cuerda floja (su crecimiento, su padre sustituto, etcétera), sino que por primera vez se podrán ver imágenes de la caminata misma, no sólo desde la perspectiva de los observadores en la calle, sino desde la perspectiva de Petit.

“La única evidencia registrada de esa hazaña es un puñado de fotografías fijas”, asegura el actor Joseph Gordon-Levitt, quien también afirma que para él es “excepcional hacer una película en la que los espectadores se pueden sentir dentro del personaje de Philippe cuando vive ese momento increíble, así como todas las esperanzas, temores y fallas que condujeron a esta hazaña. Poder asumir el papel de testigos en una película y estar ahí arriba con el personaje, viendo lo que él vio, es una experiencia sumamente distinta”.

Como una reminiscencia de la propia e inusitada voz de Forrest Gum para resaltar la narrativa en aquélla película, Zemeckis decidió que En La Cuerda Floja sea el mismo Petit quien narre los momentos para añadir una introspección de sus pensamientos al caminar sobre la cuerda floja.

Philippe Petit, el verdadero, afirma que la película es una representación precisa de su golpe en la vida real. “Debo confesar que estaba en el borde de mi asiento, no sólo por la caminata en la cuerda floja, sino por la aventura completa. Al ver la película en Imax 3D me transporté al pasado, a ese día de agosto de 1974. Es mi historia, la conozco bien y sé cómo termina, pero aun así secretamente pensaba, ‘¡Vaya, espero que estos tipos lo logren!'”.

El uso levemente surrealista de la Estatua de la Libertad (igual que Petit, un regalo francés para Estados Unidos) aporta una cualidad de fábula a esta cinta que en Colombia se estrena el 8 de octubre.

“Es una historia verdadera”, dice Zemeckis, “todos los detalles son reales, pero también tiene un efecto de ‘había una vez’, sientes que se trata de un tiempo y un lugar perdidos en la historia, así que yo deseaba combinar lo literal con lo figurativo”.

El proyecto fue sumamente intrigante para el supervisor de efectos visuales debido al enorme reto que presentaba: debía recrear desde cero el entorno completo de Nueva York en 1974, tal como se veía desde una altura de miles de pies en el aire, entre dos edificios que fueron derrumbados.

“Tuvimos que construir todo, desde el vestíbulo del World Trade Center hasta el centro de la Ciudad de Nueva York en 1974. De hecho el área de diseño de producción recreó el techo de una de las torres en un gran estudio”, dice Kevin Baillie.

“Era un set enorme, impresionante y genial, pero todo a su alrededor, la niebla que se arremolinaba entre los edificios, las torres mismas elevándose sobre la ciudad, todo se creó digitalmente con base en referencias fotográficas. Es obvio y triste que las torres ya no existen, pero se debían sentir plenamente reales y presentes al 1,000%, pues conforman la médula emocional de la película”, añade.

Los realizadores también quisieron transportar a los cinéfilos a un momento en el tiempo en el cual las torres, o al menos nuestra percepción de ellas, tienen un nuevo enfoque.

“Al principio a nadie le gustaban las Torres Gemelas. Mientras las construían, todos en Nueva York pensaban que parecían gabinetes de archivo. Después de la caminata en la cuerda floja, a las personas les fascinaron las torres. Tenían personalidad. Cuando Philippe Petit caminó entre ellas súbitamente se transformaron en algo poético”, recuerda el director de efectos.

“En la cinta las Torres tienen una gran presencia como personajes”, finaliza Zemeckis.

Elespectador.com y Sony Pictures lo invitan al estreno de la película “En la Cuerda Floja”, función que se realizará el sábado 3 de octubre a las 10:30 de la mañana en Imax de Plaza de las Américas (Bogotá). Participe por una boleta doble enviando un correo a [email protected] diciendo por qué quiere asistir. No olvide sus datos personales. Este concurso es válido solo para residentes en Bogotá.

Via:: Colombia


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas