Revista Salud y Bienestar

En libertad tres de los ocho guardias civiles detenidos por quedarse con droga

Por La_penultima

Los Guardias Civiles en el aeropuerto

En libertad 3 de los 8 guardias civiles detenidos por quedarse con droga

Tres de los ocho agentes de la Guardia Civil que fueron detenido por quedarse con alijos de droga y objetos de los pasajeros en el aeropuerto de Ibiza ya han sido puestos en libertad, según informan fuentes de la Guardia Civil.

 

La pareja de uno de ellos, considerada cómplice y que también fue detenida, también ha sido puesta en libertad.

Los que aún permanecen detenidos pasarán esta misma tarde a disposición judicial para quedar después, posiblemente, en libertad.

 
La Guardia Civil de Ibiza se vio obligada a detener ayer a ocho de sus agentes destinados en el aeropuerto porque se estaban quedando con pequeñas candidades de droga y algunos objetos que intervenían durante los cacheos que realizaban a los pasajeros.

La investigación no fue nada fácil, y el pequeño negocio que los agentes se tenían montado en la sala de cacheos no hubiera sido descubierto sino fuera por la colaboración, precisamente, de un narcotraficante, que no dudó en confesarle al juez que estaba siendo procesado por menos droga de la que le habían intervenido los agentes.

Además, en mitad de la investigación los guardias civiles descubrieron las cámaras con las que estaban siendo investigados, lo que complicó todavía más la operación, e incluso imposibilitó que se pudiera desenmascarar a más agentes. Todo comenzó el pasado mes de mayo tras la detención de un hombre de nacionalidad búlgara que pretendía introducir en la isla 490 gramos de cocaína en pequeñas bolas de 4 gramos cada una.

Los agentes del aeropuerto le interceptaron e intervinieron la droga. Sin embargo, cuando prestó declaración ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Ibiza se dio cuenta de que la cantidad de droga que figuraba en el informe de los agentes no era la misma que él había tradado de introducir. Así es que no dudó en decirle al juez que habían desaparecido nada menos que cinco de 5 de estas bolas, con aproximadamente 20 gramos de cocaína.

Aquello encendió las alarmas en Asuntos Internos de la Guardia Civil, ya que existían indicios más que razonables de que los guardias civiles que habían participado en la detención se hubieran quedado con la droga.

Es por ello que, tras conseguir la pertinente orden judicial, la Guardia Civil instaló cuatro microcámaras de vigilancia en los conductos del aire acondicionado de las dos salas en las que los agentes realizaban los cacheos e incluso se cambiaban para trabajar.

Durante las semanas que se prolongó la investigación, coincidiendo con la mayor operatividad del aeropuerto de Ibiza, la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil logró desenmascarar a nada menos que ocho agentes y a la pareja de uno de ellos que, al parecer, estaban utilizando como cómplice.

De acuerdo con las imágenes que mostraban las cámaras se estaban apropiando indebidamente de pequeñas cantidades de droga que luego no figuraban en los informes de sus actuaciones, que falsificaban en connivencia con sus compañeros. Y no sólo se trataba de droga, sino que también se pudo comprobar que los guardias se estaban quedando con diversos efectos de los equipajes de los viajeros tales como prendas de vestir, un dispositivo electrónico y un perfume. Los agentes están acusados de presuntos autores de apropiación indebida, falsedad documental y tráfico de drogas.

Todos los detenidos, incluida la pareja de uno que actuaba como cómplice, fueron ayer trasladados a las dependencias de la Guardia Civil de Ibiza, y se espera que entre hoy y mañana pasen a disposición judicial.

El instituto armado ha señalado que no contempla más detenciones en relación a este caso.

No es la primera vez que en Ibiza se producen detenciones de agentes de la Guardia Civil vinculados con el tráfico de drogas.

En febrero de 2011 dos agentes de la Guardia Civil fueron acusados de tráfico de drogas, revelación de secretos u omisión de su deber de perseguir delitos en el marco de la operación Benimussa, mientras que cuatro más fueron imputados al descubrirse que eran consumidores de estupefacientes.

Posted on agosto 30, 2012 by La Penúltima


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :