Revista Opinión

En medio de un conflicto, judíos y musulmanes en Estados Unidos buscan la solidaridad

Publicado el 15 mayo 2018 por Tablazo Tablazo Cubanoti @tablazocom

DETROIT (AP) – Mientras los disturbios se extienden por Medio Oriente, los judíos y musulmanes estadounidenses han formado alianzas para construir confianza y buscar la solidaridad de maneras más ambiciosas que en el pasado, un agudo contraste con la violencia que envuelve a su patria esta semana.

Musulmanes y judíos han enviado miembros a mezquitas y sinagogas para conocer sus respectivas religiones, realizaron un viaje conjunto para visitar sitios de derechos civiles en el sur y formaron asociaciones en las que participaron directores ejecutivos de grandes corporaciones. Los líderes de los grupos dijeron que los desafiantes eventos mundiales han impulsado los esfuerzos de alcance, incluida la violencia en Gaza, la transferencia del gobierno de Trump de la embajada de Estados Unidos en Israel a Jerusalén, la prohibición de viajar de países mayoritariamente musulmanes y la creciente preocupación por crímenes de odio.

“Si alguna vez hay un momento para hablar, es ahora”, dijo el director ejecutivo del grupo NewGround, Aziza Hasan, con sede en Los Ángeles.

NewGround ha proporcionado programas de capacitación en liderazgo para varios cientos de profesionales de las dos comunidades. Un evento reciente fue una cena en el patio trasero en Los Ángeles en la cual los invitados discutieron el enfoque de la muerte de sus religiones: qué rituales están involucrados, cómo se desarrolla el proceso de duelo. Los participantes se conmovieron por las similitudes en las tradiciones de sus dos religiones.

“Algunas personas estaban al borde de las lágrimas mientras cavaban”, dijo Hasan.

Tal vez la iniciativa de mayor alcance sea el Consejo Asesor Judío Musulmán, que comenzó hace dos años trabajando para expandir la legislación sobre crímenes de odio. Ahora, el consejo, un equipo interreligioso sin precedentes de líderes empresariales, políticos y religiosos, está lanzando una iniciativa que envía miembros judíos a mezquitas y musulmanes a las sinagogas para hablar y escuchar de manera que rompa las barreras entre ellos.

Farooq Kathwari, copresidenta del consejo y CEO de Ethan Allen Interiors, dijo que la violencia a lo largo de la frontera de Gaza con Israel, donde docenas de palestinos fueron asesinados por las tropas israelíes el lunes, plantea una prueba para el proyecto de extensión.

“Tenemos que duplicar nuestros esfuerzos para permanecer juntos”, dijo Kathwari. “Espero y rezo para que esta crisis se convierta en una oportunidad para la paz”.

Otro grupo nacional ambicioso es la Hermandad de Salaam Shalom, que reúne a mujeres judías y musulmanas interesadas en aprender unas de otras. Fundado en 2010, ahora cuenta con más de 2.700 miembros en aproximadamente 150 capítulos que abarcan 27 estados. Buscando nuevas ideas para combatir el fanatismo, varias docenas de mujeres viajaron a Georgia, Alabama y Tennessee en abril, visitando sitios conmemorativos del movimiento por los Derechos Civiles.

“Queremos aprender a hablar en contra del odio”, dijo la cofundadora Sheryl Olitzky, que es judía.

El otro cofundador, Atiya Aftab, es un abogado que enseña leyes islámicas en la Universidad de Rutgers. Ella describió el derramamiento de sangre en Gaza como desgarrador, aunque dijo que motivaría los esfuerzos del grupo.

“Como personas de fe oramos para que sigamos viendo el amor y la humanidad de Dios el uno al otro”, dijo.

Para aquellos que buscan construir puentes, ha habido algunos ejemplos inspiradores. En Alemania, más de 2.000 personas -judíos y musulmanes entre ellos- se pusieron cascos judíos y salieron a las calles recientemente para protestar por un ataque antisemita en Berlín en el que un solicitante de asilo sirio es sospechoso. En los Estados Unidos, las comunidades musulmanas de Filadelfia y San Luis recaudaron fondos el año pasado para ayudar a restaurar los cementerios judíos destrozados.

El Consejo Asesor Judío Musulmán espera que sus nuevos esfuerzos de divulgación se beneficien de la buena voluntad generada por su apoyo a la legislación federal que impulsaría las sanciones por amenazas de violencia contra las instituciones religiosas. La medida fue aprobada por la Cámara de Representantes en diciembre con una votación de 402-2, y los funcionarios del concejo esperan que pase el Senado por un margen similar.

El consejo espera ampliar su influencia con un número creciente de afiliados regionales, incluidos Los Ángeles, Filadelfia, Dallas, Miami y, pronto, Detroit. Stanley Bergman, el CEO de Henry Schein Inc. y el otro copresidente del consejo junto con Kathwari, dijo que esos grupos pueden ayudar a calmar los “prejuicios de ambas partes” a través de eventos y conversaciones específicas a las preocupaciones locales.

El consejo tomó forma en 2016; Bergman cree que un factor clave fue que numerosos ejecutivos corporativos se sobrepusieron a la desconfianza de participar en tal esfuerzo interreligioso. Ahora, dijo, “está encontrando a muchos más líderes de negocios hablando de respeto y eligiendo palabras civiles”.

Los esfuerzos conjuntos se producen cuando muchos musulmanes dicen que las palabras y políticas del presidente Donald Trump, como la prohibición de viajar, provocan un aumento de las amenazas y los ataques. El Consejo sobre Relaciones Estadounidenses-Islámicas dijo el mes pasado que “la retórica xenófoba de Trump” ha “proporcionado una apariencia de legitimidad al fanatismo” y contribuyó a un salto del 15 por ciento el año pasado en crímenes de odio anti-musulmanes y otros actos de prejuicio.

Los líderes del consejo asesor evitan las críticas directas a Trump, argumentando que los casos de crímenes por prejuicios han estado aumentando por un tiempo y la polarización lo precede.

“Nuestro presidente se sale con la suya, lo que a veces funciona, pero un impacto negativo puede ser que también divida a las personas. Lo que tenemos que hacer es … avanzar, pero también unir a la gente”, dijo Kathwari.

La Hermandad de Salaam Shalom también aborda cuestiones políticamente cargadas con precaución.

Conscientes de que algunos intentos de compromiso interreligioso han fracasado por las diferencias en la política israelí-palestina, el manual de la Hermandad aconseja a sus capítulos evitar el diálogo sobre ese tema “hasta que se haya establecido confianza y respeto entre los miembros del capítulo”. La semana pasada, con el agravamiento de las tensiones en Medio Oriente, la Hermandad convocó a una reunión especial por última vez entre los líderes de su capítulo para proporcionar capacitación sobre cómo abordar el conflicto.

Ambos cofundadores dicen que la misión de la Hermandad ha adquirido una urgencia extra durante la presidencia de Trump.

Desde las elecciones, sostiene Olitzky, ha habido un “aumento demostrable de los actos de odio antijudíos y antimusulmanes” que ha servido para unir a las comunidades judía y musulmana de maneras nuevas.

Muqtedar Khan, profesor de ciencias políticas y relaciones internacionales en la Universidad de Delaware, cree que las condiciones sociales y políticas conducen a una mayor solidaridad entre las dos religiones.

Políticamente, él espera que ambas comunidades jueguen roles cada vez más vitales en el Partido Demócrata mientras ven al Partido Republicano liderado por Trump como hostil a las minorías. Socialmente, ve a la generación más joven de judíos y musulmanes estadounidenses como más propensos que sus mayores a ser aliados.

Un ejemplo: IfNotNow, un grupo de jóvenes activistas judíos que se oponen al tratamiento que Israel da a los palestinos, ha estado coordinando algunas de sus actividades de protesta con los musulmanes estadounidenses por Palestina.

“Tienen un terreno común en la búsqueda de justicia social en Estados Unidos”, dijo Khan.

__

Crary informó desde Nueva York.

Lee mas
https://apnews.com/4b8fb48d34aa40bb8244426a6def62c5


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas